¡Malditos canallas fascistas!

Captura de pantalla 2013-10-09 a la(s) 22.44.51

lo que tiene que hacer su grupo es respetar la aplicación de las reglas de la democracia”. Esas fueron las palabras que el menestro gremlin le espetó a Cayo Lara después de que éste les recordara los aplausos del fascismo cuando se aprueban leyes que dañan severamente la vida de las personas.

La cara dura de estos minusválidos de la democracia a quiénes hasta  el Consejo de Europa recrimina la utilización de “la madera” como elemento represivo de la libertad y la democracia, es de un grado superior al del diamante. Eso o que son bobos desde el nacimiento. Confunden el culo con las témporas en cada momento y se hacen poseedores no sólo de la única verdad sino de una metonimia política en la que se creen que ellos, son todo el mundo.

Es imposible que tanta hijoputez, cinismo, hipocresía, maldad y retranca sea fruto de una estrategia. Sólo las organizaciones criminales poseen una estrategia así de definida y viendo lo que estamos viendo con la Gurtel, la colocación de afines en la judicatura, las leyes destinadas a meter el miedo en el cuerpo del pueblo, o a “legalizar” las acciones que hacen de la vida de las personas un puñetero infierno, el parecido entre los fascistas y una organización criminal de esas que te guardan las espaldas a cambio de una módica cantidad o te prenden fuego al negocio, es francamente más que razonable.

Se creen tan protegidos por las instituciones, tan intocables, tan etéreos que se les ha ido totalmente la cabeza. Igual confunden la soberanía nacional con las críticas a su maldad, incompetencia e hijoputez supina que sueltan en pleno debate que los salarios en España no están bajando sino que tienen un crecimiento moderado. En ese complejo napoleónico de dioses intocables, igual prohíben canciones “extranjeras” en las ferias de su pueblo que una obra de teatro porque “ofende” a la virgen. Igual obligan a todos los españoles a sufrir la dogmática chaladura del Opus Dei que sueltan que hacer apología del nazismo de “Amanecer Dorado” está dentro de la libertad de expresión. Lo mismo le “buscan las vueltas” a un juez por intentar juzgar a los cómplices del genocidio franquista, que te soplan 3000 euros por pedirle el número de placa a un madero en una manifestación.

Ayer, hablábamos de la ignorancia de un pueblo que tradicionalmente vive del engaño, de la envidia y de intentar estar menos “jodido” que el vecino de enfrente. Y quizá sea esa actitud de alegrarse del mal de los demás, de gozar con las desgracias ajenas, aunque estemos al borde del abismo, la que esté permitiendo tener a unos cafres fascistas al frente de las instituciones. En todos lo sitios cuecen habas, pero aquí además las habas, la caldera, el agua, la leña y hasta el aire lo ponemos nosotros y el guiso, en lugar de ser nuestro alimento, se lo dan a los cerdos para quedarse con los jamones.

Como dice el buen Rafel, disfrutemos del día. A lo que yo añado además que sigamos obteniendo la felicidad del número 1 de Nadal o de la clasificación del equipo de España para el mundial de fútbol. Porque eso, es mucho más importante que tener sanidad o educación universal, salarios dignos, derechos, vacaciones, ayudas para becas o dependencia o libertad para poder decirle al político cabrón que lo es a la cara. Como dirían en mi pueblo: “¡ande va parar!”.

Anuncios

5 comentarios en “¡Malditos canallas fascistas!

  1. La peste negra está aquí y estamos obligados a romper el sálvese quien pueda.
    Malditos canallas , SI, ellos y los que los apoyan a muerte hasta morir matando.
    Abajo el régimen
    Salud

  2. Pingback: ¡Malditos canallas fascistas! | EL VIL ME...
  3. Disiento, Cele. La estrategia está bien definida.

    Estos bobos lo único que hacen es aplicarla con fruición. Están encantados de hacer bien los deberes y disfrutan con ello. Aún más si perciben que nos están hodiendo bien.

Los comentarios están cerrados.