Fascismo y dictocracia

Captura de pantalla 2013-08-28 a la(s) 23.04.08

Me decía mi amiga Luna en el Facebook, ante mi respuesta a un artículo de “El Confidencial” en el que se explica una posible mayoría absoluta de una coalición PSOE-IU, puesto por ella en su muro, que en Andalucía la cosa funciona y que por tanto no hay que despreciarlo. Mi amigo Pericles, por su parte, decía que cree conveniente una IU fuerte que obligue a un PSOE debilitado y renovado a reconquistar el estado de bienestar y los derechos civiles de corte keynesiano.

Son buenas intenciones que sin embargo tienen unos cuantos peros. Tengo la impresión que en la coalición PSOE-IU que sostiene el gobierno andaluz, IU va a remolque y que debe tragar con demasiadas cosas (como el caso de los ERES) por miedo a unas elecciones anticipadas que les quiten parte de los diputados obtenidos. Bajo mi punto de vista, deberían haber dejado sólo en el Gobierno a los socioliberales obligándoles a pactar puntualmente y hacer efectivas políticas mucho más sociales.

Estoy de acuerdo con Pericles en que debemos reconquistar el estado de bienestar y los derechos sociales del pueblo. Pero me temo que el daño es tan grande que, sólo con la ruptura consistente en abandonar las políticas liberales, juzgar y encarcelar a los trileros del desgobierno actual por delitos de lesa humanidad y romper con la UE podríamos tener una oportunidad de recuperarlos a medio plazo. Con gobiernos continuistas que, si bien no comparten las formas de los fascistas, sigan actuando bajo las normas impuestas por los mercados, no sólo no andaremos hacia adelante, sino que acabaremos volviendo a revivir la historia de los dos últimos siglos para poder tener algo parecido a lo que teníamos hace unos cuantos años.

Tengo muchas dudas de que se pueda romper y juzgar a los fascistas (lo que debiéramos haber hecho en el año 1978) porque su ralea no les permite asumir la voluntad del pueblo. Y al igual que actuaban en los años 30 del siglo pasado, se empeñan en enseñar la patita todos los días. Gentuza que se fotografía orgullosa con banderas fascistas, alcaldes que expresan en público un odio hacia el distinto mamado durante años y que no se inmuta al soltar que los muertos de Franco “se lo merecían”, portavoces que nos recuerdan que están dispuestos a repetir todo de nuevo si volvemos a las andadas en la II República y que, estando en posesión de la única verdad, la culpa será nuestra, como lo fue entonces. Porque ellos se ven en la obligación de salvarnos y por tanto, los culpables de los muertos no son los asesinos genocidas, sino los que insistimos en querer derechos, en exigir libertad para todos y en meter en la cárcel a los mafiosos que están en política como medio de vida y que nos están robando hasta la salud.

Además, les ha sido mucho más fácil. Entonces no retorcieron (porque no pudieron o porque no supieron) la legalidad hasta hacer de un estado democrático una dictadura de efecto. Ahora, se han hecho con el control del CGPJ, del TS y del TC y por si fuera poco, en otoño aprobarán una ley que les permitirá acabar con los jueces que osen llevarles la contraria. Ya han conseguido que los pobres no puedan estudiar. Han conseguido que la mayor parte de la población no pueda pagar el derecho a la justicia. Han conseguido que los trabajadores tengan que estar tan ocupados y muertos de miedo buscando de dónde sacar dinero para mantener a sus familias, que no van a tener tiempo ni ganas para salir a la calle a protestar. Se creen tan inmunes e intocables que cometen aberraciones como denunciar a un alcalde del PSOE por algo que hizo la Bienpagá cuando era Consejera de la CAM.

Es necesario un cambio profundo y de ruptura. Y una coalición entre quién profesa el liberalismo de mano blanda y quién está más pendiente de “pillar” poder, que de dar soluciones, no creo que sea el camino. Por otra parte es necesario acabar con estos anormales fascistas porque sino, dentro de seis años estaremos tan atados, seremos tan pobres, que ya nunca abandonarán el Gobierno. Es necesario desalojarlos del Gobierno y del poder. ¿Cómo? Esa es la gran pregunta. Yo abogo por una gran coalición de partidos que deje fuera al PP, al PSOE, a CIU y al PNV. Los de UPDance se quedarán fuera por decisión propia.

Sólo uniendo fuerzas de quiénes quieren el cambio, éste podrá ser efectivo.

Anuncios

7 comentarios en “Fascismo y dictocracia

  1. Cele, comparto todas tus palabras, todas. Hay partidos que destrozaron con su complicidad la mal llamada Transición, y ahora fingen en “pelearse” pero se aúnan para mantener este sistema corrupto y que impide la verdadera democracia.
    El articulo de esta noche lo he centrado en el PSOE: “Por qué abandoné al PSOE” en PENSAMIENTOS EN LIBERTAD, http://mariadoloresamoros.blogspot.com.
    Un fuerte abrazo, amigo

    • No se si se ha publicado mi comentario en tu “casa”. Por si acaso, te lo repito aquí:
      Nunca he militado en el PSOE, aunque si en el PCE o en la UC. Pero conozco muchos militantes que, como tu. están hasta el gorro de las medias tintas, de la tibieza, y sobre todo del oscurantismo y de la nada democracia existente dentro del PSOE (y en general de todos los partidos). Pero también soy consciente de que hay mucho meapilas liberal dentro del PSOE. Gente que dice ser de izaquierdas pero a los que les gustan los toros, la misa diaria (por ejemplo) y a los que disgusta que un emigrante se siente junto a ellos en la consulta del médico o que tenga trabajo mientras él, alguien de su familia o amigo está en el paro. Son gentes nada sociales y muy clasistas. Y de esos, tiene el PSOE un montón de votos.
      Entiendo tu desencanto y me da rabia que los luchadores de siempre, acabemos marginados y abandonando las formaciones porque no aguantamos más la tiranía, las mentiras y las falsas verdades.
      Como tu, sigo en la brecha y quiero un proceso constitutivo, cuanto antes.
      Salud.

  2. En algunas ocasiones para darle solución a los problemas se necesita un cambio total, romper con todo. Como cuando compras una casa o una empresa, revisar todo por insignificante que eso sea, cuestionar su utilidad, ver las formas de reducir los costos aumentando la efectividad, eliminar todo lo no necesario y simplificar al máximo y eso algunas veces es imposible si los gestores son los mismos. Hay multitud de ejemplos.

  3. Trato de recordar la cantidad de veces que con sólo hacer una mención al franquismo despertaba cuando menos la sonrisa con sorna de mis interlocutores y un intercambio de miradas llenas de complicidad y como perdonando mis “trasnochadas” menciones.

    Pero el tiempo, siempre el tiempo desgraciadamente, da la perspectiva suficiente para que las cosas alcancen el relieve que hace poderlas contemplar con plenitud.

    Ahora, andan algunos escandalizados –no sin razón- ante la oleada de manifestaciones de corte franquista que aparecen día si, día no. Cuando algunos llevamos tragando el escándalo que supone amalgamar democracia con franquismo bastante tiempo ya.

    Es ahora, también,cuando ha quedado al descubierto que la Transición fue un colosal paripé en que todo se gestó de manera lampedusiana. Es decir, transformarlo todo hasta que no se note que todo queda en las mismas manos. ¿Os suena aquello de “todo queda atado y bien atado”…? Llevamos por último algún tiempo constatando la realidad de tal afirmación. Y viendo (hay quien todavía no se ha enterado) como el ADN de quienes hurtaron a este país de su último intento de convivencia en libertad, ahora, en forma de descendientes cercenan nuestra existencia.

    No sólo se les permitió irse de rositas, sino que siguen parando la Historia. Y ahora, con la mayor desvergüenza (descontando aquella etapa criminal que pretenden edulcorar), se mean literalmente de nosotros mientras los portavoces insisten en que se trata de agua de lluvia. Y no pasa nada.

    Para colmo, navegamos en un mar con marejadilla en nuestros entornos. Lo que hace lo que aquí soportamos chirríe algo menos dentro de un conjunto en el que el contraste entre Democracia y la falta de ella se desdibuja a pasos agigantados.

    Saludos.

  4. Pingback: Fascismo y dictocracia | EL VIL METAL. | Scoop.it
  5. Solo se debe mirar al pasado para intentar mejorarlo pero aquí todo el mundo esta pringado de una u otra manera y mientas no se cambie desde abajo nada de nada.

Los comentarios están cerrados.