Manipulación

Anochecía en la ciudad. Una maraña de gentes iban y venían por las calles. Las luces de las escasas tiendas que aún no habían cerrado, sumían los locales en una lenta agonía. Las persianas metálicas rugían bajo el tenue brillo de la noche. En un recodo de la esquina, media docena de personas permanecían sentadas. Todas llevaban bolsas de plástico en la mano. Algunas, incluso un carro. Los más preparados además guantes y un gancho. Todos esperaban que el cierre metálico se levantase. Par allí, deberían salir los cubos de basura del supermercado en cuyas escaleras permanecía sentada Lucía, junto a otras cinco personas más.

Durante quince años, Lucía nunca pensó que un día debería hacer cola en el supermercado a rebuscar huevos o yogures caducados y fruta e incluso, con suerte, carne con la que poder ocupar su diáfana nevera. Durante esos años y tras esforzarse, primero en el colegio y después en la universidad, tuvo una vida placentera. Una casa enorme, un novio estupendo, un deportivo en la puerta y vacaciones todos los años y en lugares estrambóticos como Groenlandia o Hawai. Su salario en la empresa de construcciones que la había contratado antes de acabar la carrera le aportaba, no solo un buen dinero, sino un reconocimiento social y un bienestar espiritual. Le gustaba su trabajo, que poco tenía que ver con el sector en el que se movía la empresa. En 2010, las cosas empezaron a torcerse. Primero un ERE que dejó en la calle a más de la mitad de la plantilla. Aunque como fueron los primeros, no fueron los peor parados. Cuarenta días por año trabajado como indemnización por despido. Más tarde, un segundo ERE, ya en 2012, acabó con las ilusiones y las esperanzas de el ochenta por ciento de los que quedaban. A éstos sólo les dieron 20 días por año y un máximo de doce mensualidades. Cinco meses más tarde, Lucía se encontró con la puerta de la empresa cerrada, otras tantas mensualidades de deuda, sin indemnización, sin trabajo, sin paro y sin saber que hacer. Ya fuera por la situación de estrés que vivió durante esos dos años, ya fuera porque todo se acaba, por esas mismas fechas, su novio se largó de casa. A mediados del 2012 recibió una notificación del embargo de su casa por el banco. Malvendió el coche y se fue a vivir a un pequeño apartamento dónde alquiló una habitación. Así ha ido tirando hasta la actualidad, con lo poco que sacó del coche y lo que pudo sacar a los pocos amigos que siguieron siéndolo (o que en realidad lo eran).

Hoy está contenta. Lleva tres días trabajando. Un amigo se enteró de que en el bufete de abogados asuso a su empresa, buscaban una persona que se hiciera cargo de las facturas. Doce horas semanales de trabajo por 240 euros al mes. Con eso, podrá pagar la habitación y aunque deberá seguir buscándose la comida en contenedores y bancos de alimentos, está contenta porque hoy, además, le han entrevistado en la tele. Es una de las pocas personas que dicen que han encontrado trabajo en el último mes. 

Relato Corto © J. Celemin 2013

****

Motivos de Jorge, Día 12 (anteayer):

Anuncios

27 comentarios en “Manipulación

  1. Si amigo Celemin, esta es la más brutal y cruda realidad de la ESPAÑA actual .Hoy estoy de vuelta en Madrid y después de la manifestación por la Educación Pública he aprovechado para pasear por el centro y esto que tan bien has relatado se respira en cada rincón de esta decrépita ciudad reflejó de todo un país que más que nunca es el del Lazarillo de Tormes…
    Salud y Feliz Noche amigo!

  2. Me sumo, también le quiero felicitar por sus cuentos, no así por los avatares que nos adjudica “aleatoriamente”… con la aversión que le tengo al dichoso egipcio!!!

    • Si te refieres a la publicidad, no es algo que pueda evitar. La pone wordpress porque el sitio que ocupo es gratis.
      A mi no me gusta y si estuviera seguro que se evitaría, podría buscar un hosting de pago. Pero no lo tengo claro.

      Salud

          • Así es, desde tu perfil de wordpress
            [tu-alias] . wordpress . com / wp-admin /
            Pinchando en el avatar (el egipcio de Isabel), después en el menú de la derecha, la opción Perfil público, ahí puede cambiar su gravatar.

  3. Querido Cele: Me gustan tus historias, estos relatos que narras de forma exquisita. Te va bien, considero, esa orientación que le has dado a tu crítica. Tienes madera de narrador, aprovéchala. Te lo digo desde mi perspectiva profesional de muchos años.
    Advertí en su momento a Narbona de algo parecido. A horas de hoy parece que tiene abandonada esta hermosa cualidad.

    El caso es que cuanto más escribes, más aprendes. Con más facilidad las palabras se imponen en tu cerebro y en tus dedos que corren por las teclas como si hubieran cobrado vida propia.

    Los desmanes de este país corrupto, a cuyo frente se halla un presidente corrupto -el que más-, un gran mentiroso, han dado tal vuelta de tuerca a todo en menos de dos años que la inmensa mayoría que gozaba de un trabajo, de una posición digna…, de repente, se han visto metidos en la ciénaga del paro, de la pobreza de pedir, como casi le sucede a Lucía.
    Lucía, ejemplo y representación de la injusticia sobrevenida por la criminalidad de unos delincuentes que ocupan el poder. Mejor ilustrado y mejor denuncia, imposible.

    Enhorabuena, amigo Cele.

    Un abrazo,

    • Gracias. No sabes cúan reconfortantes son tus palabras. Que alguien del gremio lieterario me eche “esas flores” me anima a seguir.
      Gracias, de verdad.

  4. Hola amigo. El relato de hoy tiene doble valor. El valor de fotografiar la realidad actual que nos va concerniendo a todos poquito a poco y el valor literario, que en éste relato especialmente lo bordas. Lo triste es la moraleja. No nos vale la resignación, pues ésta nos lleva a más penurias. Cada dia se superan y nos hacen protagonistas del drama de Lucia en nuestras propias carnes. Gracias por mantener presente a diario el homenaje a Jorge. Ese es un buen ejemplo. Lo triste es que en 47 millones de ciudadanos haya solo un Jorge. Bueno amigo felicidades dobles, por tanto en el dia de hoy. Salud y que te mejores, que al parecer, llevas malos pasos. Lo digo por el podólogo, jeje. Te comunico que voy a estar ausente un par de semanillas, ya sabes, Imserso y tal. Así no me echarás en falta. Un abrazo compañero y compañeros.

    • Gracias. Llevo arrastrando problemas en los pies desde hace un par de años. De vez en cuando me “casca” no se si artrosis, juaneste o la mala hostia que llevo arrastrado por estos asquerosos trileros y paso unos días malos. Curiosamente siempre me ocurre al llegar el otoño.
      ¡Te echaremos de menos! Pero al menos alguien puede viajar, que en estos tiempos no es nada habitual.

      Salud y buen viaje, amigo.

  5. “Justicia para un final con vencedores y vencidos”. Lema de la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT)

    Una auténtica provocación, sin muertos en la mesa en tres años y actuando como en los mejores tiempos. ¿Es ésto democracia?.

    • Entre todas las cosas que están quedando al descubierto en los últimos tiempos, no podía ser menos la de la verdadera naturaleza de la AVT y la singularidad de su estrecha relación con el PP.

      • Como dije dias pasados, yo estimo que la principal razón de que siga existiendo ésta carcoma es porque realmente se trata de la Asociación de” Beneficiarios” de las Victimas del Terrorismo. Y porque es un pata muy importante de la mesa del pp y que utiliza a convenir.

      • Como dice pacorbe, a mi no me queda ninguna duda de que estos señores son unos vividores del miedo, de la venganza y de las subvenciones. Muchos, ni siquiera se llevaban bien con sus muertos, pero ahí están.
        Su talante, NULO. Su democracia consiste en algo que se decia en el franquismo: “Para eso ganamos la guerra”.
        Salud

  6. Estoy de acuerdo con María Dolores Amorós en que no se ten dan nada mal estos relatos, Cele.
    Y es cierto que me ha animado con frecuencia. Sólo con sus lecturas y comentarios está más que justificado seguir escribiendo, por mi parte. Me siento de alguna forma deudor de ella. Tomo nota de su regañina y prometo colgar más contenidos en el Blog.
    No dejes de escribir, amigo. Es placentero, es terapéutico, nos acerca a los otros y por supuesto, es un arma de combate imprescindible.
    (Perdonad la chapa de hoy, amigos, pero a veces “conviene parar, sentarse en una hamaca y contemplar como crece la hierba en el jardín”)
    Un saludo

  7. Tu relato duro y realista llega al corazón. Felicidades
    Ayer había menos gente apoyando a Jorge Alex, Gisela, Alejandro y Juanma. Ellos están activos y con ánimos. Pararon dos desahucios. Sigue pidiendo unión y mucha gente que les apoye.
    Los egos de los grupos están por encima de las causas comunes
    Os dejo una consecuencia de la reforma laboral.
    Hay que parar la deshumanización de las empresas
    No a las practicas de Konecta
    Celemin, que te mejores
    Salud
    http://tetuan.tomalosbarrios.net/2013/10/26/despedida-por-faltar-al-trabajo-el-dia-de-su-desahucio-amayareadmision/

    • ¡Estas actitudes no van en el sueldo, ni en la placa, ni en la obediencia debida. Estas actitudes van en la forma de ser! Y desgraciadamente, la policía española tiene absoluta falta de talante democrático. Y por eso actúan como actúan.

      Salud

Los comentarios están cerrados.