La Cadena que no sirve contra las cadenas

Ferrán tenía los pies, las manos, las orejas y hasta el alma fríos. Las goteras de su casa y los agujeros en los cristales de las ventanas hacían de su casa un hogar nada confortable. Trabajaba bajo el yugo de uno de esos contratos “modernos”. Ocho horas por 600 euros al mes. Pero su labor se extendían por encima de las diez horas. Sin embargo apenas cobraba otros trescientos euros por ello. Eso, hacía de la vida de su familia la definición enciclopédica de la precariedad.

Un día, pasó por su casa un vendedor de zapatos. Cuando vio las andrajosas albarcas de Ferrán y sus enrojecidos dedos, le aconsejó que debía cambiar de calzado. El problema del frío se solucionaría con unos zapatos nuevos. “Quién tiene los pies calientes, tiene todo el cuerpo caliente”, le dijo. Ferrán no tenía dinero así que no hizo mucho caso del consejo del vendedor. Pasaron los meses y, el tiempo y sus jefes, dejaron por el camino una bajada de salario del 10% y un empeoramiento de las condiciones de su casa. Pronto volvió a pasar el charlatán vendedor de zapatos. Insistió en que su problema era el calzado y que teniendo los pies calientes se tiene todo el cuerpo caliente. Ferrán empezó a pensar que el vendedor llevaba razón y que tal vez debería encontrar la forma de apartar algo del salario para comprar esos maravillosos zapatos. Seguían pasando los meses y el verano trajo un despido por un mes y un nuevo contrato ahora por 450 euros y seis horas de trabajo. La jornada seguía siendo interminable pero ahora sólo le pagaban las horas que el nuevo jefe estimaba oportuno. El invierno trajo más frío, más sabañones y más goteras. El día que volvió a pasar el vendedor de zapatos, sin dudarlo, Ferrán se hizo con uno de esos maravillosos pares. Tras marcharse el vendedor y seguir con los pies fríos y las orejas llenas de sabañones, se dio cuenta de que quizá el problema no eran sólo los zapatos (que también), sino la mierda de salario, las condiciones laborales y el estado general de su casa. Pero entonces ya se había gastado el dinero y el vendedor había conseguido vender sus zapatos.”

 Relato Corto © Celemín

-*-*-*-

Captura de pantalla 2013-09-11 a la(s) 23.28.38Escuchaba ayer en la radio anuncio del grupo de las Prisas a varios de los participantes en la cadena humana de la Diada. Muchos de ellos decían que querían la independencia para solucionar el problema acuciante de la crisis.

Yo creo firmemente en la libertad y por tanto, me parece bien que cada cual, ya sea individuo o grupo, pueda tomar las decisiones que les hagan mejorar como personas o como grupo. Evidentemente no se pueden tomar decisiones que sirvan para mejorar a costa de empeorar a los demás. Pero la independencia de un pueblo sólo les afecta a ellos y los de alrededor no tienen nada que decir.

Esta estafa que llaman crisis es el resultado de una estrategia global destinada a reducir derechos humanos, sociales y de libertad en general. En España además, es la excusa que ha tomado la carcunda para hacernos volver a las condiciones de vida de los años cincuenta del pasado siglo. Las administraciones en general y las autonomías en particular han reducido la prestación de servicios públicos, muy especialmente los educativos, sanitarios y de dependencia. Pero no tiene nada que ver con lo que llaman crisis. Es la implantación de un modelo. Es el resultado de que los de siempre, una vez se les cerró el camino de hacer dinero rápido en la construcción, se han pasado al ramo de la explotación de los servicios públicos como forma de amasar riqueza. Y eso se hace a costa de la precariedad.

Pensar que CIU, responsable directo de la degradación sanitaria y de los recortes educativos, sanitarios y de dependencia y de un modelo social que no se diferencia en nada al del PP, va a cambiar su modo de ver la vida, la política y la explotación del ciudadano al conseguir la independencia, es como pensar que una pulmonía se cura poniendo calor al paciente.

Es verdad que la caspa, el nacionalismo español y el fascismo del desgobierno de estos sinverguenzas de los sobres y los sobresueldos, han creado un problema grave en Cataluña y que, con sus actuaciones, están haciendo que el independentismo gane adeptos. Pero no es verdad que la culpa de los peajes catalanes sea culpa de Madrid. Como no lo es que los recortes sean consecuencia de la asfixia económica de Catalunya. Y tampoco es verdad que, una vez conseguida la independencia la libertad, la solidaridad, la justicia social y el librepensamiento se impondrán en Cataluña. Quiénes oprimen al pueblo, quiénes les están quitando los derechos, los salarios, la educación y la sanidad no son Madrid, Sevilla o Extremadura, son los de siempre. Y esos, personas aunque a veces creo que carentes de humanidad, no tienen color, nación o religión alguna. Esos sólo tienen ambición y un dios llamado dinero. Y eso no se combate sólo con la independencia.

Ahora bien, si el Babas y sus secuaces creen que el problema catalán no existe y que bastará con sacar los tanques a la calle para paralizar al pueblo, entonces igual tenemos suerte y lo que ha empezado como una maniobra de los de siempre, se convierte en la regeneración de la sociedad de todos los pueblos de España.

 

Anuncios

14 comentarios en “La Cadena que no sirve contra las cadenas

  1. Quizás porque me ha tocado directamente, siempre me ha parecido nauseabundo el insultar, atacar y humillar al que no se siente español. No creo que sea la manera de convencer a nadie de que se quiera quedar y se sienta orgulloso de pertenecer a este país.

    Yo entiendo que los catalanes tan tontos no son como para no saber qué tienen en casa, pero lo que sí sé de los catalanes es que contra el que no es catalán van unidos como un país, dejando sus diferencias a parte. Tendrán a una sarta de chorizos por políticos, bueno, ya lo cambiarán si así lo consideran.

    Dos reflexiones al respecto.
    1. Los pueblos tienen que ser lo que las gentes que viven en ellos quieran ser.
    2. Retener a alguien por la fuerza, insultando y humillando, no te da, ni su cariño, ni su lealtad. Es mucho más efectivo darle motivos para que te quiera.

    • Estoy totalmente de acuerdo. Nadie se queda en un sitio si le maltratan y como bien dices, por el contrario, acabará teniendo más ganas de irse.
      Y es verdad que la lucha por la independencia puede ser paralela a la de la justicia social.
      Desde mi desconocimiento de la situación catalana, porque no me creo nada lo que dicen los españolistas, y tampoco mucho de lo que dicen los independentistas, mi pregunta, y en ese sentido va el post de hoy, es si la mayor parte de ese 52% que dice estar a favor de la independencia son conscientes precisamente de que ésta, por si sóla, no arregla nada. Otra cosa es que sea un punto de partida. Y otra cosa más es que a estos cavernícolas fascistas que mandan a esos especímenes de perros sarnosos a montar gresca a la sede del Gobern Catalán en Madrid, les salga el tiro por la culata y el proceso catalanista les acabe explotando en la cara y por tanto beneficiando al resto de pueblos españoles.
      Salud, amigo.

      • En respuesta a tu pregunta, mi intuición y algunas experiencias vividas con catalanes, me dice que buena parte de la gente sí sabe que la independencia, sin proceso constituyente, es más de lo mismo pero sin poder culpar a “Madrid” (capital del estado y sede de la caverna mediática) por ello.

        Un abrazo.

  2. Se me olvidaba: La independencia solo es un proceso más, tan importante como la lucha contra la desigualdad o la defensa de los servicios sociales. Se puede luchar por la independencia de manera paralela a la defensa de la sanidad, educación, el enfrentamiento a los recortes, etc… todos ellos son procesos paralelos.

  3. Desde mi ignorancia sobre el asunto y pensando que cada pueblo tiene el derecho de elegir lo que desee, se me ocurre que todo este circo no es más que un capote para desviar la atención de los temas cruciales.

    Es como el que no tiene para comer y se va a volar una cometa a la playa.

    Salud PÚBLICA!!

    • Es algo parecido. Pero me gusta que quienes plantean la independencia hayan encontrado un punto de unión o de interés general. Tal vez si lo encontráramos en el resto del estado podríamos sacar adelante el proceso constituyente.

  4. Relato realista como la vida misma. Esa mierda de salario es la que no deja llevar a demasiadas personas una vida digna.
    Quizá si la cadena fuera por la independencia y contra los recortes del gobierno catalán y el desgobierno de España sería mas realista pero así no se movilizaría tanta gente.
    Si al referendum y decir que ellos saben que el enemigo lo tienen dentro y fuera pero saben que sin el enemigo recortador esa derecha de CIU no podrían hacer nada igual que sin los empresarios tampoco podrán.
    Con respecto a los” perros sarnosos” se ve que son mejor aceptados por el desgobierno que Alfon y su gente.
    Salud

    • ¿Por qué no había ni un sólo policía en el acto? Ahora vengo de una manifestación contra el cierre de urgencias en Barajas. Media hora antes de empezar ya había dos lecheras y más de diez policías.
      Parece como que al Ministro del Interior no le interesaba que en ese momento hubiera testigos.

  5. Yo creo que todos los pueblos deben de tener el derecho a decidir sobre la independencia ó no de su territorio. Al asunto catalán le estan poniendo parches que no curan sino que enraizan más en el anhelado independentismo. O sea que la politica que lleva a cabo el estado centralista en lugar de aunar, desune. A mí particularmente me la trae al pairo el asunto de las rayitas en el suelo, o la banderita de colores o los símbolos al uso. Prefiero ante todo un pueblo justo y libre que tenga potestad para cargarse en un santiamén a los dirigentes que no cumplan con el programa. Y no como en el caso actual que los tenemos que soportar a pesar de no cumplir lo prometido. ¿Qué podemos esperar de unos dirigentes politicos que amparan aún a la extrema derecha, o sea al fascismo mas puro, permitiendo que unos impresentables asalten , provoquen, insulten, zarandeen y violenten a unos representantes de la sociedad y parte de esa misma sociedad que estaban desarrollando una labor legal?. Deberian de aprovechar y darles un buen escarmiento. Pero sabéis ya que en éste pais no hay un partido fascista, al uso como en otras naciones, aquí estan a la sombra y al resguardo del partido en el gobierno, y presuntamente más de uno sean de ese grupo, dada la forma de su cpomportamiento, presuntamente, claro. Estos energúmenos son tan terroristas como los de Eta, pero no tienen el mismo trato y repudio. Es un terrorismo consentido cuando no posiblemente inducido, viendo como hemos visto, entre otros episodios algún general llamando al patriotismo barriobajero. En resumen, creo que lo importante realmente es la lucha contra el capitalismo lo que debemos llevar a cabo como sociedad, independientemente de cómo nos llamemos como nación.Salud amigos.

    • Lo que pasa amigo es que si los que están a favor de la independencia no son conscientes o peor, creen que es la única solución al problema social que estamos viviendo, ésta sólo servirá para dividir y no conseguiremos nada, ni ellos, ni nosotros.

      Salud

  6. Como muy bien dices en tu relato, el vendedor (de zapatos) hará su negocio y luego las consecuencias las pagara es mal débil, como siempre. Lamento mi dificultad para explicarme.
    Y por último la responsabilidad sera de todos. no en la misma proporción.

  7. Pingback: La Cadena que no sirve contra las cadenas | EL ...

Los comentarios están cerrados.