Encuestas, engaños y platos cocinados

Dale a un tonto una cuerda y acabará ahorcándose con ella.”

Refranero Español.

Leía ayer en “El Confidencial” una encuesta o barómetro del CIS (Barómetro Sanitario 2012) en el que, una vez cocinada la encuesta, 657 de cada 1.000 españoles están satisfechos con el nivel sanitario público de España. En un país que tiene en cada ciudadano un entrenador de fútbol (aunque la mayor parte de ellos no sabrían decir cuatro normas de ese deporte), en el que hasta el más tonto hace relojes y habla, opina y debate como si le fuera la vida en ello, de cualquier tema aunque no sepa lo más mínimo al respecto, cualquier resultado es predecible y cualquier resultado es básicamente cierto o básicamente falso.

Habitualmente participo en este tipo de encuestas telefónicas (debe ser que una vez dije que si, y se ha “corrido” la voz entre los encuestadores). Y por experiencia se que no llevan muy bien eso de que dejes preguntas sin contestar o que no te pronuncies sobre lo que te preguntan. Supongo que el encuestador cobra por cada encuesta completa y por tanto, te acaba dando la respuesta cuando dices que no sabes sobre lo que te preguntan.

Pero además, este país es muy dado a confundir el culo con las témporas. Por eso, cuando se les pregunta si la atención clínica recibida fue muy buena, buena, regular, mala o muy mala, el 86,7% contesta que fue buena o muy buena porque el personal fue amable y el trato fue bueno. ¡Menuda vara de medir! La atención no solo debe contemplar la “simpatía” o “disposición” del personal sanitario que en general, por experiencia, se que es bueno (de hecho, es lo único decente de la sanidad actual española que si no fuera por ellos estaría colapsada). La atención también es la misma masa amorfa que durante 18 días consecutivos sirvieron a mi madre en la comida y en la cena (ellos lo llamaban puré) en el Hospital Universitario de Burgos. La atención sanitaria también se ve mermada cuando agarran una sábana usada el día anterior por un enfermo para sentarse en un sillón lleno de agujeros, y la utilizan en la cama de otro porque no tienen ropa de cama limpia. La atención también se debe valorar cuando te piden que te tomes la medicación traída de casa porque no tienen en la farmacia del hospital o que cuando la enfermera le dice a tus familiares que vayan al médico de cabecera a que se lo receten porque en el hospital sólo pueden suministrarle una cuarta parte de la dosis o la mitad si el caso es muy grave. La atención recibida también debería ser valorada negativamente si para hacerte una prueba de cáncer te dan cita para dentro de cuatro meses o para realizarte una prueba sobre la necesidad de que tengas habitualmente oxígeno porque no saturas bien, te dan cita para dentro de tres meses cuando has estado tres veces en urgencias en los últimos quince días y has entrado saturando las tres veces al 70%.

Pero, supongo que el encuestador sabe que las personas se quedan con lo literal de la pregunta y las retuercen a fin de conseguir resultados menos dolosos. Claro que si aun así 3 de cada 10 ven la sanidad como mala o muy mala, si yo fuera responsable sanitario, estaría preocupado. Aunque también lo estaría si mi mujer apareciera en casa con un coche de 200.000 euros o si alguien me pagara los viajes con mis hijos a Eurodisney o los 400 kilos de confeti para la fiesta de su cumpleaños. Pero es que para estar preocupado, hay que tener conciencia y moral. Algo de lo que, al parecer, carecen los sinvergüenzas que militan en esa organización cuyo único fin es enriquecerse a costa de lo que es de todos.

Anuncios

10 comentarios en “Encuestas, engaños y platos cocinados

      • Esa es la gran barrera que nos retiene el avance, que la idiocia no nos lee ni le importan éste tipo de lecturas, con la caja tonta y el furbo ya le sobra. Y como son mas de la mitad, pues eso.Salud amigo.

  1. Pingback: Encuestas, engaños y platos cocinados | ...
  2. Querido Cele: dejo por imposible HACER que cuides la ortografía y me ocupo de los contenidos suculentos. Estoy suscrito a casi todos los tableros de opinión por internet, de pago claro, así gano unos euros de paso. La mayoría de encuestas son de índole comercial o sibilinamente de perfil sicosociológico. Procuro ser lo más honrado y veraz posible en mis respuestas. Pero, algunas veces me dan ganas de mentir para disfrazar las verdaderas intenciones. Sobre todo cuando me preguntan sobre la política y la economía y el desgobierno PPerro. Me dan ganas de decir que lo hacen de puta madre, que todo va bien y que voy a votarles, cuando, sin duda, falta siempre una pregunta básica. ¿consideras que el PP es un partido político? ¡Ay! tendría que contestar que, desde que era Alianza Perra, siempre ha sido una asociación delictiva, un contubernio. Ellos mismos han hecho una ley de partidos, que aplican como les sale de los co jones, con acuerdo de la mafia judicial, cuando los primeros que deben ser ilegalizados, según su propio designio legal, son ellos, los PPerros. Salud y ánimo.

    • Gracias amigo por lo de la ortografía. A veces, el sueño y las ganas de irme a la cama impiden que repase seriamente lo que escribo, y cuando, como en este caso, echo y hecho existen y por tanto el corrector no lo subraya acaba pasando que meto la pata.
      Una de las cosas que más agradezco son las correcciones ortográficas porque es algo en lo que quién quiere escribir no debe errar.
      En cuanto a lo de las encuestas, todo el mundo suele mentir. Aunque en esto del CIS, la única vez que he mentido es en una encuesta política en la que estaba interesado que me hicieran cuando a la cuarta pregunta me preguntaron la edad y recordé que al empezar la encuesta me habían dicho la franja y me pasaba por un año.

      Salud amigo y gracias por tu “UVI ortográfica”.

  3. Te envío un estudio mucho más serio de
    LA FEDERACION DE ASOCIACIONES PARA LA DEFENSA DE LA SANIDAD PÚBLICA (FADSP) ANTE LA PUBLICACION DEL BAROMETRO SANITARIO 2012.

    El Ministerio de Sanidad acaba de publicar hoy los resultados del barómetro Sanitario 2012, y ante los mismos desde la FADSP queremos señalar:

    1) La publicación de estos datos el 14 de agosto (justamente cuando la mayoría de la población se encuentra de vacaciones y/o desplazamiento) es una muestra mas de la política de encubrimiento a que nos tiene acostumbrados el gobierno del PP.
    2) En este mismo ámbito de cosas esta el titular de la nota de prensa del Ministerio de Sanidad (“ocho de cada diez ciudadanos que usaron la sanidad pública en 2012 afirman que la atención fue buena o muy buena”) como lo es la propia nota de prensa que oculta sistemáticamente el empeoramiento de la percepción de la ciudadanía sobre el funcionamiento del sistema sanitario público.
    3) Los datos así lo demuestran como puede comprobarse en la tabla siguiente que compara solo algunos de los datos de 2011 con 2012:

    2011 2012
    Creen que la Sanidad funciona bien o bastante bien 73,12% 70,65%
    Satisfacción con el sistema sanitario público 6,59 6,57
    Empeoraron las listas de espera 18,17% 29,97%
    Empeoro la AP 10,71% 29,97%
    Empeoraron la consultas de atención especializada 10,71% 19,76%

    Empeoro el funcionamiento de los hospitales
    10,52%
    21,09%

    4) Un hecho aparentemente paradójico, pero que no lo es tanto es el aumento del porcentaje de personas que elegirían la atención sanitaria pública que aumenta en todos los apartados (atención primaria, consultas de atención especializada, hospitalización y urgencias) lo que obviamente se debe no a la mejora de la Sanidad Pública sino a la conciencia, cada vez mas generalizada, de que es la que ofrece mejores prestaciones y mas garantía de calidad frente al sector privado y que se ha expresado también en las numerosas y masivas manifestaciones de ciudadanos y profesionales rechazando la privatización.
    5) Por supuesto los datos deben de analizarse también desagregados y ahí se ven las diferencias entre unas CCAA y otras. Por poner un ejemplo Cataluña, que ha realizado una durísima política de recortes y privatizaciones, cae en el índice de satisfacción desde 2010 (de 6,49 a 6,27) y Andalucía sube en el mismo periodo (de 6,35 a 6,68).

    En resumen aunque el Ministerio de Sanidad intenta ocultar y maquillar los datos, los resultados del Barómetro Sanitario de 2012 recogen el creciente descontento de la ciudadanía con la política de recortes y privatizaciones sanitarias que llevan los gobiernos autonómicos y central del PP y expresa el rechazo a la misma.

    Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública
    14 de agosto de 2013

    • Muchas gracias amigo Jesús por el aporte de estos datos que dejan claro que, a pesar de la idiocia y de las respuestas “a medias” la valoración sigue empeorando.
      Y como digo en el artículo, deberían los irresponsables del desgobierno estar preocupados porque que casi 4 de cada 10 ciudadanos no estén conformes con la situación actual de la situación sanitaria pública en España dice mucho sobre su irresponsabilidad y su “cesión” a los amiguetes de turno.

      Salud, amigo

  4. Y así pasamos los días, debatiéndonos entre la indignación insoportable ante lo que vemos mientras la pasividad sigue aparentemente instalada en aquellos que sufrimos las consecuencias de quienes manejan nuestras vidas. Indignación, claro está, por parte quienes de alguna forma nos suministramos del periodismo y periodistas que se mueven en las redes. El resto, en otra galaxia. Lo vemos a diario.
    Hace unos días, repetía con un amigo una discusión acerca de la rémora que supone la gran pasividad de la gente. Sostenía y sostiene mi amigo que aquellos que quieran informarse pueden hacerlo del mismo modo que por aquí lo hacemos. Es decir, que quien se interese por lo que está pasando puede hacerlo.
    Sigo pensando por mi parte, porque es de libro, que quienes tenemos acceso a la Red y por tanto a la información menos controlada, seguimos siendo una minoría en comparación con el resto de la población.
    Justo ayer, difundí por tuiter este enlace que os dejo y que no tiene desperdicio por lo inquietante:

    RECOMENDADO __ Razones para eliminar la TV __ #JerryMander wp.me/p2HtrV-9DT

    Buen artículo, Cele. Gusto de leerte nuevamente. Salud, amigos.

    • Yo también creo que somos minoría. Cada vez que viajo a mi lugar de origen, constato que a la gente le preocupan “otras” cosas menos comprometidas y mucho más superficiales.

      Salud

Los comentarios están cerrados.