Carroñeros

Captura de pantalla 2013-08-13 a la(s) 23.28.43

De las perlas dejadas este verano por aquellos que, en lugar de estar al servicio de los ciudadanos, están para amasar fortunas a través de lo público y contentar a quiénes se ocultan detrás del telón moviendo las tramoyas, en lugar de contentar a los de la platea, están las declaraciones de un bobo solemne como el vicepresidente económico de la Comisión Europea, Olli Rehn quién, o desconoce la realidad de la situación de los trabajadores en España o lo que es mucho peor, la conoce perfectamente pero intenta hacerse notar entre aquellos que pueden solucionarle la vida cuando ya sólo le quede su personalidad de pelele y haya dejado atrás la política y la vida que le pagamos entre todos.

Desde hace mucho tiempo, vengo diciendo que todo este timo tiene la finalidad de retrotraernos a una nueva edad media, con señores muy ricos que explotan y viven del trabajo de la mayoría que a su vez son cada vez mucho más pobres. Quizá, muchos pensaron entonces que esta opinión era infundada y sobre todo exagerada. Pero el tiempo da y quita razones y a esta altura del expolio ya muchos se han dado cuenta de lo que realmente está sucediendo.

Comentaba antes de verano la situación de una empresa que había despedido a sus trabajadores con más antigüedad a través de un ERE, para sustituirlos por contratos de 4 horas a 450 euros mes y la “obligación” de realizar 9 horas diarias. No hace mucho, hemos conocido la existencia de un contrato llamado de hora 0, que en el Reino Unido (cuna del liberofascismo del timo a través de la Tatcher) que obliga al trabajador a estar pendiente las 24 horas del día por si la empresa llama al trabajador y a cobrar sólo aquellas horas que el empresario dice necesitarle.

El problema de todo esto es que los estafadores de este sistema de vuelta al servilismo saben que el ser humano tiene instintos animales y que, en casos de extrema necesidad, se comporta como tal. Así, cuando las cosas se han torcido y los salarios ya no sólo no dan para asegurarse el futuro, sino que ni siquiera dan para cubrir necesidades básicas, muchos de estos seres humanos se comportan como carroñeros y acaban aceptando lo inaceptable, rebajando con ello, el futuro salarial de todos los demás.

Uno tiene la obligación de dar de comer a sus hijos como sea, pero lo que no puede es acabar matando a los de los demás para conseguir migajas. Mientras muchos, la mayor parte de ellos, no sean conscientes de eso, el timo, la estafa y la vuelta a la esclavitud, será imparable.

Anuncios

Un comentario en “Carroñeros

  1. Pingback: Carroñeros | EL VIL METAL. | Scoop.it

Los comentarios están cerrados.