IU, no quiere unidad

2011-06-21-bases-IU

Sabéis que siempre he reclamado desde aquí unidad. Desde este foro se promueve una futura candidatura única de todas las formaciones cuya intención sea la de hacer políticas sociales, de justicia, igualdad, servicios públicos y estado de bienestar, entre otros. Una única candidatura que pueda, desde dentro del sistema, cambiar la ley electoral para que sea más justa y representativa y que, a medio plazo, se pueda emprender un proceso constituyente dónde podamos elegir el estado que la mayoría de los ciudadanos quieran, dónde podamos elegir desde el sistema del estado (república o monarquía), hasta el grado de representación que ostentarían los parlamentarios.

Cada vez que sale un proyecto de unión, Foro Cívico (Anguita), Podemos (Pablo Iglesias), quiénes se oponen con más fuerza son los miembros del PCE. Éstos reclaman para si la única representación “legal” de la izquierda e intentan desprestigiar esas plataformas aduciendo que lo que hacen es dividir el voto y por tanto la representatividad. Eso, a pesar de ser cierto, es una verdad a medias, porque, muchos salimos en su día de esa formación cansados de luchar contra la imposición, la lealtad forzada y el yo ordeno y tu obedeces.

Los que tenemos memoria, recordamos que I.U. fue un “invento” de Antonio Gala y de Cristina Almeida cuyo tirón electoral era mucho mayor que el que tenía el PCE que había ido cayendo en intención de voto hasta casi hacerla una fuerza residual. Sin embargo, desde el PCE, poco a poco, paso a paso, fueron haciendo que la gente se sintiera incómoda y abandonando la formación. Es verdad que los que se fueron al PSOE no merecían estar en IU. Pero no es cierto que todos los que se fueron lo hicieran por no tener protagonismo. Muchos se fueron hartos de intentar cambiar las cosas. Hartos de obedecer a quién se cree con el derecho de decidir por todos los demás. Hartos de ver como hay quién cree que la coalición es de su propiedad y por tanto tienen el poder de hacer y deshacer.

Desde el PCE, siempre han sido muy dados ha “inventar” recuerdos, a añorar aquello que nunca ha sucedido. Y siempre han intentado aplastar a todo aquel que, dentro de la coalición no comulgue con los intereses de ese partido.

Se olvidan, como otros, que para tener futuro como coalición, como partido y como personas individuales, debemos parar esta espiral neonazi que se está propagando como la peste por todo el mundo occidental y en particular sobre España. Para ellos debemos concentrarnos en lo importante y no en quién es el mayor protagonista, quién lleva las riendas o quién saca más rédito personal. Porque estamos hablando del futuro de todos.

Ayer, me enviaron estos documentos (1 y 2) de Izquierda Abierta, dónde denuncian el incumplimiento de lo pactado por parte del PCE, su cerrazón y su forma nada democrática de hacer las cosas. Tengo claro que no han querido siquiera intentar un pacto con Podemos, como no lo quisieron hacer nunca con EQUO. Tengo claro que, de seguir así, acabarán muertos políticamente. Los que pueden votarles no quieren formaciones al estilo del PP o del PSOE. Si no se dan cuenta de eso es que son más tontos de lo que pensaba.

Anuncios

6 comentarios en “IU, no quiere unidad

  1. Hoy, amigo, eliges un tema candente y de máxima actualidad. Ole tu valentia, porque efectivamente, es el problema más grave que tiene y que debería “resolverse sí o sí” para las próximas generales, porque de lo contrario el fascismo arrollará atrozmente.
    Hoy, como ayer, la unión de las izquierdas es imprescindible y quienes no lo ven así, es que no estan por el bienestar social de los ciudadanos, sino del bienestar particular de sus intereses.
    De todas formas es el eterno problema, y yo no me decido a buscar culpables, debido a lo espinoso y complejo.
    Una vez mas, felicitarte por tu excelente entrada y salud que no nos falte.

    • No es cuestión de buscar culpables. Es cuestión de que se den cuenta. De que recuerden cuántos votos tenía el PCE en el año 1986 y cuántos tiene ahora.
      Y sobre todo y lo más importante que se den cuenta de que, así alguno puede conseguir trabajo y escaño para 4 años, pero, de seguir en esta línea, será pan para hoy y mucho hambre para mañana. Para nosotros y para ellos.
      Ya se está planteando una futura coalicción PPSOE (el Mundo lo publicaba hace unos días). Si no andamos con cuidado y no efectuamos la unión antes de las elecciones generales, no habrá nada que hacer.

      Salud

      • Buenas tarde amigo Celemín!
        Suscribo plenamente tu post de hoy y esta respuesta. La verdad es que todo ello genera frustración, de la que ya comente hace unos días.
        Creo que si el PCE sigue en esta actitud, debería presentarse con sus siglas y que una verdadera coalición de izquierda,nueva, adaptada hacia aquello que exige la ciudadanía, no como mero espectador, si no participativa, que permita tomar decisiones sobre los temas importantes que vayan surgiendo en el país es necesario. Que gobierne por y para los ciudadanos y que articule los problemas reales en tono de igualdad de todos ante la ley.
        Es desesperante ver como ni tan siquiera quieren unas simples primarias abiertas, que es un paso muy pequeño, pero que significa el movimiento hacia donde la clase política no quiere moverse.EL CAMBIO. Y peor aun escuchar a Cayo Lara decir que estas son “perjudiciales para las minorías”…
        PD: Los documentos son para blandos para lo que yo hubiese querido.

        Salud a tod@s! Hay que seguir peleando. Lo triste, que es dentro y fuera, y así no se avanza.Como bien dices “pan para hoy y hambre para mañana”

  2. Acertadamente, como es ya habitual, pones el acento en algo que es esencial.
    Todos los intentos que desde el 15M nacieron para superar viejos esquemas y, lo que es primordial, inundar de participación estructuras de algún modo consolidadas (pero en decadencia) no han llegado a puerto. ¿La coincidencia? La que apuntas. El tarro de las esencias de la izquierda, el PCE, no suelta el control. Ahora, menos que nunca. Porque creen que recolectarán los descontentos de quienes han visto la faz auténtica del PSOE.

    Pero desde el 15-M ya nada es igual. Todo ha cambiado. La gente quiere suma de esfuerzos.
    Y no quiere saber de nada que ni por asomo perturbe el objetivo esencial: parar la máquina que nos está hundiendo a pasos agigantados. Y participar. Se acabó el ver el espectáculo desde el patio de butacas.

    Salud,

Los comentarios están cerrados.