Mamarrachos al 30%

Captura de pantalla 2013-08-19 a la(s) 23.20.47

Desde hace años, algunos que se autoproclaman periodistas se preguntan porqué en España no “tienen éxito” formaciones de extrema derecha al igual que sucede en otros países como la Francia de Le Pen o la Grecia de Amanecer Dorado.

Esta insistencia en no ver lo evidente les hace ser como el tonto de mi pueblo que, creyendo que la gasolina del depósito de la moto no era gasolina de la que arde, la utilizó para quemar la bujía y acabó quemando toda la casa.

Algunos, siempre hemos pensado que los niñatos del Partido Pafinanciaramigos son los mismos perros con un collar más afín a los tiempos que corren, que los que se encargaban de subir a los pobres cuitados de los pueblos de Castilla a los camiones que les daban el paseillo. Los mismos que daban garrote vil a los que se jactaban de no ir a misa los domingos y fiestas de guardar o de meter en prisiones al pobre que robaba una gallina para dar de comer a sus hijos acusándole de vago y maleante durante el régimen del dictador genocida y golpista. Los mismos perros que, durante los primeros años setenta del pasado siglo se encargaban de “asustar” a cadenazos (o a tiros) a los estudiantes que confabulaban contra el régimen o a los sindicalistas que no profesaban el verticalismo. Son los mismos perros que ahora se fotografían con esvásticas, que lamentan que muriera el genocida eunuco y golpista, o los que consienten pintadas nazis en las plazas de toros.

Los lobos no buscan nueva manada si en la que militan les dejan hacer y consienten todas sus tropelías y si los lobos jefes de manada les sacan de los apuros y utilizan sus barrabasadas para sacar votos, se sienten como un escarabajo pelotero entre la mierda.

En ningún país democrático de verdad, el desgobierno de turno sería capaz de gastarse 300.000 euros en organizar un partido de baloncesto mientras se les debe las becas a los padres y libreros desde hace dos años o de subir las tasas universitarias hasta cotas que hacen imposible pagar la matrícula a un 20% de la población alegando falta de dinero, mientras sacan a concurso la restauración de un mausoleo que se construyó con la vida de cientos de personas decentes y que está dedicado única y exclusivamente a la memoria de un asesino genocida y golpista.

Pero, lo que más me indigna de toda esta situación es que hay un porcentaje de mamarrachos dementes que ni sienten ni padecen, muchos porque tienen la vida resuelta y otros porque son incapaces de mirar detrás de los límites de su felpudo que no sólo les ríen las “gracias” a estos indeseables sino que se interesan por cosas tan “importantes” como que en un pedazo de terreno que lleva más de 300 años bajo dominio inglés (muchos más de los que nunca estuvo bajo la corona de Castilla) deba ser “ejpañol”. Cosas tan importantes para todos los ciudadanos como que Nadal sea nº 1 del mundo o que la selección de caza del gamusino gane el torneo de la zapatilla. Esas idioteces junto con la ruina de los ayuntamientos por contratar corridas de toros son las que, desgraciadamente ponen y quitan gobiernos.

Ayer, una listilla que hace suplencia en la radio anuncio durante el verano, ponía el grito en el cielo porque los del Partido Pacolocaramigos ya no sólo no dan ruedas de prensa, sino que mandan un corte con las declaraciones que quieren que pongan. Y eso. Lo decía después de haber sacado por antena el corte en cuestión.

Todo el mundo parece estar en la inopia, cabreados, pero copiando los mantras que les imponen, dando por hecho que lo razonable son todos esos actos fascistas del partido del desgobierno y que los antisistema somos los que creemos firmemente que nos están llevando a la muerte y que la crisis sólo es una excusa para llevarnos a una nueva edad media.

¿El 30% debe subyugar al 70%?

Anuncios

5 comentarios en “Mamarrachos al 30%

  1. Muy buena pregunta. Igual la clave está en que nos hagan preguntas ya que muchos son incapaces de hacérselas por idiocia o comodidad
    ¿El 30% debe subyugar al 70%? NO
    Lo difundo
    Salud

    • Aun estando de acuerdo en muchas de las cosas que dice Beatriz (como la falta de interés del pueblo por lo que es de todos o por asociarse ), el artículo me suena más a justificación propia que a un intento de querer que las cosas cambien.
      Criticando también se deberían conseguir cosas. Sobre todo si los políticos profesionales (que no digo que sea su caso) escucharan lo que sus ciudadanos tienen que decir.
      No por estar afiliado se sabe más de las cosas o se intentan mejorarlas, porque hemos visto que desde su partido, hasta ahora y mientras no demuestren lo contario, las propuestas que hacen son para la mejora de unos privilegiados y no para la mejora de la sociedad.
      Y para muestra un botón. Ayer Rubalcaga criticó a Rajoy no por los recortes en si, sino porque no puede pedir recortes quién cobra en B. Es decir, que el PSOE o al menos su Secretario General está, no en contra de los recortes, sino en contra de que los haga quién tiene una doble moral.
      Salud, Lume y gracias por el enlace.

  2. Como ya es habitual, siempre de acuerdo con lo que dices, Cele. Es un placer leerte. Al hacerlo, la empatía hace acto de presencia. Y uno se reencuentra con los que piensan y perciben las cosas como realmente son y con su auténtico nombre.
    Gracias por seguir en la brecha cada día. Salud.

Los comentarios están cerrados.