¿Democracia? No, tocomocho

mentirarepetida

Durante los últimos casi cuarenta años, nos han hecho creer que el sistema electoral, en España, y en toda Europa, es un sistema universal, libre y directo.

Si analizamos como están las cosas ni el sistema es universal, ni mucho menos libre y por supuesto no es directo.

Universal significa que todo el mundo tiene derecho a participar, no sólo como candidato, sino como elector. Si el sistema político representa a las personas, aquellos que viven de forma definitiva y están asentados en cualquiera de los países de la unión, deberían tener derecho a participar en los asuntos del estado. Pero, si no estás inscrito porque no tienes hogar, si eres extranjero o si no tienes papeles, no puedes participar. Si una persona vive aquí, debería poder decidir sobre lo que aquí se legisla. Por el contrario, tienen derecho al voto, señores que ni viven aquí, ni han vivido nunca, pero que conservan la nacionalidad española. Llegándose a la paradoja de que en algunas ocasiones, en Galicia, han cambiado la asignación de diputados a favor del Partido de la Propaganda. Muchos, tienen un sentimiento nacionalista que se asemeja muy mucho al de la propiedad. Y cree tener más derecho que otros, por ser o haber nacido en un lugar determinado.

Libre, significa que no existe poder, persona o causa que coaccione la libertad de cada uno para meter la papeleta. La imagen que a todos se nos viene encima es alguien que apunta con una pistola y obliga a otro por miedo a que le pegue un tiro a hacer lo que no quiere. Pero hay muchas formas de coartar la libertad. Los abuelos, a los que, el gobierno de turno se encarga de enviarles cartas todos los años para recordarles de quién depende su pensión (aunque no sea cierto esa es la impresión que muchos tienen y de la que se valen los gobiernos de turno), ¿tienen libertad a la hora de votar cuando creen que si se salen de lo de siempre se les acabarán las pensiones? Cuando uno va a votar y, como me ha ocurrido a mi en más de una ocasión, alguien se te pone detrás a escasos veinte centímetros para ver que papeleta coges, y te mira mal porque no has cogida esa que tiene como logotipo la carroña, ¿tienes libertad para votar lo que quieres o en muchos casos están hostigando al elector para que voten lo que ellos quieren? ¿Y esas empresas en las que si tu jefe se entera que no has votado lo que quiere, te despide?

Directo significa que a la persona que tu eliges, hará aquello para lo que le has votado. Como es imposible saber que es lo que quiere cada uno de los electores, podríamos tomar los programas electorales como “contratos” de compromiso entre el elector y el elegido. Otra forma de saber que es lo que quieren los electores son las manifestaciones y el sentir popular expresado en la recogida de firmas. Pero resulta que ninguno de los programas electorales se cumplen. Y en el caso actual del Partido Propagandístico no sólo no cumple ni uno sólo de los puntos de su programa sino que, uno que dice querer cumplir, provoca rechazo en el 80% de la población (que es otra forma de decirle a los políticos que por ahí no deberían seguir).

 La realidad es que, en el sistema político actual, por mucho que lo llamen democracia (poder del pueblo), el pueblo es una mera excusa. Un mero actor para cubrir el expediente. Al pueblo se le utiliza para hacer propaganda y darle legalidad al sistema. Sin embargo, como decíamos el otro día con los TTIP, resulta que ni al propio diputado de la UE encargado de hacer el informe sobre la marcha de las negociaciones, en las que tampoco han participado los gobiernos de los distintos países, le han dejado estar en esas negociaciones y por tanto, no tiene ni idea de lo que allí se ha tratado. Por supuesto, las negociaciones entre los diferentes lobbys están realizadas y, si no lo remediamos, pronto seremos miembros de un nefasto mercado único aún más grande, más injusto y más tenebroso, donde en lugar de trabajadores habrá esclavos y en lugar de ciudadanos meros consumidores (como las ocas a los que se les suministra el maíz a fin de que engorde su hígado).

Si nos centramos al ámbito español, es más o menos parecido cuando no peor. Porque estos asquerosos tragaldabas, delincuentes en muchos casos y mala gente en todos, son maestros del maquillaje y de prostituirlo todo hasta hacer lo contrario.

Al parecer, todo el mundo está a favor de que los impuestos sean cuántos menos, mejor. Sin pensar que el estado se sostiene de los impuestos, que el médico, el maestro, los hospitales, las escuelas, las carreteras, los parques de bomberos, los subsidios, las pensiones no contributivas, las ayudas familiares, etc, todo sale de los impuestos. Estos caraduras, maestros del tocomocho político, cogen a unos cuantos amigos suyos (gente por supuesto de su misma cuerda y pensamiento) los revisten de con el nombre de expertos, les pagan una pasta de nuestro dinero para que elaboren un informe (que ya está elaborado de antemano por esta fábrica de ideas fascistas que pagamos todos con nuestros impuestos y que llaman FAES), les cuelan la necesidad importante de que haya una medida extremista e impopular que nadie quiere (en este caso que la vivienda habitual cotice como incremento patrimonial) y sacan a la luz ese mal llamado informe con medidas que acabarán haciéndonos mucho más pobres y transformado definitivamente el sistema progresivo en uno lineal, en el que ricos y pobres pagan por igual con la diferencia de que a los pobres, les cuesta mucho más pagar un 21% de IVA en una barra de pan o un litro de leche que, quizá son los únicos alimentos que tomarán en el día, que ese mismo 21% en un jamón cinco jotas. De esta forma, la idiocia está contenta porque en lugar de un 10% de la nomina le van a quitar un 8%, cuando en realidad le van a subir del 10 al 21% el IVA y en aquellos productos que OBLIGATORAMENTE deberá consumir.

Anuncios

7 comentarios en “¿Democracia? No, tocomocho

  1. Sí señor. Tú lo has dicho el timo del tocomochoi puro y duro. y con el slogan: “P’aquete jodas, rojo de mierda”.

    • Los “demócratas de toda la vida”, tienen esos pensamientos. Se creen mejor que los demás y sólo aceptan la mayoría cuando les beneficia. Sino, a hacer lo que ellos te digan, eso en nombre de la libertad.

      Salud

  2. Buena noches amigo!

    Excelente, como siempre, defines perfectamente lo comunmente conocido como fascismo electoral. Esta claro que no es ni libre, ni directo ni muchos menos universal.
    En esta EU de las mal llamadas democracias europeas han impuesto una dictadura basada en en los trucos clasicos de la magia.Mediante luces,sombras y sonidos nos hacen creer a los presentes que lo que vemos es real. Ahi tienes, como bien explicas la subida del IVA y la bajada del IRPF. Magia, pura magia, y ante todo teatro.
    Tuve la suerte de tener como profesor en la Facultad de Historia a Julio Arostegui. A nadie le gustaba como docente porque ponia preguntas que los alumnos debiamos saber sacar de la cabeza. Ahi estaban los que eran capaces de aprenderse de cabo a rabo todos lo libros que les pusieran encima de la mesa, pero si la respuesta consistia en elaborar un juicio critico de todo, y sobre todo explicar el porque se llegaba a esa conclusion, el alumnado tenia muchos problemas y de ahi que a la inmensa mayoria no gustara.Julio se limitaba a decir…La respuesta se encuentra en sus cabezas.Ese era el problema anado Yo.
    Este rollo personal viene a colacion de que esto que tu bien explicas hoy y que yo defino como magia y teatro en nuestro pais es aun mas facil de desarrollar. Nadie ejerce un juicio critico de la realidad, nadie se hace las grandes preguntas y de quienes se las hacen unos por miedo a la realidad y otros porque piensan que en el futuro esos mismos trucos pueden servirles en su vida diaria e incluso en su carrera politica, porque es una carrera, nada cambia.
    Exceptuando a cuatro pirados,como algunos nos llaman, a los que intentamos con mejor o peor suerte desentranar donde esta el truco de cada cosa, y son muchas, de las que ocurren en el dia a dia.Hay quien no entiende que las cosas se puedan realizar por convicciones y no porque te paguen a cambio.

    De esta guisa nos encontramos en las butacas de este Gran Teatro llamado Espana, donde los trucos de magia son cada vez mejores, y nosotros salimos cada vez de el con los bolsillos,la dignidad y el cerebro VACIOS.

    Salud y buena noche a tod@s!

    • ¿Pensar? Si hombre, con el trabajo que da eso.
      Aquí en lo único que se piensa es como ser famoso y rico, para no tener que dar ni golpe durante toda la vida.
      La gente sólo ve a la zanahoria colgada del palo, pero ni observa, ni ve a quién sentado encima, sostiene la misma de forma que sea inalcanzable.
      ¡Con lo facil que sería dessmontarlos!

  3. Pingback: ¿Democracia? No, tocomocho | La Tronera de Celemín | EL TÁBANO
  4. Pingback: ¿Democracia? No, tocomocho | EL VIL META...

Los comentarios están cerrados.