La ideología del hambre, la muerte y la dictadura

Captura de pantalla 2013-12-02 a la(s) 22.46.14

Estos días no estoy muy allá. La salud de la familia anda quebrada y eso repercute en la concentración y en el estado de ánimo. Y hay momentos en los que, no sólo no hay ganas de escribir, sino que es imposible hacerlo con una calidad mínima. A veces no me doy cuenta de si pasa esto y por eso pido paciencia y perdón.

Escuchaba el otro día en la radio, unas declaraciones de la insufrible Collares en la que decía que la ideología del Partido Patimar ha traído el mayor progreso de la humanidad. Como no estaba muy centrado, creí no haber escuchado bien lo que decía esta pelanas a la que le regalaron la alcaldía como a la otra Collares le regalaron El Pardo.

Como ya he dicho alguna vez, es casi imposible que este artículo llegue a ser leído por uno de esos estúpidos que compran diariamente la moto que venden estos indeseables, pero por si acaso hay que recordarles lo que históricamente ha traído a la humanidad la ideología de estos racistas, xenófobos, clasistas y pendencieros tuercebotas.

Captura de pantalla 2013-12-02 a la(s) 22.50.42

Desde que la humanidad tiene “uso de razón” las actitudes clasistas, las de imponer la sinrazón de la fuerza, la de hacer trampas con tal de ganar, la de aprovecharse de los demás o la del egoísmo supersticioso, violento y tramposo ha traído involución, inmovilidad, superchería, violencia, hambre y muerte para la gran mayoría y momentáneo bienestar coyuntural para los violentos, listillos y tramposos. Quiénes dominaron el fuego, descubrieron la rueda, los metales, la pólvora o la medicina eran personas inquietas, inconformistas, gentes con ansias de saber y sobre todo capaces de desobedecer la lógica y la moral de quiénes desde siempre han considerado esas cosas como peligrosas inventándose pecados, seres superiores castigadores contra todo el que rompa las normas. La propia cristiandad basa sus orígenes en el miedo y la desobediencia y en la maldad de la mujer (misoginia pura) al considerar que los males de la humanidad parten de haber desobedecido a dios al comer algo que éste había prohibido y encima culpando a la mujer por haber incitado al hombre.

Captura de pantalla 2013-12-02 a la(s) 22.51.46

La ideología de la insufrible consorte, trajo la primera y la segunda güera mundial, la guerra de los Balcanes, la guerra de la independencia americana, la Española, y sobre todo el primer y el tercer mundo. El hambre y la muerte en el tercer mundo y el hambre y la muerte en esta parte del primer mundo que ahora han convertido en satélite del tercero al haber cambiado China de bando.

La ideología de estos gañanes fascistas le trajo a España cuarenta años de retraso económico, político y social hasta el punto que de aquellos lodos nos salen ahora estos barros. De salarios míseros (en 1977 mi padre cobraba 13.000 pesetas al mes cuando un piso valía un millón de pesetas, y un coche medio 500.000), tenemos hoy uno de los salarios mínimos más bajos de la Unión y el estado de bienestar apenas se quedó en estado de medioestar.

Pero lo peor de todo es que en los últimos dos años España ha pasado de ese estado de medioestar a ser un país tercermundista con salarios por debajo de los seiscientos euros (nivel de 1990), de la mejor sanidad del mundo a la número 18 y bajando. De una educación pública y universal a una restrictiva dónde los pobres no sólo no pueden pagar la universidad sino que muchos no pueden ni pagar el material escolar de la secundaria. De un país dónde uno podía salir a la calle a reclamar lo que quisiera a multas de cientos de miles de euros para acallar la disidencia. Hasta el punto que la Unión considera que en España no hay libertad y que es el único país del mundo que impide que observadores internacionales inspeccionen su régimen.

Todo el progreso de la humanidad ha sido debido a quiénes nunca se conformaron con ser meras comparsas y dejaron su vida y la de sus familias en la lucha por la mejora. O es que a esta egregia cantamañanas que utiliza el coche público y los guardaespaldas que todos le pagamos para ir a la “pelu” ha olvidado que los suyos mandaban asesinar, encarcelar y maltratar a quién osaba reclamar derechos, libertades, justicia o salarios decentes.

La inmundicia se extiende y lo peor de todo es que sigue habiendo una cantidad ingente de estúpidos que siguen creyendo que la riqueza de los demás es contagiosa y que el progreso está en callar, aguantar y vivir de las migajas o morir de hambre y necesidad.

Anuncios

18 comentarios en “La ideología del hambre, la muerte y la dictadura

  1. Pingback: La ideología del hambre, la muerte y la ...
  2. Que acertado lo de la “Collares” otra vez nos quieren vender la moto.
    Historia de una realidad dura que vivimos viendo a nuestros padres sufrir y sufrir luchar y luchar.
    Recuerdo mi padre cuando ya su movilidad era limitada y su jefe le iba a buscar para que viera sus campos de frutales y otras posesiones decía “cabrón tu rico y nosotros sin salud y explotados toda la vida”. El jefe murió a los 92 años .. Mi padre ganaba bastante menos que tu padre. Mi padre había construido la casa en el recinto de la empresa y era de la empresa. Trabajar los dos de día uno con nómina y mi madre de cocinera para ciento y pico sin cobrar un duro hasta que una multinacional llegó… de noche éramos todos custodiando la caja fuerte con dinero de la empresa… y esta situación era de privilegiados decían muchos pq tenían la confianza del jefe.
    En fin … historias que vuelven
    Que haremos si los que hablan y actúan con claridad dejan de darnos caña ? NADA !!. y los mas ganaran a los menos.
    Demasiados egoistas? puede que sí pero ¡¡te necesitamos!!. aunque sea un haiku
    De fondo tengo la radio y fachirdón con la máxima preocupación de los de extrema derecha ¡el comunismo! por favor !! que vergüenza de país… les dará miedo que Pablo y Monedero a partir del día 5 estén con su tuerka en la TV de Público….
    Que todo mejore y ¡cuidate!
    Salud para todos

    • No son historias de abuelo, son vivencias que algunos no quieren recordar y otros ni siquiera han vivido y por tanto no pueden ni imaginar lo que nos espera.
      Gracias por tus ánimos y comprensión.

    • Nos hacen mucha falta, los Pablos, los Monedero y los Celemines, si hubiesen más la cosa iría de otra manera. Personas que sepan quitar la venda de los ojos a la inmensa mayoria de ciudadanos acomodados en la pura miseria, es lo que más falta nos hace.

  3. Buenos días amigo Celemin!

    Como siempre articulas la realidad de manera espléndida. Esta es la tris te realidad de este país que huele a rancio…
    He vuelto al exilio realmente desesperanzado, he necesitado desconectarme tres días de nuestra realidad para poder superar la impotencia que me invade.
    Quizá estoy muy pesimista pero no encuentro entre tod@s un ápice de optimismo que ayude resolver la terrible tormenta reaccionaria que descarga en España.
    Nadie se mueve. Hay tanto ruido que ya ni nos escuchamos…La calle desunida, los partidos políticos de izquierda a su rollo, alejados de la calle,entablando debates que no llevaba ninguna parte(he asistido a un par de ellos y es tristemente así), buscando estrategias políticas de acción..que son sólo eso:palabras. Todo es desolador.
    La izquierda no quiere entender ni darse cuenta que la única acción es la unión y ésta debe manifestarse en la calle. Llamar a la movilización ciudadana,pero claro argumentan que…y si se les llama extremistas??.
    Había olvidado lo que es este juego profesionalizado qué es la política,donde hay gente “haciendo carrera” por ir en unas listas,debatiendo y debatiendo sin parar,consumiendo lo mismo que producen,con sus pequeñas puñaladas y su propio terrorismo interno;así no me extraña que los ciudadanos nos hallamos acostumbrado a vivir sin ellos.
    Lo cierto es que la realidad va a un ritmo superior,devastador; el suelo se hunde bajo nuestros pies y la izquierda política debate y debate la acción,el pueblo no sale a la calle en la proporción necesaria,unos por miedo,otros por ignorancia y otros porque piensan que no va con ellos…de momento.
    Siento si estoy siendo muy pesimista hoy pero mi estancia por Madrid ha sido terrible en este aspecto y me ha dejado agotado mentalmente. Sólo pensaba en irme y ya no se sí volveré . Por lo menos no para dar opiniones en debates de opinión que jamás se traducirán en nada.
    O nos lo cocinamos solitos en la calle o esto será sólo el principio de nuestro fin.

    Salud! Y buen día a tod@s

    • Expilcado tan bien y por alguien que lo ve “desde fuera” tiene doble valor.
      Amigo, sólo espero que eso de no volver no sea cierto. Aquí si alguien sobra son ellos y si no vuelves que sea porque no quieres y no porque no puedes.

      Salud

    • Siento lo mismo que tú amigo, pero hay que subir la moral, al menos los que tenemos o estamos más concienciados. Es fácil decirlo pero no queda otra. Salud y p’alante.

      • Gracias Pacorbe. Lo intentaremos, esto es una montaña rusa anímica provocada por la impotencia y la clara percepción de que no solo no avanzamos si no que tampoco somos capaces de parar la situación.
        Salud amigo!

  4. Estoy con “El Emigrante” de acuerdo en que articulas espléndidamente la realidad, estimado Cele. Y su comentario, que en sí es otro artículo más que eso, va en el mismo sentido de lo que denuncias en el tuyo. De lo que denunciamos cada día. Y que, lejos de caer en saco roto, o de creer que esto que por aquí dejamos sirve como válvula de escape para concienciados cabreados exclusivamente, lo que hace es expandir el pensamiento y abrir los ojos a quienes aún los tienen cerrados y que ni tan siquiera lo saben.

    Por eso, opino como “Franctrangerino”: hay que seguir y seguir demoliendo como hace el agua a la roca más dura a base de la persistencia…

    Lo estás haciendo bien, Cele. Sigue. Y deseo que la salud quebrada de los tuyos se recomponga. Un abrazo.

  5. Amigo Celemin, digo yo que para pasar por un bajón de moral con el excelente articulo que hoy has elaborado, no veas cómo te saldrán cuando te encuentres recuperado. Excelente repaso a los acontecimientos importantes de la historia, poniendo a cada mochuelo en su olivo. Que no decaiga amigo. Un abrazo y p’alante que nos falta mucho en qué luchar.

Los comentarios están cerrados.