Chapa y pintura … y un tremendo agujero negro por dentro

Captura de pantalla 2013-08-22 a la(s) 23.57.18

Leía anteayer en facebook una noticia que decía que el dueño del Grupo Planeta, que a su vez controla el grupo Antena 3, quería que la Sexta dejara de ser una cadena de “izquierdas “para convertirla en una de “centro-izquierda”. Partiendo de la base de que una cadena de TV no debiera tener ideología puesto que esto condiciona lo que se dice en sus informativos, hace ya tiempo que los deformativos de esta emisora son tan infumables, sesgados, bobos y sanguinolientos como los de tele 5. Y desde la emisión de “Al Rojo vivo” con egregios personajes fascistas, cantamañanas, demagogos e inflamadores como el ex diputado del PP y actual mono televisivo Marihuenda o el paparruchero Chani, esta cadena ha dejado de ser “objetiva” para convertirse en una más del circo fascista que domina la TDT. Pronto veremos como hacen desaparecer a Wyoming o a el Follonero por sus actitudes críticas con los mentirosos, demagogos, ladrones y salteadores sociales.

Pero no quería hoy hablar de esto, aunque me ha venido a la cabeza, después de leer el interesantísimo artículo de Rosa Mª Artal. Porque curiosamente, ayer noche tuve que desconectar el deformativo de A3 que presenta el dicharachero Matías Prats antes de que me congestionara el estómago y acabara potando la cena. Todo en ese informativo eran tantras destinados a que la gente se haga a la idea de que ya no hay “crisis” (o estafa), de que estamos mejor que nunca y de que el Partido Parecogerydistribuirsobres es quién nos ha sacado de esta enfermedad terminal en la que nos había metido Tinki Winki.

Y nada más lejos de la realidad. Lo explica muy bien (mejor de lo que yo pudiera hacer) Rosa en su artículo “Rajoy nos ha endeudado en 207.234 millones de euros más que Zapatero desde que esté en el poder”. Ahí tenéis los datos económicos y los enlaces que los justifican.

Desde aquí quiero incidir en la idea de Rosa de que no sólo no hemos salido de esta estafa económica que llaman crisis, sino que han provocado (ellos y los distintos fascistas del liberalismo mundial) una estafa social de la que, en el mejor de los casos, tardaremos décadas en salir.

No sólo no consiguen que las exportaciones tiren de la economía interna sino que, la caída de la demanda de los ciudadanos españoles que no tienen ni para pagar el entierro, hace que la recesión siga siendo el sistema bajo el que estamos sometidos.

Pero es que además, como dice bien Rosa, estos anormales de los sobres, los sobresueldos y la caspa arrampladora, se han gastado más de docientos mil millones más que el “desastroso” Tinki Winki. Todo lo que tocan lo llenan de mierda. Justifican los recortes aduciendo que bajan el coste de la sanidad dando los mismos servicios. Pero ni aportan un solo documento contable que justifique el ahorro, ni tampoco es cierto que den los mismos servicios. Que se lo pregunten a los pacientes del Hospital Clínico Universitario de Valladolid o a los enfermos crónicos respiratorios de Castilla-La mancha a los que la Bienpagá quiere quitar el oxígeno domiciliario.

Justifican un supuesto ahorro en los recortes de los medios dedicados a la educación que luego se “cepillan” (doblando el coste) subvencionando la educación privada.

Y como están en política para forrarse, como justificó uno de los suyos en una grabación que un juez desestimó por no haberse obtenido para esa investigación, intentan acaparar todo lo que ahora no se encuentra en sus manos a fin de poder “gestionarlo” (cómo sólo ellos saben) y poder seguir repartiendo bolsas de basura. Porque a falta de ladrillos, buenas son las agrupaciones contractuales de servicios de decenas de ayuntamientos (que ellos puedan juntar y sacar en un sólo concurso), los terrenos comunales o cualquier otra cosa susceptible de ser “gestionada” por manos privadas de algún amigo.

Esto no se ha acabado. Ya muy pocos trabajadores cobran salarios de mil euros. Hay casi seis millones de parados y cada vez más contratos basura a tiempo parcial y con míseros salarios. Los comedores sociales siguen a rebosar. A las familias se les adeudan las becas o no pueden pagar las matrículas de la universidad. Los libreros no cobran las ayudas dadas a las familias para financiar libros de texto, las farmacias no cobran las recetas, las empresas siguen sin cobrar de la administración en el tiempo establecido, ¡hasta al FOGASA le han reducido las partidas, para intentar justificar que hay menos trabajadores que necesitan de sus dineros!

Por mucho que este inútil ser que nos desgobierna y sus secuaces con intereses en Gibraltar, en las eléctricas o en la venta de armas,… nos quieran intentar hacer pensar, yo vivo mucho peor que hace tres años. ¿Y ustedes?

Anuncios

7 comentarios en “Chapa y pintura … y un tremendo agujero negro por dentro

  1. Yo también vivo peor y personas de mi entorno con graves problemas de vivienda , comida y psicológicos por la precariedad de sus empleos o su falta de empleo.
    Toca seguir gritando tu ¡Despertad coño, despertad!
    Gracias por ayudarme a ver. Magnífica RMA
    Salud

    • Habrá que empezar a usar la tele para ver sólo aquello que queramos. Ahora con las TV que se conectan a internet no es necesario ver anuncios, ni decorativos, ni nada que no interese.

      Por ejemplo en este enlace se muestra un vídeo para echar unas risas:

  2. Pingback: Chapa y pintura ... y un tremendo agujero negro...
  3. Pingback: Chapa y pintura … y un tremendo agujero negro por dentro | La Tronera de Celemín | EL TÁBANO
  4. Señora Teófila:
    Un jornalero andaluz, jerezano por cierto, en los años 30, ante un capataz enviado por su señorito para comprar votos por un duro para el partido que salvaguardaba los intereses de aquél, le espetó arrojándole el duro a la cara: ¡EN MI HAMBRE… MANDO YO!

    Otro andaluz, servidor , le dice hoy: ¡EN MI TUITER… MANDO YO!

    La gran revolución de nuestro tiempo -que para sí la hubiesen querido los que se quedaron luchando en el pasado- es que la INFORMACION ya es imposible de controlar-manipular-dosificar de forma piramidal. Ahora circula TRANSVERSALMENTE, aunque haya importantes segmentos de población a la que aún no llega ésta. Pero al menos desmonta las mentiras.
    De cuan peligroso es que la información REAL vea a la luz lo demuestra la persecución y criminalización de personajes como Mannig o como Assange. ¿hace falta decir más?

    Salud, amigos. Estupendo, Cele.

Los comentarios están cerrados.