La polla en verso.

La empresa en la que trabajo, tiene su convenio en los últimos meses de vigencia. Ayer, tuvimos una charla de un delegado de CCOO que me cabreó muy mucho. Decía el tipo que, tal y como está el mundo ahí fuera, no podemos esperar mucho, porque además el empresario tiene el arma de la reforma laboral. Y lo decía como si la reforma laboral hubiera llegado de la noche a la mañana. Como si no fuera consecuencia de las otras tres reformas anteriores que nos quitaron derechos y libertades, que firmaron tanto CCOO como la UGT y que, con el cuento de que iban a servir para bajar el paro y mejorar las relaciones patrón, obrero, sólo sirvieron para preparar el camino de esta estafa que nos esta quitando hasta la vida. Que el sindicalismo esté en horas bajas, no sólo es culpa de este sistema individualista que nos ha pirateado el cerebro para que creamos que la felicidad consiste en tener cosas innecesarias , un móvil de última generación, un coche con tablet y un trabajo aunque te cueste dinero tenerlo. Que el sindicalismo esté en horas bajas es también consecuencia de los miles de chanchullos, de los cientos de putadas y de las decenas de hijoputas que han vivido sin dar ni golpe bajo la liberación sindical.

Lo que le pase al vecino nos importa lo mismo que lo que nos ha importado durante años lo que les pasaba a los negros de Etiopía o a los niños que cosen zapatillas en Taiwan, Bangladesh o la India. Mientras crece el número de niños en estado de extrema pobreza, en 600.549 en el último año, mientras el fraude es el elemento número 1 de la marca España y la economía sumergida ya ocupa a uno de cada cuatro ciudadanos (si se le puede llamar a sí a quién no respeta ninguno de los deberes de la ciudadanía), los Españoles seguimos pensando en la risa, en el fútbol y en las estupideces varias porque, bastante mala es la vida como para encima tomarte en serio los problemas. Y si te enfrentas a ello (a los que pasan olímpicamente de todo y sin embargo se quejan más que nadie cuando les toca) o acabas sin amigos o acabas siendo como ellos.

Que en este país gobiernen estos coscojeros del engaño, no es casualidad, ni mala suerte. En este país gobiernan estos indeseables porque la mayor parte del pueblo se refleja en sus gobernantes. Aquí, quién no defrauda es porque no puede y quien no roba es porque no tiene ocasión. Luego con ir a la iglesia, esnifar incienso y decirle al de la sotana lo que les preocupa, todo solucionado.

¿Tendremos que esperar como en los últimos cinco siglos a que los europeos nos saquen de la miseria, la caspa, el incienso, la ignorancia y el miedo?

Pues esperemos sentados para no cansarnos. Eso si, mientras nos reiremos de ellos y daremos palmas. Y desde luego, seguiremos pensando que España es el copón bendito, la hostia y hasta el paraíso terrenal.

Anuncios

6 comentarios en “La polla en verso.

  1. Con individualistas e hipócritas no se puede aspirar a nada.
    Van a la iglesia por los mismos motivos de siempre y por mantener sus autoengaños son incapaces de respetar a vivos y la ultima voluntad de los muertos.
    Todo vale para q todo siga igual.
    Salud

  2. La polla .. de rabiosa actualidad.
    Magnífica elección
    Estoy tan harto…. estoy a un minuto de explotar ,
    Que lo diga toda España

  3. Lo de ” No te metas en política…” lo llevamos grabado a fuego. Si te fijas bien, hacemos como que nos metemos en política, pero sin pasarnos, criticamos lo que todos critican, sin pasarnos. No nos significamos en demasía ( también lo llevamos grabado a fuego) a no ser con los compañeros o amigos que si que nos entienden, con los que si puedes hablar, criticar y significarte. Nos soltaron en una presunta democracia sin informarnos ni educarnos en sus principios.
    Y así ha pasado que tenemos sindicalistas que no tienen ni idea de eso del sindicalismo, sólo de los cargitos. Tenemos políticos que no tienen ni puta idea de que es eso de la democracia, sólo saben de cargos y privilegios.
    Querido Cele tenemos que educarnos. Gracias por estar ahí.
    Un besazo.
    Mercedes
    Nunca es tarde.

    • Educación. Esa es la palabra. La piedra Roseta de nuestra sociedad. Por eso estos trogloditas están intentando educar en el pasado, en el miedo, en un dios vengativo y sádico que acongoje a la ciudadanía para que esté calamita y en su casa.

      Salud, y gracias a ti.

  4. Pues no, Cele. No es casualidad que gobiernen “éstos”. Aunque, a decir verdad, la clamorosa ausencia de discursos ajenos a un pensamiento único, también contribuyen a ello. Nadie en los medios suelen hablar con meridiana claridad. Y la cotidianidad repleta de banalidades poniendo el foco en nimiedades suele calar en los poco avisados.

    La manipulación mediática es algo que pesa más de lo que podamos llegar a imaginar. A poco que oigas o leas a Noam Schomsky caes en la cuenta del por qué de muchas cosas.

    Respecto a lo de esperar a que los europeos nos saquen las castañas… valía como mantra para confiar en que Europa, y nuestra pertenencia a ella, impedirían los seculares desmanes de este país de pandereta. Hemos visto que no ha sido así. Pero ello no significa no obstante que debamos dejar de ser europeistas. Lo que hay es que cambiar, desbancando esa política criminal, sustituyendo a sus autores y recetas por quienes creen que los pueblos, las personas, y el bienestar de las mismas, están por encima de todo lo demás.

    Salud, amigos.

Los comentarios están cerrados.