Cantos de Orcos

Captura de pantalla 2014-02-12 a la(s) 23.26.01

Anteayer decía el BBVA que si se cumplen las previsiones del desgobierno (crecer al 1%) se crearán, ¡ta-chan!… 60.000 puestos de trabajo.

En un país dónde, desde que estos vividores amorfos que igual aplauden a un misógino salido, que bailan al compás de la música que marca el líder de un partido islamista, dinamitaron las relaciones patrón-obrero, se han destruido un millón de empleos; sesenta mil puestos de trabajo precario, mal pagado y muy temporal, parece un número de broma, como para sacar pecho.

Pero como decía el otro día, de la observación se pueden sacar conclusiones importantes. Y lo que vengo observando es que las empresas grandes (bancos, multinacionales, etc) cada día tienen más beneficios y menos empleados. Lo que unido al enorme negocio de la especulación, señala que, al parecer, ya no es necesario invertir en la explotación laboral de las personas para conseguir pingues beneficios.

Y ojo, que en esa manía que tienen algunos de no pagar impuestos (cuando los impuestos justos y proporcionales son la base de cualquier estado social), lo siguiente es acabar con ellos y por tanto con el estado social. Ya lo ha propuesto el miserable gañán insufrible: “hay que bajar impuestos y recortar el estado de bienestar”. Y también lo decía hace unos días en “El Economista” ese personaje rebelde llamado Santiago Niño: “España podrá bajar impuestos si hace recortes salvajes de gasto público”. “Con un crecimiento del 1% no da ni para el pago de los intereses de la deuda”. O sea, que lo próximo, adiós a la sanidad, a la educación, una bajada del salario de los funcionarios (que no de los asesores o políticos vividores), adiós al subsidio de desempleo, a las pensiones no contributivas, a la poca ley de dependencia que queda y a las infraestructuras públicas.

En una Unión que cada día es menos Unión y más Alemania (Bélgica expulsara a los ciudadanos de otros países comunitarios que no encuentren trabajo en tres meses), en una Europa cada día más fascista (el partido de Le Pen ha pasado de un 3% a un 23% en intención de voto, Noruega quiere hacer un referéndum para echar a los extranjeros, Suiza ya ha aprobado en referéndum limitar el número de inmigrantes, etc.) vivir del trabajo se presenta harto difícil y la tendencia es a que las desigualdades sigan aumentando.

Por eso, como decíamos ayer es importante parar esto, porque dentro de poco, ya no habrá nada que podamos hacer. “Podemos”, pero ¿Queremos?

Anuncios

15 comentarios en “Cantos de Orcos

  1. Con sólo la viñeta que has buscado, ya es lo suficientemente descriptiva de la actual situación general, haciendo casi innecesario cualquier texto. El toro, asombrado e indeciso, símbolo de España, incrédulo, observando hasta donde de baja, ha quedado la monarquia, cuyos símbolos actuales, la corona y la muleta, compiten por saber cual de ellos representa mejor a la institución. Y el último símbolo, el trapillo,que se cae, y dobla hasta el mástil, por el gran peso de la corrupción y las tropelias a que los poderosos someten al pais.
    Referente al texto, me quedo con tu última frase, que como en los diez mandamientos del cuento sin fin, ese de más de dos mil años, se resumen en dos. La situación actual de la sociedad, se describe y se resume con esa frase:
    “Podemos”, pero ¿Queremos?.
    Y como siempre ahí está el quid de la cuestión. Somos cincuenta o cien mil personas concienciadas, el resto aborregamiento general y ante ésto, qué…. aunque querramos.
    Nos hace falta un guia, un buen pastor, que nos guie donde los pastos nos beneficien. El otro dia lo mencionaba con pocas palabras el amigo Franctrangarino.
    Qué cosas, tan temprano. Amigos, salud y entre tanto, a seguir ante la adversidad.

  2. Es de agradecer, Cele, la claridad con la que resumes fotográficamente, cada día, el desolador panorama en el que estamos instalados.
    Era tanta el hambre de liberarnos del yugo último que nos atenazaba, el fascismo, que Europa era el agarradero al que una vez insertados en su estructura, quedaría asegurado que los tradicionales dueños del cortijo nacional no volverían a las andadas retrocediendo -como tantas y tantas otras veces- al país y a sus habitantes, a tiempos pretéritos.
    Pues como en tantas otras cosas, también nos hemos equivocado. Europa, tal y como está concebida y controlada, tampoco es ya garantía de nada. A tus apuntes al respecto de la deriva en la que está, me remito.
    Por eso, estoy con quienes indican que no es solución efectiva tratar localmente la guerra en la que estamos cuando los problemas son globales. Y globales han de ser las soluciones.
    Tenemos que desmontar esto. Y junto a los europeos de a pie, transformar igualmente esta Europa de unos pocos, poquísimos, que desde sus púlpitos nos dicen cuanto hemos de ganar, cuando hemos de jubilarnos, como hemos de vivir, para que su chiringuito y su sistema de vida siga inmutable. Y con la cara dura de no aplicarse ninguna de las “recomendaciones” con las que nos bombardean mediáticamente.

    Cada día se constata por activa y por pasiva, que DEMOCRACIA y CAPITALISMO parecen abolutamente incompatibles. Es la razón última de que se hayan quitado todas las caretas y estén ejecutando a cara descubierta la barbarie que cada día describimos.

    O ellos… o nosotros.

    Salud, claridad de ideas y determinación.

  3. Nuevamente gran viñeta y mejor retrato
    Por supuesto que muchos lo queremos y lo pedimos a gritos siendo conscientes de lo difícil que nos va a resultar. En su ADN vienen las instrucciones genéticas de lo que es el poder y si se lo arrebatan
    saben ser golpistas , les educan para ser ganadores y para remate saben que tanto la situación local
    como la global les beneficia . Saben que somos conscientes de la situación y tb saben que somos
    débiles, lo que no saben es en que momento podemos romper todas sus predicciones.
    Ellos ya sin máscara enseñan con regusto lo que nunca dejaron de ser, ellos/ellas son capaces de quitarse del medio a quien les toca los cojones o los ovarios, de hacerse invisibles cuando las cartas no les favorecen, de permitir que banderas fascistas sigan luciendo en iglesias como se podía leer ayer en el Plural….. Madrid, siglo XXI: banderas fascistas en el altar y Cara al Sol en la Iglesia de los Jerónimos para despedir a Blas Piñar.
    El capitalismo mata y los deseos de poder tb. Anoche me acosté viendo noticias de Venezuela por internet y que distinto era escucharlas desde el lado del capital que le molestaban hasta los cubanos que vivian en allí y desde el gobierno que llamaban a la calma por la muerte de un chavista llamado “Juancho”. Todavía no hemos olvidado que 15 y 16 de Abril del año pasado mataron a por lo menos 11 chavistas pero aquí desde la prensa del capital siguen informando “a su manera”.
    Ufff menuda chapa os he metido …
    Si queremos … vamos a ver si PODEMOS
    Salud

    • Como siempre digo, no es chapa.
      Tambien desahogándose uno aquí, nos viene bien a los demás. Sobre todo si lo que se dice es interesante.

      Salud

        • El video es muy didáctico y esclarecedor. Deberia considerarse obligatorio verlo, para estar vacunados contra toda clase de imperialismos, que tanto daño hizo y sigue haciendo.
          ¿Quien dijo que no son necesarios los líderes?. Aquí tenemos ejemplos, que hicieron grandes cambios en sus paises, como
          Chavez, Allende, Evo Morales, y otros. Daria parte de mi vida por tener uno de ellos en éste nuestro pais.
          Gracias Lume.

  4. Lume nos ilustra sobre el funcionamiento de un imperio. Falta apostillar que sin los vendepatrias, no sería posible o su coste sería inasumible.
    Ciertamente hay pocos que sean capaces de resistir un disparo de un millón de dólares.
    En la era romana, tuvimos Numancia y Sagunto como ejemplos de resistencia. ¿y hoy?.
    Tengamos una visión global.
    Dejémonos de mareas y provoquemos un tsunami.

    Salud República.

  5. Mil gracias a todos vosotros. Se que los que por aquí pasáis lo tenéis mas que claro. Al traerlo pensé en el que pueda pasar de casualidad y siga viendo por los ojos de los mas poderosos pueda empezar a mirar de otra forma.
    Después de ver lo que me contaban unos y otros desde VZ y lo que la prensa amiga del régimen estaban contando decidí enviarlo a mucha gente que sigue diciendo “no se puede hacer nada”. De momento nadie me ha respondido. Creo que la clave puede estar en ayudar a desaprender lo aprendido y el documental de Pilger da esperanza y expone claramente (al menos para mí)que es una guerra contra la democracia y en favor de las élites.
    Salud

Los comentarios están cerrados.