Un atornillador afilado clavado en el ojo

Captura de pantalla 2013-09-24 a la(s) 23.01.34

Escuchaba ayer tarde en la radio anuncio comentar el video que aquí enlazo. A los del mal llamado primer mundo nos puede resultar increíble que tengan que hacer este tipo de denuncias, basadas en expresiones machistas y tópicos reales, comentarios realizados en los últimos diez meses por policías, JUECES y políticos indios. (Aunque al paso que vamos dónde vuelven las inauguraciones con misa, es hasta probable que dentro de poco veamos de nuevo el estereotipo del macho ibérico esparcirse a lo largo y ancho de esta tierra llamada España.)

Lo que en la India a un juez le parece “normal”, en el mundo civilizado, moderno y social nos parece repugnante. Lo que allí se justifica, aquí nos parece intolerable. Lo que implica ignorancia, lo disuelve la educación.

Claro que, uno puede pensar que en un país que ha convertido la mayor fuente de agua dulce en un puñetero vertedero, la cordura no debe de estar muy “allá”. Pero es que la cordura no entiende ni de religiones, ni de culturas, ni mucho menos de riqueza o sabiduría. La cordura es básicamente educación y se puede ser borrego allí, aquí, en Zimbabwe o en los Astados Unidos. De echo, ayer sucedió algo en nuestro entorno que es tan escandaloso o más que la barbarie machista de los hombres de la India. Unos señores, que dicen repartir justicia, pero que hasta ahora han paralizado todos y cada uno de los casos de corrupción del partido trilero, dicen que “otro” juez está equivocado y que los “gemelos” malasombra no cometieron delito alguno al adjudicar a dedo contratos a la “empresa” del yernísimo. Todo ello en un auto que es más un discurso político que un razonamiento legal. La ley prohíbe adjudicación directa para contratos públicos de esa envergadura y no dice nada de exclusiones porque el contratante sea el yerno del Rey, el hijo de dios o el puñetero San José. Sin embargo, al parecer, a la “mayoría silenciosa y borregil”, les parece bien la exculpación.

Me pregunto que hubiera pasado si, en lugar del TS de injusticia de Valencia, la decisión de la imputación hubiera caído en el TS de injusticia de Anadalucía. Probablemente la decisión habría sido muy distinta al igual que si lo hubieran hecho los jueces del TS de Euskadi o Cataluña. Pero aquí, al parecer, debemos clamar en el mismo desierto que claman la gente educada de la India contra el machismo, las violaciones físicas y de derechos de la mujer. Aquí, quién busque, no una condena, sino al menos un juicio justo, debe acudir a Argentina, como les está pasando a los que tienen la desgracia de tener a sus seres queridos desaparecidos en cunetas, o a la ONU, como a los represaliados del franquismo, o al Tribunal Superior de La Haya. Porque quién osa abrir puertas a la esperanza de la justicia acaba siendo denostado y expulsado de los tribunales. Y por si no nos quedaba claro quién manda y lo que nos puede pasar si seguimos insistiendo en la justicia (de los tribunales), en la social, en la igualdad y contra el fascismo descarado de estos anormales titiriteros del trile, ya se ha encargado el egregio fascista con cara de o haber roto nunca un plato, en retorcer la ley a su medida. Cualquier intento de escrache, animadversión a los políticos, difundir manifestaciones por la red, etc,.. serán considerados delitos con penas de 4 a seis años de prisión. ¡Hasta robar una bolsa de pipas tendrá cárcel! Eso si, robar todos los días a través de una supuesta subasta eléctrica dónde el que vende y el que compra es el mismo, eso no sólo no parece ser delito sino que está a la orden del día. Llevarse sobresueldos, tampoco. Y por supuesto que adjudicar contratos a quién te financia es una decisión política.

Cada día entiendo menos que nos asombremos por una viga en el ojo de los Indios y sin embargo estemos “tan panchos” con un atornillador afilado clavado en nuestros ojos.

A lo peor debiéramos dejar de ver la puñetera tele y de escuchar la radio, mientras no se dediquen a informar y no a “adoctrinar” y mantener atolondrada a la idiocia.

Anuncios

7 comentarios en “Un atornillador afilado clavado en el ojo

  1. Parece mentira que en la comunidad de más corrupción, Valencia, donde mandan desde hace décadas éste par de gemelos a quienes te refieres en tu entrada de hoy, que hacen y deshacen como les conviene a su especialisima y gran corrupción, digo que parece una provocación al pueblo que el TSJV haya rehusado la imputación de éste par de chorizos que curiosamente todo el pueblo español los tiene como tales, menos el Tribunal Sup. de Jus. de Valencia que cuida al máximo de sus “jefes”. A veces pienso que nos tratan como conejillos de indias para ver hasta cuánta provocación podemos resistir sin reaccionar. Increible y decepcionante. Salud amigo.

    • Actuaciones como estas son las que generan desconfianza en el partido socioliberal. Por no perder 500 votos en Torfdesillas, pueden perder miles en el resto del estado.
      ¡Allá ellos!

        • El problema de estos socioliberales es que no quieren “ofender” a nadie. Y los fachas les consideran “peligrosos radicales” y quién podríamos votarles, simplemente botarates sin criterio o con criterio liberal que es peor.

          Salud

  2. Pingback: Un atornillador afilado clavado en el ojo | EL ...
  3. Pingback: Un atornillador afilado clavado en el ojo | La Tronera de Celemín | EL TÁBANO

Los comentarios están cerrados.