Ni las leyes internacionales

Agazapado entre los cubos de basura, llorando de miedo y temblando, Christofer esperaba que el megáfono del patio chirriara la estridente melodía que marcaba el final de la jornada escolar. Llevaba allí cincuenta minutos aunque a él le pareció un siglo. La vieja maestra se había sentido indispuesta a última hora y les había mandado a casa. Pero George, un gigantón ceñudo y fofo, maltratado por su padre, le había pedido 2 euros de peaje por cruzar la puerta del patio. Christofer no tenía dinero y como consecuencia recibió dos puñetazos en el estómago. Hubieran sido más si se hubiera quedado. Sus enjutas patas retrocedieron corriendo hasta acomodarse entre el olor putrefacto de los residuos depositados en los cubos de basura. El matón del patio le estuvo buscando pero el conserje se cruzó en su camino y tuvo que abandonar la búsqueda y el colegio. Lo peor de todo es que siendo George un niño maltratado, nadie del colegio tomaría medidas contra él. Todo el mundo, profesores, Directora y Jefe de Estudios tenían un concepto equivocado de George, a quién estimaban como un niño bueno y con tremendos problemas en el entorno familiar.”

Relato Corto. ©J. Celemín

Lo que ayer le sucedió al presidente Evo Morales en su viaje de vuelta desde Moscú a La Paz no es sino otra barrabasada más de ese blanco presidente americano de tez oscura, premio Nobel de la Paz, para más señas, quién como muchos de sus antecesores se comporta como el matón del colegio haciendo de su capa un sayo, saltándose todo tipo de legislación internacional y comportándose como un verdadero capo mafioso.

Que la CIA, la NSA o toda la ralea americana nos espíen, que manden aviones no tripulados a Pakistan a bombardear indiscriminadamente, a matar inocentes o que se salten toda legislación diplomática internacional por un rumor, son actos cuyo finalidad es subir la popularidad del negro blanco entre la enardecida población nacionalista, narcisista y boba que campa por los Astados Unidos.

Claro que es aún peor que Gobiernos independientes como Francia, Portugal o el siempre sumiso desgobierno español, acepten ese papel de sherif de medio pelo. Y claro, como no podía ser de otra manera, al hombre menos capacitado, al egregio mas inútil, al que sale dando conferencias de prensa en monitores de plasma, al que no entiende su letra, al que no dice nada porque no sabe y al que nunca ha explicado cuántos años ha estado cobrando como registrador sin ejercer o si cobró o no sobresueldos en sobres de su partido para hacer negocios, sólo le preocupa que Snowden “no estaba en el avión”. El haber dinamitado las relaciones internacionales, el haber creado un conflicto diplomático con Bolivia y con media Iberoamérica, eso al más inepto de los egregios faescistas, no le preocupa. Eso no es importante. Quizá esté esperando que, como el insufrible gastador de la botella, le inviten al rancho del negro blanco a poner los pies calzados con botas de cowboy encima de la mesa, mientras se fuma un puro importado en secreto de las factorías cubanas.

¿Que hubiera pasado si en el periplo Moscú-París-Las Palmas-Roma-Viena, el avión se hubiera quedado sin combustible y hubiera sufrido un accidente? ¿O es que era eso lo que los dementes americanos pretendían?

Y todavía se preguntan porque generan tanto odio en todo el globo terráqueo.

Anuncios

11 comentarios en “Ni las leyes internacionales

  1. Pingback: Ni las leyes internacionales | EL VIL METAL. | ...
    • Dame, que me lo merezco por mezquino. A veces dudo de lo más evidente. Y en esta ocasión, dudé y en lugar de acudir a la RAE, me tiré a la piscina y ésta estaba sin agua y con colcodrilos hambrientos.

      Gracias amigo por tu fidelidad, por estar ahí y por corregir mis delirios.

      Salud

  2. La hipocresía esta tan arraigada en la cultura occidental, que nos impide razonar. Solo lo bueno, es lo que hacemos nosotros, lo que pensamos nosotros. Tenemos que hacer lo que dicta nuestro “plasma”, todos somos serviles esclavos del jefe del Imperio y como buen matón de patio de colegio, tenemos que ser más crueles, que el matón y no debemos dar dos puñetazos en el estomago, tenemos que dar tres, no vaya a ser que el autentico matón nos considere débiles y nos golpee a nosotros.
    Por cierto, si no estaba en el avión, se le mete y si es necesario, con dos o tres reconocidos y confesos espías, para justificar lo injustificable.
    No son los aviones los que se precipitan sobre los paquistaníes. Son los propios paquistaníes, los que se arrojan contra los aviones, los cuales les evitan el seguir transitando por esta triste vida, plagadas de hambrunas, enfermedades y dolores. Vamos, un acto, totalmente misericordioso, que encima no es agradecido. Al más puro estilo de Malatesta, juro por los más de dos millones de los clavos de Cristo, existentes y venerados en sus respectivos relicarios, que no sabemos agradecer los enormes sacrificios efectuados por el matón, para educarnos en el chantaje, en el respeto al fuerte, a llevar siempre dos euros encima y estar dispuesto a facilitárselos grácilmente. Creo que los “prescindibles” somos nosotros, pobres ignorantes, que creemos que podemos regatear al matón, que nos ocultamos a la espera de mejores tiempos para la lirica.
    Un fuerte abrazo.

    • Amigo, me gusta esta manía tuya de entrar y dejar esas estupendas ironías. Como en casa Manolo. Y ya que has mencionado a Malatesta, sólo faltaba que se pasara por aquí y dejara su sello.

      Salud amigo. Mucha salud.

  3. Magnífico relato.
    No es solo una agresión contra Bolivia y Evo Morales. Es una agresión contra América latina.
    Los prisioneros ilegales si pueden sobrevolar el espacio aereo europeo
    pero no un presidente sospechoso de dar asilo político a Snowden.
    Se atreverían a hacerlo con Obama. Seguro que no.
    Se han saltado el derecho internacional y una vez más nos demuestran que somos una colonia más de USA.Vergonzante.
    Le pediría disculpas al presidente Evo Morales y le diría que tenemos un gobierno ameba.
    Salud

    • Creo que Morales al igual que maduro ya sabe que no todos estamos representados por estos analfabetos de la tolerancia y seguidores del hijoputismo deslustrado.

      Y me ha gustado mucho que recuerdes los vuelos de la CIA a los que nadie puso los reparos que le han puesto a un mandatario extranjero.

      Ya se sabe que los matones están llenos de complejos. Y cuando uno quiere ser blanco siendo negro, suele comportarse como un blanco aún más cabrón.
      Salud, amiga.

  4. No me gustan las palabras soeces, pero se las tienen bien merecidas: Son unos auténticos HIJOS DE PUTA.

  5. Lo de Evo Morales es una muestra –otra más- del permanente ninguneo al que algunos sectores domésticos del poder político y económico tienen con respecto al cono sur americano. Hablamos no sólo de la miopía de una derecha que carece del más mínimo nivel cualquiera que sea la categoría de la que tratemos, sino –como bien apuntáis, Cele y comentaristas- de su idéntica vocación de plegarse permanentemente a los pies del todopoderoso “amigo americano”.

    A la parte más insoportable de este país de cabreros, paletos y meapilas, habría que decirles que ya está bien de mirar por encima del hombro y con tan estúpida prepotencia a países de los que tenemos mucho que aprender todavía.

    La vergüenza que algunos sentimos es la de estar “representados” por semejantes e incompetentes energúmenos. Tan energúmenos como aquellos que les han dado su voto, corresponsables igualmente del desaguisado.

    Salud, amigos.
    (¿Todo bien, Cele?) Un abrazo. El micro relato me ha gustado tanto como tu artículo.

Los comentarios están cerrados.