No la hagas y no la temas.

Captura de pantalla 2014-01-13 a la(s) 23.24.10

Ayer escribía sobre Gamonal y su revuelta y, debe de ser tan extraño que en una ciudad conservadora como Burgos se haga algarabía contra la injusticia, que ha sido portada en todos los medios y tema de cientos de blogs muchos más leídos que este. Para el que aún no se haya enterado de porqué se ha armado la marimorena en Gamonal recomiendo este artículo de Nacho Escolar, burgalés como yo, y aunque ha vivido allí menos años que un servidor, ha tenido la oportunidad de trabajar allí en medios de incomunicación, manipulación y adoctrinamiento de masas y está por tanto mucho más instruido para ello.

Como decía ayer, lo que está pasando en Gamonal no es nada extraño. Es el paradigma de lo que está pasando en el mundo y en especial en este país manejado por trileros, delincuentes de traje y corbata y gentuza sin el menor escrúpulo que, argumentando que todo vale cuando uno tiene mayoría en las urnas, hace, deshace, gasta de lo público como si fuera del vecino, vende lo que no es suyo y maneja, manipula y engaña argumentando que nos hacen un favor porque ellos ganarían el triple si se dedicaran a sus negocios, cuando en realidad, si no fuera por lo público, los amigos, el tráfico de influencias y los chanchullos, no tendrían ni un euro para comprar un Don Simón que beberse en una infecta esquina de cualquier calle. Hay mucha gente que vive en la calle que, intelectual y humanamente, es mucho más capaz de ganarse la vida que estos ignorantes vividores de lo público pero a los que directa o indirectamente les han obligado a tomar prestada la calle en un simulacro u hogar diferido (que diría la Bienpagá).

Me preguntaban ayer en el trabajo como es posible que alguien “intelectualmente de izquierdas” pueda decir no a la peatonalización de una calle. Pero las protestas de Gamonal no tienen nada que ver con la peatonalización y si mucho con la falta de aparcamiento. Es la gota que colma el vaso de un barrio con un paro del 22%, dónde toda obra planeada por los sucesivos ayuntamientos del PP ha consistido en intentar cobrarles por aparcar. Ya lo intentaron en 2005 a cien metros de la Calle Vitoria y los vecinos no lo consintieron. Y no lucharon con ramas de olivo, rosas en los fusiles o globos de colores. Porque en España no funciona el buenismo. Si entonces, no hubieran quemado contenedores y tirado macetas desde los pisos, no habrían conseguido nada. Y si ahora no hicieran lo que están haciendo, ni los medios se habrían hecho eco del problema de este Barrio, ni probablemente conseguirían absolutamente nada. Los gobernantes se ríen de las protestas que no hacen daño y usan la violencia contra las que suponen un peligro para su estatus.

Gamonal es uno de tantos barrios dónde la gente esta absolutamente hasta el higo de que cuatro indeseables, algunos condenados por corrupción, hagan y deshagan a su antojo, no escuchando a nadie, impidiendo cualquier forma de diálogo y negociación. Gamonal es Vallecas, La Mina de Barcelona, Las Tres mil Viviendas de Sevilla o cualquier otro barrio surgido de la etapa industrial de España con gentes venidas del campo. Gamonal es conciencia social. No conozco ningún barrio dónde haya cinco asociaciones de vecinos, cada una de ellas preocupada por sus vecinos, trabajando por sus vecinos y haciendo de la asamblea, la forma de toma de decisiones. Es la democracia en estado puro. Es la democracia que molesta la PP y al PSOE y hasta a IU en algunos casos. Es verdad que también allí viven gentes acomodadas. Gentes que han olvidado los tiempos de miseria, del tocino, del plato común dónde el más rápido era el que más comía, de los madrugones para ir a acarrear las mieses, del ganado y la basura, de como debían compartir habitación con tres hermanos, de como sus padres debieron deshacerse de ellos y mandarles a estudiar a los frailes o al seminario para tener que dejar de alimentarlos porque no había para todos. Es verdad que esos votan al PP o al PSOE y que no están dispuestos a luchar para que te hagan caso. Como mucho levantar la voz en el bar o en casa con los amigos. Y siempre que no haya a quién molestar. El dinero hace olvidar y reforma las conciencias.

Dice Nacho Escolar que el PP ha llamado a capítulo al alcalde Javier Lacalle. No es para menos. Quizá si en el proyecto no se quitaran las plazas de aparcamiento de superficie, no habría habido oposición al mismo. Pero quizá, una protesta por un aparcamiento se les puede ir de las manos y convertirse en el inicio de otra mayor y en ejemplo a seguir en el resto del estado. Y eso es lo que temen. La yesca está a punto de encenderse con cualquier pretexto. Ayer el periódico de Mendez Pozo justificaba en un artículo lo que nadie le había pedido que justificara. Y cuando uno se justifica es porque sabe que ha obrado mal. Y cuando el gobierno tiene que justificar sus medidas en los votos, cuando se gobierna no sólo de espaldas al pueblo sino contra el propio pueblo al que además se le hace pagar por ser oprimido, entonces es que se sabe que se está haciendo mal.

No la hagas y no la temas, dicen en mi pueblo. 

Anuncios

11 comentarios en “No la hagas y no la temas.

  1. Pingback: No la hagas y no la temas. | EL VIL METAL. | Sc...
  2. El negocio es quitar plazas de aparcamiento, ser muy rigurosos en los aparcamientos y así esta garantizado el negocio de los aparcamientos. Además de las inversiones aunque luego no podamos pagarlas y tengamos que diferirlas.
    El negocio del pelotazo. El sentido común le dice a todo el mundo que si no hay dinero que no se pueden hacer inversiones en cosas no productivas.
    Y parece que no es la primera que ocurre en España.
    Por eso creo que lo que tenemos que hacer es como con (El ‘Prestige’ se hundió porque quiso) ir todos a Burgos a quitar el chapapote.

  3. Eso de tener a burgaleses informándonos es un lujo.
    Con los vecinos de Gamonal y ojalá los demás burgaleses se levanten.
    Lo bueno de todo esto es que los vecinos ya se atreven a corregir y pedir a los periodistas verdad

    • Manda uebos el paniaguado enchufado de la RTVE. ¡Que le dejen trabajar sin violencia! ¿Que violencia? ¿Decir que no diga mentiras es violencia? BOBO.

      Salud

    • Cuando anoche lo vi en directo, me quedé tan enfadado que busqué el enlace y lo coloqué en twitter y en facebook. Menuda hija de la gran p..a!

      Salud, amiga

  4. Todo por la mayoría silenciosa. Si el gobierno de Burgos se sentara a hablar con los vecinos del barrio en vez de pedir más policías para reprimir su protesta, este sería un país decente con gobernantes decentes. Si periodistas y políticos (Ana Botella, por ejemplo) intentaran informar y trabajar por buscar soluciones, no se hablaría de “atentados” ni de una “violencia” tan chusca como la de la reportera de La Sexta.

    • Efectivamente amigo. Muchos vecinos de Gamonal reclaman un referéndum sobre la necesidad del bulevar y el parking. Costaría menos que las lunas rotas de los bancos.
      Nos enfrentamos al peor de todos nuestros males, la manipulación y el adoctrinamiento periodístico. Ayer la sexta, hoy RTVE. Sólo cuentan lo que quieren y a medias.
      Y una última cosa. El alcalde ha paralizado de momento las obras. No ha sido por internet, ni por los medios. Ha sido por la UNION de los vecinos y las acciones tomadas.
      Que sirva de ejemplo.

      Salud y bienvenido.

Los comentarios están cerrados.