Violencia y miedo

Captura de pantalla 2013-09-15 a la(s) 23.47.47

Escuchaba ayer mañana en la radio anuncio del grupo de las Prisa(s) una interesante conversación entre Ramón Cotarelo, Maruja Ruiz Martos, Ada Colau y el historiador Josep Fontana, con intervenciones e introducciones de Jasé Martí Gómez. Como siempre estoy dando “palos” a la prensa tenebrosa, hoy quiero agradecer al conductor de este programa de la radio anuncio, que no se si por su origen carabanchelero o por los años pasados en los Astados Unidos, tiene un sentido crítico del que carecen casi todos los paniaguados de esta cadena de radio.

Bien, la conversación iba sobre la reivindicación y la movilización. Quién quiera escuchar esta interesante charla, puede hacerlo aquí.

Una de las cosas que más llamó mi atención fue cuando Ramón Cotarelo puso el dedo en la llaga asegurando que, España es una especie de tubo de ensayo dónde el liberalismo mundial está mezclando dosis ácidas de represión, falta de libertad y fascismo con la paciencia ciudadana para ver lo que el pueblo es capaz de aguantar. También advirtió, como muchos ya hemos denunciado, que las únicas partidas exentas de recortes son las militares y las de material antidisturbios. Esto fue entendido por una Ada Colau cicatera como una especie de exaltación de la violencia y decía que los escraches han demostrado que no hace falta violencia para obligar a los políticos a tomarse en serio las reivindicaciones del pueblo.

Se habló también de la falta de respeto de este desgobierno que no atiende a reivindicación alguna. Eso tiene que ver con la famosa mayoría silenciosa de la que hablan estos desgraciados y que más bien es la masa borreguil asustada.

Durante decenas de años, las reivindicaciones tenían una amenaza de “consecuencias” para los gobernantes y empresarios que ahora, con esta idea con la que nos han llevado al huerto de que la violencia pierde toda razón, ha dejado de ser efectiva. Durante años, los obreros consiguieron reducciones de jornada, vacaciones y aumentos de salario a base de huelga que suponía la ruina del patrón. Durante años, los movimientos vecinales y sociales consiguieron libertad, democracia, ambulatorios, colegios, carreteras, etc., a base de movilizaciones que se sostenían por el miedo a la violencia. La violencia siempre ha existido por parte del poderoso. Durante años, los patrones mandaban sicarios que acababan matando a los dirigentes sindicales. Durante años, los gobiernos han tenido al ejército y a la policía que detenía, pegaba y maltrataba a los que consideraban causantes de los problemas.

Ahora, la violencia sólo se ejerce desde un único “lado”. Los gobiernos gastan ingentes cantidad de dinero en la compra material antidisturbios que debiera ser para utilizar en casos extremos y que, sin embargo, se utiliza para disolver manifestaciones pacíficas y para acongojar a la gente. Los gobiernos, y muy especialmente este desgobierno de tahúres y truhanes, utilizan la identificación, las multas generalizadas y las detenciones indiscriminadas como forma de acojone general y de evitar la manifestación y la reivindicación.

Es verdad que los escraches pusieron muy nerviosos a los zánganos que viven de ejercer la política como medio de enriquecimiento y forma de vida. Pero no es menos verdad que enseguida surgió la campaña de desprestigio para evitarlos. Campaña que consistió en hacer ver a la masa borreguil que los que participamos alguna vez en ese tipo de actuaciones éramos terroristas o nazis. Y eso se asocia directamente con la violencia. Sin embargo, dejar a niños si casa, hacerlos pasar hambre y necesidad o no tener derecho a ir al médico si te pones enfermo, eso no se asocia a la violencia, cuando es la mayor de las violencias existentes.

La dictadura extendió durante años el terror. Tantos que, una vez muerto el asesino genocida, no fue difícil hacer pensamiento general de esa cuestión. Hoy, esa idea no sólo ha desaparecido, sino que un desgobierno que se comporta IGUAL que se comportaba el del fascista eunuco, ni siquiera es considerado como un problema.

Como bien decía ayer mi amigo Joaquim en Facebook, no es lo mismo parar un desahucio que acabar con esta estafa y esta regresión a la edad media. La única forma de parar esto es despertar a la masa borreguil. Y dado que, todos estamos de acuerdo que la violencia no es buena, venga de dónde venga, debemos hacer ver la realidad de lo que está pasando. Y por tanto, la masa sólo despertará cuando se de cuenta de que el mundo entero se mueve bajo la violencia de unos pocos y que, quién más miedo tiene es quién más cede. Y ahora mismo, la mayoría tiene muy poco que perder y por tanto nada que ceder por lo que no sirve de nada tener miedo.

Las batallas que no se luchan son las primeras que se pierden.

Anuncios

9 comentarios en “Violencia y miedo

  1. Pingback: Violencia y miedo | EL VIL METAL. | Scoop.it
  2. A propósito de tu comentario de hoy, amigo Celemin, referente a los maderos, te diré que la necesidad de crear guardias, policias, etc. surgiría porque los caciques y poderosos de antaño, ladrones de lo ajeno, para conservar lo robado y mantener sus privilegios, necesitaban protección, así que contrataban cabezas cuadradas para guardarles bien las espaldas, y las estacas de las fincas, exactamente igual que hoy. Ese 1 % de nuestros semejantes, que hoy nos acongojan y nos saquean, disponen una guardia pretoriana bien armada de cabezas cuadradas con el mismo fin y con los mejores medios a su disposición. Protegerlos de la plebe y mantener los privilegios adquiridos por sus múltiples “robos legales”. La gran y grave diferencia que veo yo, es que antes, la plebe, a veces reaccionaba en gran algarabia con palos y hoces en busca de los caciques, hasta incluso, como objeto tremendamente persuasivo, llegaron a inventar la guillotina, pero hoy amigo, está incomprensiblemente mas acentuado el borreguismo y el pueblo no sale de su letargo. Lo que nos hace falta es que éstos trileros no consigan votos para otra legislatura, porque la recuperación costaria generaciones. Saludos amigos.

    • Esa “guardia pretoriana” encima la pagamos todos. La excusa es que es para nuestra protección. ¿Que tipo de protección prestan los antidisturbios?
      Como tu bien dices amigo, sólo protegen el sistema, contra quienes osamos porner las cartas sobre la mesa y descubrir las trampas.

      Salud.

  3. Laía esta mañana una entrevista a Laura Pozuelo en la que dice que en 15 años se ha reformado -endureciendolo- el Código Penal 26 veces. Y si las cifras nunca han avalado un aumento notable de la criminalidad, sólo cabe una explicación: a la interacción de medios de comunicación y poderes políticos.

    Por otro lado, disponemos de un parque carcelario por encima de la media de nuestro entorno y sin embargo… no llegamos a las cifras de delitos de éstos.

    Saquen sus conclusiones.

    Saludos.

  4. Y por tanto, la masa sólo despertará cuando se de cuenta de que el mundo entero se mueve bajo la violencia de unos pocos y que, quién más miedo tiene es quién más cede.
    …………………………………………………………………………………………………………
    Que sea cuanto antes.
    Hoy se ha suicidado Amparo una vecina de Carabanchel. Tenía de 45 años.
    http://www.publico.es/468806/una-mujer-se-suicida-en-madrid-tras-recibir-una-carta-de-desalojo-de-la-empresa-municipal-de-vivienda
    Y al mismo tiempo Botín nombra asesor a Rato.
    Celemin, escuché la tertulia. Me gustó que la trajeras a tu comentario. Desde que llegó Javier del Pino no me la pierdo.

    Salud

Los comentarios están cerrados.