Las reglas del juego

El sol caía con justicia. El canto de las chicharras era la banda sonora del mediodía. Cinco elefantes pastaban tranquilamente junto a una ciénaga llena de rojas aguas, hipopótamos y cocodrilos. Junto a ellos, dos elefantes cachorros jugueteaban con el barro. Un fuerte ruido seco se extendió por la sabana. Cientos de pájaros levantaron el vuelo. Los monos gritaban y corrieron a esconderse entre la maleza. Los leones levantaron sus enormes melenas y lanzaron un fuerte grito. Uno de los elefantes estaba ahora espatarrado e inmóvil. Un agujero en plena frente y una gota de sangre explicaban lo que había pasado. Los otros cuatro elefantes divisaron un Jeep del que sobresalían cuatro cabezas y dos rifles. De forma nada habitual, en lugar de echar a correr en dirección contraria al vehículo, se dirigieron hacia los cazadores. El conductor, presa del pánico, primero caló el coche y después, giró tan rápido que lo volcó. Las patas de los elefantes y sus trompas lanzaron decenas de golpes contra los malheridos cazadores. Se habían invertido las reglas del juego.

© J. Celemín

*****

No vi el discurso de navidad del egregio cazaelefantes. No estaba en casa y mi cuñado, con buen criterio, decidió secundar una iniciativa de la red que proponía apagar el televisor. Sólo sé del discurso lo que he leído en la red. El “olvido” del yerno presunto delincuente y la petición de que los nacionalistas catalanes no abandonen las “reglas del juego”.

Tiene bemoles que, quién vive del presupuesto público, quién llegó a España con una maleta raída y arena en los bolsillos y ahora tiene cientos de miles de euros hable de respetar las reglas del juego. ¿Serán las mismas reglas por las que este egregio le ha cargado al erario 3,4 millones de euros por un capricho personal donde enseñar a sus amigos sus trofeos de caza?¿O quizá sean las reglas por las que la fiscalía está haciendo lo imposible para que el juez Castro no impute a su hija?¿O tal vez las mismas reglas por las que el gobierno indultó a cuatro policías condenados por torturas, a un kamikaze asesino o al exalcalde y tres exconcejales de Valle de Abdalajis?¿O quizá se refiere a al artículo 9.3 de esa Constitución que tanto dicen respetar que debería garantizar el principio de legalidad, la jerarquía normativa, la publicidad de las normas, la irretroactividad de las disposiciones sancionadoras no favorables o restrictivas de derechos individuales, la seguridad jurídica, la responsabilidad y la interdicción de la arbitrariedad de los poderes públicos? ¿O quizá sea las reglas que marca el artículo 41 de la misma ley que dictamina quelos poderes públicos mantendrán un régimen público de Seguridad Social para todos los ciudadanos que garantice la asistencia y prestaciones sociales suficientes ante situaciones de necesidad, especialmente en caso de desempleo. La asistencia y prestaciones complementarias serán libres?

Todos sabemos a qué reglas del juego se refiere el Borbón. Son las reglas que han hecho posible que una banda haya llegado al poder para esquilmar el estado. Son las mismas que hacen posible que un españolito de a pié tenga que esperar una media de un año para poder ser operado y que sin embargo las madres y esposas de políticos, los políticos y los egregios sean operados inmediatamente, sin restricciones y sin lista de espera. Son las mismas por las que, mientras en una familia normal, aunque el marido se gaste el dinero de la hipoteca en el juego y la mujer no sepa nada, permite a los bancos quedarse con la casa familiar mientras que las hijas del rey y las políticas consortes son ignorantes y por tanto no se las puede imputar. Son las reglas que hacen que mientras el salario mínimo se congela y la media de los salarios cae alrededor de un 20% en los dos últimos años, la asignación real se mantenga intacta o con una rebaja inapreciable. Son las mismas reglas en definitiva que impiden que el pueblo pueda dar su opinión en la calle, o pueda cambiar las cosas porque quién manda, se reserva el derecho de decidir lo que es válido o lo que es ilegal.

Anuncios

9 comentarios en “Las reglas del juego

  1. Pingback: Las reglas del juego | EL VIL METAL. | Scoop.it
  2. Yo no sé muchas cosas, es verdad.
    Digo tan sólo lo que he visto.
    Y he visto:
    Que la cuna del hombre la mecen con cuentos
    Que los gritos de angustia del hombre los ahogan con cuentos
    Que el llanto del hombre lo taponan con cuentos
    Que los huesos del hombre los entierran con cuentos
    Y que el miedo del hombre ha inventado todos los cuentos.
    Yo sé muy pocas cosas, es verdad.
    Pero me han dormido con todos los cuentos
    Y sé todos los cuentos

    (Poema de León Felipe)
    Querido Celemín, te deseo unas Felices Fiestas y si quieres te cuento un cuento sobre la Felicidad y sobre la Fiesta.
    Hace muchos años que no me gusta el cuento de Navidad, que nos cuenta el mata elefantes, osos, y otros animales. Es más, ahora que recuerdo, nunca me a interesado la opinión de su poltrona, decidida por el dictador y por los amigos de EEUU.
    Tampoco me interesa el cuento de la Trotona de Pontevedra y su desaparecida esposa. Cómo dice el cantante: ¿A que dedica su tiempo libre?. Yo si se a que dedico mi escaso tiempo. Está mañana se ha presentado la policía a precintar el cuarto que utilizamos como almacén, en el banco de Alimentos del 15 M de Tetuán y que nos lo había cedido la Asociación de Vecinos de Tetuán-Cuatro Caminos. Después de muchas palabras y mostrar nuestra disconformidad a tan cruel medida y en las fechas que estamos, nos han citado el lunes, en la concejalía, para que un triste burócrata, nos avergüence con un sinfín de leyes y requisitos incumplidos, entre ellos el no rezar el rosario, pero no miran el que estamos atendiendo a 30 familias, con niños y ancianos a su cargo. Hasta los pobres, que son de ellos, que rezan y agradecen a la divina providencia de su generosidad. Nosotros no pedimos generosidad ni beneficiencia, solo ayudamos.

    • Hoy he estado todo el día fuera. Acabo de ver tu comentario y me ha dejado helado. Hay que ser muy ruin, muy hijo de mala madre para actuar así. Estoy convencido de que empiezan a tener miedo. Algunos medios ven ya inevitable un cambio constitucional y no quieren que seamos los impulsores. Tienen miedo. Es la única explicación coherente que s me ocurre a tanto hijoputismo, tanta indecencia y tanto abuso.
      ¡A luchar, amigo, a luchar!

  3. La Repú, acabo de enterarme en público y no podemos permitir que una bruja o un grupo de brujas gane tb esta vez. Ellos son los que quieren caridad en vez de justicia. Quitan los derechos básicos para sustituirlos por caridad por intereses opusianos .
    Ellos son los indecentes que quieren hacer morir a las personas decentes.
    Con vosotros pq juntos sí podemos.
    A por ellos!! A desalambrar !!

    Cele, los indecentes están cada día mas creciditos. Tampoco les vi ni les veré jamás ya bastante tenemos con saber que nos desfalcan. Son unos cínicos que nos han robado todo y lo malo es que algunos nos dimos cuenta demasiado tarde cuando perdimos el primer trabajo.
    Salud, todo mi apoyo y si puedo presencial

  4. Lo has dicho todo ya.
    He leído en Público que “quieren cerrar todo el edificio para poder construir”. Esta es la octava prórroga, porque llevan amenazando con el desahucio desde hace 3 años y anda por ahí un marido de la doble pájara paloma/gaviota casada con un constructor con muchas ganas de hacer negocio. Fue el abogado del tránsfuga en el maldito tamayazo.

Los comentarios están cerrados.