Dignidad y respeto, ¡Por Favor!

Llevaba todo el día deambulando por callejuelas sombrías, estrechas y sucias. En varias ocasiones se había librado por poco de ser cubierta por orines que, al grito de “agua va”, rebosaban por los desvencijados y estrechos ventanucos del Madrid más sucio, nauseabundo y marrullero. Las casas torcidas y apiñadas unas contra otras elevándose misteriosamente debido a la prohibición de construir fuera de las marcas y la necesidad de acomodar a tanto buscavidas, petimetre, ladronzuelo, manolo, pícaro y desheredado que acudían a la Villa y Corte como las moscas acuden a una boñiga fresca de vaca.

Ella era una mujer sola, joven, de onerosos pechos, cintura estrecha y un trasero rimbombante. Así que, en una sociedad dónde la mujer era considerada en una escala inferior al de una acémila, corría el peligro de que cualquier gañán que se diera cuenta de su situación, intentara montarla. Había escapado de un padre ruin, miserable y avaro que la había dado en cuerpo y alma a un rico comerciante con los dientes más negros que un trozo de lignito y los modales de un verraco de 30 arrobas.

Tenía hambre y para saciarla, solo le quedaban dos caminos: robar o hacer que la montasen por dinero. Y sola, joven e inexperta, tenía la impresión de que montarla la montarían, pero no sacaría ni un real con ello.

Su raído jubón no hacía sino agrandar el peligro. La falta de un rebociño o coleto que le tapase el nacimiento del pecho o de un gabán que los disimulara y la exuberancia de su naturaleza, eran como un imán para rufianes, borrachos, y hombres en general.

Ya era de noche y la sed y el hambre le hicieron salir de su mugriento escondrijo. En una noche del tórrido verano madrileño su cara y su cuello brillaban a la luz de la luna. No se veía a nadie en derredor. Salió a la fuente. Bebió un largo trago de una de las bocas de ángel de las que manaba el agua. Su jubón empapado dejaba entrever las areolas de sus pechos. El agua había servido de bálsamo para su sed y para sus calores. Se mojó el largo pelo negro y lo sacudió al aire. Quedó paralizada. Ocho enormes ojos y una decena de mellados y maléficos dientes la miraban con ojos libidinosos. No los pudo esquivar. El primero la arrancó el jubón de un manotazo y uno a uno entraron dentro de ella de forma violenta y sucia. Finalizaron pronto y salieron corriendo a la vista de un farol que se acercaba. Eran los alguaciles que acabaron aherrojando a Sabina y llevándola al Saladero acusada de ejercer la prostitución.”

Relato corto © J. Celemín.

Hoy no quiero hablar de política, o quizá si porque todo esto que está pasando es consecuencia del manto de ignorancia, estupidez y falta de conciencia social que cubre como la lepra a una parte importante de la ciudadanía.

Resulta indignante, sumamente frustrante y muy machista y asqueroso que algunos jóvenes, probablemente con un nivel de alcohol en sangre importante (lo cual no es un eximente, sino un agravante), aprovechen las masivas fiestas de la geografía hispana para pasarse diez pueblos y tratar a las mujeres como si fueran un mono de feria.

Captura de pantalla 2013-07-11 a la(s) 23.31.24

Veíamos el otro día una foto de una chica empapada en vino y subida a hombros de un mozo en los Sanfermines. No sé si la chica se quitó por propia voluntad la camiseta, lo cual no es ninguna escusa para lo que sucede a continuación. Manos y manos de unos mozos estúpidos acaban tocando todo lo tocable del cuerpo de la chica, le arrancan la camiseta de los brazos, el sujetador, los pantalones. Todo dios mete la mano allí dónde puede. Los demás ríen la gracia ignorando y mancillando la dignidad de la chica.

Captura de pantalla 2013-07-11 a la(s) 23.31.36

Aprovechando las aglomeraciones de la fiesta de San Joan en Menorca, unos cuantos cabestros acaban acorralando a un par de chicas, manoseándolas y arrancándoles la ropa a la fuerza. Otra foto de impacto. Manos y manos que tocan todo lo que pueden, desgarran prendas y tiran de ellas como si fuera chicle.

Captura de pantalla 2013-07-11 a la(s) 23.31.52

Por último y de vuelta a los Sanfermines, una reportera de TVE, después de ser empapada en vino es agarrada por un mozo que acaba metiéndole la lengua hasta la campanilla sin su permiso. Pero lo peor viene después, cuando el bobo de turno, el compañero puesto a dedo por estos asquerosos trileros en la tele que debería ser de todos y que, sin embargo es una puñetera mierda para dar trabajo a unos pocos ineptos afines, acaba soltando “¡Maribel, no provoques a ese chico, por favor!”. ¿Provocar? ¿Hacer el trabajo de reportera entre cientos de machistas llenos de testosterona y de alcohol es provocar? ¿Que tipo de comentario es ese para quién se supone es una persona educada en la tolerancia y en el respeto a las demás personas? ¿Quiso decir con ello que las mujeres van provocando y que todo lo que les pase es culpa suya?¡¡¡ SINVERGUENZA!!!!

Estamos llegando a un punto de ruptura y de vuelta a situaciones que ya creíamos superadas. La pérdida de derechos no viene sola. Con ella viene el olvido de la tolerancia, del respeto hacia la mujer, hacia el distinto, hacia el de otro color o el de otra cultura. Estamos llegando a un punto en el que todo vale y todo se le achaca a la famosa crísis. Se pierde el respeto, se aboga por la necesidad de divertirse para olvidar y siempre acaban pagando los más débiles.

Oímos como en la Plaza del Tahrir de El Cairo algunos hombres deben defender a las mujeres de los asquerosos que creen que tienen cualquier derecho sobre ellas por el hecho de ser hombre. Oímos consternados como se violan mujeres y niñas en la India. Pero no nos damos cuenta que esto que sucede aquí no es diversión, es violación. Se viola la dignidad de las mujeres, su integridad y sobre todo, se viola la inteligencia y la decencia de las personas que creemos firmemente que todos somos iguales y que todos tenemos el derecho de desnudarnos cuando queramos y con quién y ante quién queramos, sin que eso signifique una llave maestra para violar, atacar, manosear o cualquier acto contra la dignidad de esa persona.

Vamos de culo y cuesta abajo, a paso firme hacia una nueva edad media. Sin derechos laborales, sin salarios decentes y pagando nuestra frustración y nuestro cabreo, en lugar de contra el que abusa, contra el más débil. Ya sea en forma de violencia física, ya sea en forma de violación contra la mujer a la que se cree inferior y sin derechos.

Paren que yo me bajo aquí.

 

Anuncios

20 comentarios en “Dignidad y respeto, ¡Por Favor!

  1. Apreciado Celemín,

    mostrar la ropa interior, en plena borrachera de testosterona y alcohol, es tan temerario como exhibir un billete de 500 euros en pleno hemiciclo. Puede desgañitarse vivo exigiendo dignidad y respeto.

    • Manosear a una mujer, sin su consentimiento es como llegar a casa de usted y porque esté la puerta abierta (por el calor, por ejemplo) alguien penetre, coja lo que quiera y se vaya tan ancho.
      O peor. Si usted justifica eso, por el alcohool o la testosterona,¿ le gustaría que a su hija que estando de fiesta y con unas inaguantables ganas de mear, acaba miccionando entre dos coches, y que un desgraciado borracho que pasa por allí, como está enseñando, lo que según usted es peligroso, la acabe violando?
      NADA justifica propasarse. Y como digo en el artículo, todos tenemos derecho a enseñar lo que queramos y a llegar sólo hasta donde queramos y NADA justifica una agresión.
      Salud.

      • Soy mujer de 43 años y, a estas alturas, no me va a enseñar usted lo que es la falta de respeto. Mi comentario iba en la línea de saber autoprotegerse. Ayer, precisamente, pude leer en un enorme cartelón expuesto en la consulta de mi ginecóloga que 1 de cada 3 mujeres ha sufrido un abuso sexual en su vida, que 2 de cada 10 ha sido violada y que el 80% de las agresiones provienen de familiares o conocidos. Vivimos en una sociedad abiertamente hostil contra niños, ancianos, discapacitados,… y mujeres. Admitirlo e intentar sobrevivir no es justificar, ni mucho menos someterse a nada, ni a nadie. Vuelva a mirar la foto y cuente el número de mujeres que rodean a la vejada.

        • Dos no discuten si uno no quiere, y yo no quiero.
          Fígese que cuando aprobé el comentario me dió la impresión de que era usted mujer.
          Su segundo comentario, lo comparto en casi su totalidad, el primero no.
          Aquí no se enseña nada. Cada uno aprende lo que quiere. Esa es la libertad.
          Por lo demás, estoy encantado de que visite este blog y de que de opinión.
          Salud

  2. Uno de los componentes de la vida, son las decisiones. Estas pueden ser voluntarias, involuntarias e impuestas. Con relación a estas últimas, todos sabemos lo que es vivir en un régimen, en un sistema, en un modo, donde todas tus acciones son impuestas. Todo lo que haces, desde tu forma de pensar, hasta tu forma de vestir, viene impuesta por la moral del poder, la moral de la iglesia, la moral de los banqueros, la moral de los burgueses, la moral del dinero, la moral de la meritocracia, etc., etc.
    Todo esto hace que tu libertad, sea ínfima, mínima, ridícula.
    En un reciente viaje a Turquía, comentaba con el Sheriff, esto de la vestimenta de las mujeres, se solucionaba, en cuanto los hombres tuvieran que ir tapados desde el pie, hasta el último pelo.
    Os imaginais un hombre subido a los hombros, sometido a decenas de manos, que le arrancan la ropa, mujeres que abusan de su superioridad, para tocarle, desnudarlo, humillarlo, intimidarlo y a forzarle para tomar una decisión, que probablemente el no quiere.
    Saludos
    La Repú

    • Es evidente amigo que lo mejor, antes de actuar es ponerse en la situación del otro. Lo que no quiero para mí, tampoco lo quiero para nadie. Y ese principio, hay muchos/muchas que no lo respetan.
      Salud, amigo y como siempre, un placer leerte.

  3. No se puede explicar mejor !!
    “NADA justifica una agresión”.
    Intolerable en cualquier situación y si no se respeta a una persona cuando cuando se está trabajando ya da pistas sobre el depravado.
    Y de paso recordar el beso que pidió Floriano a Cristina Pardo cuando le preguntaba sobre el presunto ladrón Barcenas. Por favor!!

    • O el boli que el insufrible le metió en el canalillo a otra reportera. Los de la caspa, la misa diaria y el haz lo que digo pero no lo que hago, son asi. Se creen mejor que el resto de los ciudadanos y se sienten por encima de mujeres, negros, amarillos, rojos, gays, lesbianas, gitanos, hortodoxos, musulmanes, etc. En general se sienten mejor que cualquiera que no tenga dinero. Esa es la moral cristiana que han/hemos mamado.

      Salud, amiga

  4. Cuando se humilla y se veja de esa manera a una mujer, nos lo hacemos a nosotros mismos. Nos lo hacemos a nosotros mismos, porque se lo hacemos a nuestra amiga, a nuestra compañera, a nuestra vecina, a nuestra hija, a nuestra hermana, a nuestra madre y a nuestra dignidad como hombres que somos y no como sementales en celo.

    Parece ser que, si la agresión a una mujer se comete bajo un contexto de fiesta, diversión y desparrame, resulta eximente, y por qué no decirlo, incluso simpático “estos chiquillos… jóvenes divirtiéndose”.

    Esto es otra muestra más, de que algunos no tienen ni puta idea de lo que es estar de fiesta, ni pasárselo bien. Similitudes con la propia “fiesta taurina”, donde unos se lo pasan de puta madre con la tortura de un animal y además luego atacan en manada a hembras desprotegidas (o no) de su propia especie.

    Ese es precisamente el detonante de todo esto, el efecto manada dentro de un ambiente festivo o de algarada. Señal inequívoca de que estamos perdiendo algo más que derechos.

    • Efectivamente amigo. Al final son más las cosas que les unen a las personas inteligentes y libres que los matices que algunos sienten como barreras infranqueables.
      Al igual que nuestro amigo común, La Repú, te prodigas poco por aquí y es una pena. Seguro que la amiga Lume, Narbona, JM, Pacrbe, etc, están de acuerdo.

      Salud

  5. Queridos amigos, estamos volviendo a la postguerra donde todo les estaba permitido a los “machos” y que mientras mas vejaban a la mujer,, mas machos se creian. Donde el hombre desaparecía para dar paso a la bestia.
    Me trae muy malos recuerdos todo ésto. Una de las veces en las que me perseguian por Barcelona estas bestias disfrazadas de personas y cuando ya no pudiendo mas me acerqué a un policía para que me defendiera, él se rió de mi y me dijo que la culpa era mia por estar tan buena y que si no estuviera de servicio él haria lo mismo. No os podeis imaginar la indefensión que se siente. Aunque creo que sí, que vosotros si os lo imaginais y por eso salís de forma tan maravillosa en nuestra defensa. Han vuelto al poder los hijos de los antiguos fascistas y ésto se nota.

    • ¡Querida Luna, Eres una gran caja de sorpresas!
      Debiste de sufrir mucho en el pasado contra estos bárbaros. Y ahora, los que no saben nada de eso, se creen que son historias del abuelo cebolleta.
      Salud, amiga.

    • Si, yo también. Pero creo que ha sido decisión propia apartarse no sólo de aquí, sino de otros blogs en los que intervenía. Creo saber porqué, aunque supongo que a él le no le parecería bien que lo hiciera público.
      Si por un casual nos lee, le diría que necesitamos su parte de verdad, su opinión sincera y la posición de alguien que demuestra que en ese lado, no todos son iguales. Y él, menos igual que ninguno.
      De verdad que no podemos desestimar personas tan valiosas.

      Salud.

  6. Yo pienso que todo es consecuencia de la misma evolución política a la que n os tienen sometidos. Evolucionamos para atrás. Al igual que en todos los palos que tocan ésta pandilla de delincuentes “presuntos” claro, y aquí estamos viendo los resultados de los recortes, etc. etc. Amigo Cele, nos acostumbras mal, porque te superas en cada entrada. Afortunados que somos. Al amigo Donato, que nos visite con mas asiduidad aunque sea pagando, coño. Narbona, yo tb. por supuesto echo de menos a Red Varon, pero él ya anunció que tenía dificultades para no participar, porque le ocupaban otros asuntos. Bueno salúpatós y pasarlo bien en el tiempo libre, pero sin meter mano a desconocido/as.

    • Si amigo pacorbe, como digo al principio, todo es consecuencia de los mismo. La inseguridad, la rabia y el malestar, algunos lo expulsan inadecuadamente vengándose del más débil, del que no tiene culpa. Es aquello de el pez grande se come al mediano, el mediano al chico y éste al plancton.
      Y ya que estamos recordando, me gustaría también que Mº Dolores volviera por aquí, Viriato, y algún otro que se han ido quedando en el camino.
      La diferencia enseña y la discrepancia, mucho más.

      Salud

Los comentarios están cerrados.