Democracia en diferido

Captura de pantalla 2013-07-18 a la(s) 22.49.06

Dicen los de The Guardian que la sociedad española está en la indefensión. He estado pensando en ello y desde el punto de vista de un ciudadano educado en que la mentira es algo intolerable, el latrocinio una rareza entre los dirigentes políticos y el servicio al ciudadano la principal misión de un político, es normal que la situación de España se vea así desde los ojos foráneos.

Comentaba el otro día con un Inglés que vive en España, pero que lleva poco tiempo aquí, la situación del Presidente del Desgobierno a partir de las noticias aparecidas el fin de semana pasado sobre Bárcenas, en las que se aseguraba los pagos a los dirigentes del Partido Pasusnegocios, entre ellos al infame pusilánime que habita junto al Pardo. Bien, me apostaba este inglés a que no llegaba el fin de semana (o sea, mañana) sin que el registrador dimitiera. Yo le decía que no. Que aquí no dimite nadie ni aunque se le pille con la Caja Fuerte de la Moncloa llena de cadáveres de adversarios en lugar de billetes.

Por eso más que indefensión lo que tenemos es una sociedad totalmente fracasada. Un pueblo inepto, irreverente, avaricioso, egoísta y envidioso que de lo único que se lamenta es de no ser él el que tiene los 48 millones en Suiza. Es el pueblo que ya describía el autor del Lazarillo en su obra:

…Hecho así el concierto, comenzamos; mas luego al segundo lance, el traidor mudó propósito, y comenzó a tomar de dos en dos, considerando que yo debería hacer lo mismo. Como vi que él quebraba la postura no me contenté ir a la par con él; más aún pasaba adelante: dos a dos y tres a tres y como podía las comía. Acabado el racimo, sostuvo un poco el escobajo en la mano, y, meneando la cabeza, dijo: -Lázaro: engañado me has. Juraré yo a Dios que has comido las uvas de tres a tres.

-No comí -dije yo-; mas, ¿por qué sospecháis eso?

Respondió el sagacísimo ciego:

-¿Sabes en qué veo que las comiste de tres a tres? En que comía yo dos a dos y callabas.”.

Ya se que a muchos no les gusta oírlo y que si fuera candidato a algo no podría decir estas cosas. Pero, como en cada cosa que escribo con el alma, intento poner en letras lo que me sale de dentro. Y lo que me sale es que España es una banasta llena de manzanas podridas. Desde la base hasta la cúpula y que las pocas que están sanas entre medias, acaban escapando del recipiente como pueden porque saben que luchar contra la mayoría supone, sudor, sangre, ser considerado un antisistema, un bicho raro y un tontoloscojones.

Todo el mundo (o la mayor parte de la sociedad, porque hay quién se conforma con la discusión de si es el dedo lo que señala la luna, o es la luna la que está enfrentada al dedo) cree que es ignominioso, intolerable e indecente que un tipo que se supone debe ser imparcial para decidir sobre la “constitucionalidad” de leyes impugnadas por un partido político, sea militante del partido que ha promovido el recurso (o del que ha realizado la ley que es lo mismo). Pero la mayor parte de ese “todo el mundo” acaba mirando para otro lado, maldiciendo por lo bajines y vengándose en no pagar el IVA, defraudar, o saltarse una señal de tráfico o engañar sobre quién conducía tras una multa.

Nuestra sociedad no está preparada para la convivencia en grupo, para dejar de lado el individualismo y ceder parte de la libertad individual para conseguir el bien común. Nuestra sociedad utiliza el bien común, lo que es de todos, para su disfrute y usufructo individual. Nuestra sociedad, cateta y meapilas que cree que todo se acabará pagando en el purgatorio y que todos sus pecados serán perdonados porque los demás son peores que cada individuo, es la responsable de que tengamos un grupo de gente que han montado un partido para hacerse millonarios, de que este partido esté copando todos los estamentos del estado (poder legislativo, ejecutivo y judicial [yo me lo guiso, yo me lo como] a fin de que todo lo que haga sea legal.

Nuestra sociedad, a pesar de lo que dice The Guardian, no está indefensa sino ofuscada en la individualidad. Nuestra sociedad es una sociedad de democracia diferida. Una sociedad acostumbrada a votar cada cuatro años y no pedir responsabilidades. Acostumbrada a que “otros” les resuelvan los problemas: 15M, sindicatos, asociaciones, etc., pero que se niega en redondo a participar en esos “otros”. Nuestra sociedad es el fracaso más absoluto como pueblo. Tanto nacionalismo cateto que no es capaz de ver más allá del rabo de su boina.

Si uno deja la puerta de su casa abierta y cuando vuelve se encuentra a tres o cuatro dentro, robando y en lugar de pararles los pies se da media vuelta, “jura en hebreo por lo bajo” y se lo cuenta a su vecino, además poniéndole florituras, su vecino pensará que es un “machote”, pero los ladrones volverán todos los días.

Anuncios

15 comentarios en “Democracia en diferido

  1. Has señalado nuestras miserias con rabia indignación y verdad. Hoy seguramente que alguno de los que te lean y les haya pillado sin fuerzas estarán agradecidos pq se consideran fracasados y lo son en todos sus ámbitos (familiar, laboral, social..) lucharon y lucharon y se quedaron solos sin familia, trabajo y amigos. Sabían a lo que se enfrentaban, sabían que se inmolaban por sus derechos y los de todos pero esos todos prefirieron y prefieren seguir diciendo “sálvese quien pueda”. Ahora saben que hicieron lo que debían. Ahora saben que su voz no tiene la fuerza que tenía cuando no les faltaba nada y seguro que agradecen que señales los porqués del analfabetismo en derechos humanos.
    Y acabo recordando una frase que para mí demuestra el analfabetismo del que hablas y a la que Nacho Escolar contestó en su día pero seguro que no le sirvió para nada pq aunque pasando por la universidad y se formó en valores religiosos se puso la etiqueta de codicia y cinismo.
    “No entiendo las furibundas reacciones a suprimir el salario mínimo para algunos trabajadores”
    Esperanza Aguirre
    Salud y a seguir que la vida son dos dias

  2. Al leer tu articulo de hoy, me viene a la cabeza el comentario de un locutor en las noticias de la noche de ayer, decía que se manifestaban decenas de personas a las puertas de Génova, y esa es la triste realidad. Nunca una sociedad tuvo tantos motivos para manifestarse y sin embargo ahí estamos en decenas de personas o ciento y pico. Eso es lo que oyó toda España. Y esa es la sociedad que estan creando y que les está resultando como ellos desean. Y ese es el principal problema que se deberia de resolver. ¿Cómo?. Ah. That is the cuestion. Salú patós.

  3. Amigos, os dejo durante unas semanas. Problemas familiares me impiden pensar con claridad y exponer lo que pienso.
    Espero volver después de vacaciones.

    Salud a todos.

  4. Mis mejores deseos Celemin para que tus problemas se resuelvan favorablemente. Salud amigo y te esperamos.

  5. Doy fé de que no soy el JM que aparece en esas contabilidades que se publican.
    Lo juro por mi mascota.

    Salud República

  6. Pingback: Democracia en diferido | EL VIL METAL. | Scoop.it

Los comentarios están cerrados.