La vida sigue igual

Los dos partidos que se han concordado para turnarse pacíficamente en el Poder son dos manadas de hombres que no aspiran más que a pastar en el presupuesto. Carecen de ideales, ningún fin elevado los mueve; no mejorarán en lo más mínimo las condiciones de vida de esta infeliz raza, pobrísima y analfabeta. Pasarán unos tras otros dejando todo como hoy se halla, y llevarán a España a un estado de consunción que, de fijo, ha de acabar en muerte. No acometerán ni el problema religioso, ni el económico, ni el educativo; no harán más que burocracia pura, caciquismo, estéril trabajo de recomendaciones, favores a los amigotes, legislar sin ninguna eficacia práctica, y adelante con los farolitos… Si nada se puede esperar de las turbas monárquicas, tampoco debemos tener fe en la grey revolucionaria (…) No creo ni en los revolucionarios de nuevo cuño ni en los antediluvianos (…) La España que aspira a un cambio radical y violento de la política se está quedando, a mi entender, tan anémica como la otra. Han de pasar años, tal vez lustros, antes de que este Régimen, atacado de tuberculosis ética, sea sustituido por otro que traiga nueva sangre y nuevos focos de lumbre mental”.

Fragmento del libro de Benito Pérez-Galdós “La fe nacional y otros escritos sobre España”
publicado en 1912. (Con permiso de Ere2de2).

* * * * *

Hace algunos años, no muchos, había un chascarrillo entre los que no votaban al PP pero no les molestaba que éstos fueran como son, que decía que, si presentaran una escoba como candidato, ésta saldría elegida. Lo cual dice mucho de la formación trinco-ácrata, pero mucho más de los españoles en general y de los votantes de estos inútiles vividores del presupuesto público en particular.

Y resulta que es verdad, que una escoba está rigiendo la Alcaldía de Madrid, aunque no elegida directamente, si como número dos de la lista electoral. Muchos de los paniaguados que desinforman a la gente, manipulan y maquinan con sus horas de radio y televisión, están poniendo el grito en el cielo por la mala actuación que la insufrible consorte está haciendo de la huelga del servicio de limpieza de la capital del estado. Y no estoy de acuerdo. Estoy conforme con que la actuación es paupérrima pero no mucho peor que cualquiera de los otros cientos de actuaciones llevadas a cabo por cualquiera de sus compañeros acráta-trincosos. La actuación en la huelga de basuras, pasando olímpicamente de la gestión, como si el ayuntamiento no fuera el titular del servicio, no fuera quién ha sacado a concurso el mismo, quién ha diseñado, fabricado y publicado el Pliego de Condiciones Técnicas del mismo por el que los adjudicatarios deben regirse, es propia de un inepto (o varios) cantamañanas. Es propia de quién cree que todo se soluciona con tiempo y sin mover ni un puñetero dedo (lo cual es verdad, pero acarreando gravísimas consecuencias). Pero si repasamos cualquiera de las actuaciones de esta gentuza, todas se han resuelto de la misma manera. Prestige, accidente del metro en Valencia, accidente del tren en Galicia, Madrid-Arena, y cualquier otra que menos conocida al no haber muertes, se haya producido, se han resuelto de la misma manera: pasividad, inactividad, mentiras y manipulación informativa. Sí, hay una cosa que tanto en el Madrid-Arena, como en las basuras es distinta a los demás: la incapacidad mental y dialéctica de quién está al frente para manipular por medio de la verborrea al ciudadano. Esta señora, prototipo de lo que era la mujer del alcalde de cualquier pueblo con cierto renombre de la España franquista, está dónde está por dormir con quién duerme. No tiene ninguna virtud, como no sea la de ir a misa todos los días o usar el coche oficial para ir a la peluquería, es gris, traslúcida, casposa y somnolienta. Pero aparte de eso, no es ni mejor ni peor gestora que todos los demás casposos ácratas que viven como faraones del presupuesto público.

Además, el problema de fondo no es la gestión, sino justamente la disgregación de la gestión. Esa mentira que se ha convertido en el undécimo mandamiento divino que dice que los servicios públicos se gestionan mejor desde lo privado es eso, una tremenda bola. Y es que, por mucho que los charlatanes que dicen ser “expertos” economistas liberales se empeñen en demostrar que la empresa privada lo hace más barato, la realidad es que sale bastante más caro. Si un servicio cuesta 100, y se hiciera por medios propios por 100, es evidente que el margen de ganancia que tienen que “sacar” quién se queda con la concesión no puede hacer que destine los 100 al servicio. Destinará 80 y los otros 20 irán al beneficio. Y además, en todo servicio público debería contabilizarse económicamente no sólo el precio final del servicio sino las consecuencias de un mal procedimiento o mala praxis en la realización del mismo. Si la empresa que gestiona la limpieza de Madrid, lleva cuatro meses sin mandar personal a mi barrio, se está ahorrando un dinero, pero si me caigo al pisar uno de los cientos de plásticos que la gente tira al suelo o si acabo cogiendo una infección por una caída, ese gasto es imputable a la mala gestión de la limpieza. Para que se vea más claro, pondré otro ejemplo. Muchos comedores de colegios públicos se sacan a concurso y se gestionan por una empresa privada de catering. Si resulta que los chavales no comen nunca carne porque es cara o si acaban dándoles puré de patatas de primer plato y arroz de segundo, están malnutriendo a los chavales y a la larga, les crearán enfermedades como diabetes, obesidad, etc. Esas enfermedades son imputables a la gestión de ese servicio y acaban costando dinero al erario.

Pero aquí, como decía ya a principios del siglo XX Galdós y antes Larra y mucho antes se quejaba Quevedo, los vividores de lo público se alternan pareciendo diferentes pero actuando con los mismos criterios. Se cambian el traje de las formas, unos traje de mamporrero y otros con traje del que “sin querer” te la mete doblada. Pero ambos no desean cambiar nada porque, a ellos, les va muy bien así. Y cambiar, supondría mejora para la mayoría pero probablemente perder la vida a ellos. 

Anuncios

9 comentarios en “La vida sigue igual

  1. Conforme iba leyendo el relato lo iba relacionando con los partidos actuales. La similitud es absoluta. Veo que la historia se repite, pero casi siempre en éste pais, dando el poder a los que más tienen y mas tramposos y corruptos son. Creo que ya el vaso está colmándose con las últimas gotas. Esa es la esperanza que nos queda, al menos a mí. Salud y saludos amigos.

    • No estoy muy de acuerdo con el relato. Creo que la revolución si hizo algo por este país. Al menos en la República. Pero, ayer, cuando lo leí en casa Rosa Mª Artal, me llamó la atención que, efectivamente, en este país la historia se repite. Pero es que yo soy de los que opinan que desde el siglo XVI, no han cambiado mucho las cosas en cuanto al poder y sus acciones.
      Salud

  2. Buenos días amigo Celemin. Está claro que durante estos 38 años de democracia, lo que se nos vendió es un sistema turnista similar al que ya definía Galdós, con los mismos males,pero mejorado en su deterioro a través de los medios de desinformación lo que nos volvería a llevar al tema que hablábamos ayer de la manipulación de los medios que crean verdades absolutas de absolutas mentiras(hemos vivido por encima de nuestras posibilidades,la gestión privada es mejor que la publica, la justicia es igual para todos,etc…). En Francia el tema de la NO SENTENCIA del tribunal sobre el Prestige ha sentado fatal, hasta en medios tan conservadores como Le Monde , y no salen de su asombro ni aunque se les explique como a un niño de cuatro años. La verdad es que como leí a Ignacio Escolar “La propaganda es un hechizo muy eficaz, pero su poder se diluye cuando uno se aleja del último altavoz que repite el mensaje falaz.” Y la verdad es que es la mas pura realidad. España es un país de mentira,de juguete, una casa de pin y pon donde toda la realidad que se trasmite desde los voceros oficiales es ficticio. TODO,MENOS LA MISERIA Y EL EMPOBRECIMIENTO DEL PUEBLO y los GANADORES, los de siempre a lo largo de nuestra dilatada historia.

    Salud y buen día a tod@s!

    • Si, estos asquerosos, se creen que fuera tienen los mismos voceros y luego les pasa como al sinWERTgüenza que le tienen que llamar basura porque sus mentiras implican a otra gente más poderosa que no está dispuesta a seguirles el juego.
      Francia ha tenido dos revoluciones: la de 1789 y la de mayo del 68. Aquí, una apertura que consistía en recortar las capas para que los asesinos no se escudaran en ella, acabó con el primer ministro y en rebelión conservadora. Siempre se habla del chauviniosmo francés, pero cada día creo m´´as que en realidad es un invento español como lo de la pérfida Albión. Porque aquí, siendo analfabetos y garrulos, siempre nos hemos creído mejor que los demás y mucho más modernos. Aunque la modernidad haya consistido siempre en los cirrios, la sacristía y las sobrinas de los curas.

      Salud

  3. Pingback: La vida sigue igual | La Tronera de Celemín | EL TÁBANO

Los comentarios están cerrados.