¿justicia? ¿dónde?

Captura de pantalla 2014-01-08 a la(s) 22.01.34

Escuchaba el otro día sorprendido en la caja para tontos al líder de IU Cayo Lara, decir que la imputación de la hija del rey y esposa del presunto delincuente Urdangarín, demuestra que “la justicia en España es igual para todos”. Pensé que lo había soñado porque también dijo lo mismo el dirigente del Partido Patrincar en esa comunidad dónde das una patada y lo mismo te salen cien corruptos que te toca la lotería doce veces seguidas.

Quizá IU y su líder están relamiéndose por las encuestas electorales y pretenden ser más afines al sistema a fin de acomodarse más a la estructura del estado y así intentar arañar unos votos. Creo que es una estrategia equivocada porque lo que ganen por la “derecha” lo van a perder por la “izquierda”.

La justicia habitualmente no existe en ningún sitio. Los ricos y poderosos poseen suficientes “artes” con las que inclinar la balanza a su favor. En este país, además, carcomido por sectas cuya percepción de la igualdad, del progreso, la libertad y la justicia social es nula, la injusticia es especialmente demoledora. España se ha convertido en un país dirigido por talibanes con ideales de injusticia, clasismo, superioridad, impunidad e impudicia. Talibanes que no sólo controlan el poder y el desgobierno, que además elige a quién debe dirigir los modos de comportamiento de la judicatura, sino que copan tribunales y fiscalías.

Por eso, cuando existen jueces que quieren ser un poco objetivos y hacer cumplir la ley, se les buscan las vueltas a fin de que dejen los casos o acaben dejando la judicatura.

Llegado a este punto debo recordar que la mujer del presunto delincuente Urdangarín, fue imputada por delitos “penales” y desimputada al poco tiempo por instancias superiores al Juez Castro. Debo recordar que lo que ahora se le imputan son delitos tributarios (que por ejemplo fueron los que acabaron con Al-Capone en el talego a falta de condena de los delitos de asesinato y extorsión). Lo que quiero decir es que, aunque los delitos fiscales a mi me parecen tan graves o más como el cohecho, la prevaricación o la extorsión, en este país son considerados menores y por tanto un “quiero y no puedo” o un “que parezca algo pero sin mucho riesgo”. Además, debo también incidir en que, salvo a la hija del rey, no conozco a nadie al que, una vez imputado se le de dos meses de plazo para que sus abogados se preparen, no contra los cargos por los que se le acusan, sino para una apelación para la desimputación. No conozco a ningún ciudadano “normal” a quién se le ofrezca la posibilidad de contrariar al juez instructor. Por eso la justicia no es igual para todos.

De igual forma, ayer conocíamos que la Audiencia Provincial de Baleares, ha paralizado el ingreso en prisión del delincuente Matas hasta que el Gobierno decida sobre su indulto. Algo que no sólo es irregular sino que además contradice la legislación por la que se rigen los indultos (art. 32 de la Ley de 18 de junio de 1870, de Reglas para el ejercicio de la Gracia de indulto: “La solicitud o propuesta de indulto no suspenderá el cumplimiento de la sentencia ejecutoria, salvo el caso en que la pena impuesta fuese la de muerte, la cual no se ejecutará hasta que el Gobierno haya acusado el recibo de la solicitud o propuesta al Tribunal sentenciador.) .

¿La ley es igual para todos? Hay un hombre, Alberto, al que le van a joder la vida por haberse opuesto a los parquímetros que Gallardón (siempre Gallardón) impuso en el Barrio de Hortaleza de Madrid. No ha robado, no ha cometido delitos fiscales, no ha matado a nadie, no tiene condenas sucesivas (lo que según el artículo 2 apartado 3 de la ley 18 de 1870, también impide la concesión del indulto), no ha cometido delitos de cohecho, malversación o prevaricación. Pero para él no hay indulto. Y probablemente acabará en la cárcel. ¿La justicia es igual para todos?

Claramente NO. Y lo que es peor, sin justicia NO EXISTE EL ESTADO DE DERECHO.

Anuncios

6 comentarios en “¿justicia? ¿dónde?

  1. Está meridianamente nítido que la justicia no es igual para todos. El ejemplo que pones en tu escrito de hoy Celemin lo confirma.El hecho de que de que Matas, Urdangarin, La Princesita, Carlos Fabra, Cotino, Paco Camps, Del Pino, Correa, la Gurtel, los sobres, etc. Y así una lista de cientos de politicos corruptos cuyos casos se eternizan en el juzgado hasta que consiguen la triquiñuela perfecta para liberarse. Impunidad total tienen estos privilegiados y al ciudadano de a pie, por protestar o manifestarse le quieren acribillar con toda clase de tropelias y sin dilación meterlo entre rejas. HDLGP. Salud amigos.

  2. El retablo que compone la realidad de nuestro país es absolutamente indignante a poco que se conozca. Y el precepto constitucional que pretende que la Justicia es igual para todos, se cumple del mismo modo que el de que la Hacienda somos todos.

    Y a pesar de que a la mayoría de la población no todo le llega, por razones obvias, esto de que la Justicia va por barrios y escalas es un mantra que sí trasciende. Otra cosa es que lo asuman con “normalidad”. La normalidad de que “siempre ha sido así”.

    No hay Justicia. Y la controla la casta. Como lo controla todo.

    Sin embargo es evidente que casos como el del Juez Castro o Elpidio Silva se muestran como algo que nos resulta “extraordinario”, cuando no hacen sino cumplir con su obligación y con el papel que están llamados a desempeñar. Pero estoy con Maruja Torres (cuyo artículo enlazo al final) en que sus actuaciones, sin ningún género de dudas loables y apoyables, no pueden hacernos creer, cual espejismo, que existe la Justicia en España.

    Salud.

    http://www.eldiario.es/zonacritica/Salsa-Merengue-Cataplun_6_215988413.html

  3. Pingback: ¿justicia? ¿dónde? | EL VI...

Los comentarios están cerrados.