¡No aguanto tanto bienestar!

Bienvenidos al país de nunca jamás. Nunca Jamás no es un país imaginario donde los niños no crecen y sólo existen la diversión y la felicidad. No. Nunca Jamás es un país real aunque sólo está en la mente de algunos. Este lugar cruel es habitado por niños que pasan hambre, que van al colegio sin desayunar y que sólo comen los alimentos que les dan en el colegio. Pero eso es porque quieren, porque son así de machos. Pero no por necesidad. Nunca Jamás es un país dónde la gente no puede trabajar y si lo haces, ya no te garantizan que como dice la Biblia te ganes el pan con el sudor de tu frente, porque sudar, sudarás mucho pero pan no puedes comprar porque los salarios son de miseria. Pero eso es por el bien de todos. Porque el derroche y vivir por encima de nuestras posibilidades nos trajo la crisis del alpargatero. Nunca Jamás es un país dónde si tienes una enfermedad grave y no tienes papeles acabarás con una factura imposible de pagar. Pero eso es porque algunos abusan y no saben comportarse. Nunca Jamás es un país aconfesional pero no puedes hacer una manifestación atea el día de jueves santo, aunque si puedes hacerla si eres cristiano aunque lleves la cara tapada y si te viera un pobre hombre de color de los años cincuenta americanos, saldría corriendo sin parar. Eso si no hay fútbol que es la religión que impera aún más que la católica. Si hay fútbol, tampoco puedes manifestarte aunque sea en una de esas aglomeraciones llamadas procesiones. El fútbol tiene prioridad para todo. Nunca jamás es un país idílico dónde su majestad hace discursos irreales que alegran el corazón de la gente porque ya no hay crisis, aunque los bancos de alimentos aseguren que durante el primer trimestre del año se han repartido un 11% más de alimentos que el año anterior. Pero eso es porque en Nunca Jamás, la gente es muy viciosa y pide por pedir y porque los bancos de alimentos están dirigidos por peligrosos antisociales. En Nunca Jamás los empresarios, empezando por el que los dirige, no pagan la seguridad Social, ni sus obligaciones tributarias. Porque eso es algo que no va con ellos. A ellos les gusta más invertir en países del Lejano Oriente dónde los trabajadores viven hacinados, sin derechos de sindicación o reunión, con pasaportes retirados por la propia empresa que les contrata, no vaya a ser que osen largarse y contarlo por el mundo. Pero eso da riqueza y bienestar a Nunca Jamás. Por eso se llama Nunca Jamás, porque nunca hay obligaciones y jamás pasa nada. En Nunca Jamás los ministros tienen “ocupaciones” personales y se legisla para ellas. Algunos privatizan hospitales para luego refugiarse en las empresas concesionarias con salarios de infarto. Otros benefician a eléctricas y bancos dónde acaban sus vidas cómodamente viviendo de salarios indecentes por trabajos que nadie conoce. En Nunca Jamás puedes incrementar el precio de los contratos públicos a cambio de suculentas comisiones, porque nunca te pillarán, y si lo hacen, ya habrá quién de largas hasta que la ley diga que ya no hay delito o hasta que ya no existan testigos o quizá se busque una triquiñuela legal que mande todo el proceso al garete. En Nunca Jamás, puedes declarar legal lo que tu quieras e ilegal lo que te parezca que no te conviene, porque la democracia de Nunca Jamás es perfecta y el Gobierno sabe lo que le conviene al pueblo siempre. En Nunca Jamás puedes legislar a favor de amigos que venden armas, o de amigos que tienen fondos que se quedan con las casas que les quitan a la gente. Porque en Nunca Jamás todo el mundo tiene casa y a quién se la quitan o es porque no la necesita o porque es un peligroso asocial que se niega a ser feliz, a seguir lo establecido aunque crea que es inmoral e indecente y sólo hace dar por culo y enviscar a los demás. Porque en Nunca Jamás todo el mundo es feliz, la gente se va de vacaciones, los restaurantes rebosan actividad, los cines tienen colas interminables y las tiendas de barrio se expanden como setas.Por eso, estoy tan a gusto viviendo en Nunca Jamás, que me voy a ir a meditar y a pensar si merece la pena seguir siendo tan feliz, seguir en este estado embelesador dónde todo es bonito, los perros se atan solos con longanizas, la crisis es un invento de un alpargatero que gracias a dios y a nuestro señor el registrador que todo lo arregla, ya es historia, los ciudadanos gozamos de libertad plena, de un trabajo extremadamente bien remunerado y la policía se caracteriza por ayudar y dar consejos con buenas formas y maneras. Y es que como yo soy un chico malo, ¡no puedo vivir entre tanta melaza. X.D!

Anuncios

10 comentarios en “¡No aguanto tanto bienestar!

  1. Perfecta descripción de la secular tierra de despropósitos que nos ha tocado compartir.
    Suscribo. Y… lo enmarco.

    Chapó Cele. Qué ganas de romper algo ya y de una puñetera vez…!! ¡¡Qué ganas…!!

  2. Muy bien, querido Cele, ese humor, que últimamente te abandonaba a ratos. Para que veas el efecto beneficioso de los sacrificios cuaresmales y la sacrosanta Semana Santa. Viene al caso lo de “la procesión va por dentro”. Salud, amigo.

  3. Pingback: ¡No aguanto tanto bienestar! | EL VIL MET...
  4. Bravo!!
    Casi no me atrevo a decir nada para no romper el equilibrio.
    Xdios X los que tanto sufren hay que largarlos X nosotros X todos los que quieran ..que se vayan
    Xdios que no sigan intentando cortar alas a los reparadores de alas. Mas q nunca y grabado a fuego “cuando se lo hacen a uno se lo hacen a todos.”
    El domingo vi la peli NO en el acto de PODEMOS celebrado en el Instituto Lope de Vega y cuando acabó cambié el ¡Chile la alegría ya viene! por ¡España la alegría ya viene! . Sales con ilusión, esperanza y ganas y luego te encuentras o con los que les va la vida mejor que a nadie o a los que hablan del mal del populismo les digo me da igual como le llaméis yo no quiero que nos corten las alas a todos ¡basta ya! . Sí es difícil juntar el dinero sin contar con los bancos, organizarse, y encima ya están algunos doloridos de las siglas clásicas enmiérdandolo todo. ..
    Bueno que los tenemos que largar como sea. Y que caray ¡lo vamos hacer!
    Si los cuatro millones de personas con discapacidad votaran a Pablo Echenique ¡lo teníamos! . Quien mejor que una persona como el para defender ese colectivo que va en aumento pq en el punto que estamos pocos nos libraremos.
    Bueno amigos que me he pasado que quería pero no tenía ganas de poner ni una o .. y ahora no puedo parar.
    Gracias y disculpad por la chapa
    Os dejo el enlace de la peli pq el trailer tiene propaganda de un banco
    http://nolapelicula.cl/
    Salud para todos y si os vais ¡a desconectar!

  5. Buenas tardes amigo Celemin!

    Excelente reflejo de esta EsPPaña putrefacta,que se desangra por cada esquina que observas y donde no se puede ni respirar…
    Scott Fitzgerald dijo una vez “Muéstrame un héroe y te escribiré una tragedia” .
    Lo podemos aplicar sin ninguna duda:Somos una tragedia,con pocos héroes,muchos canallas,demasiados parásitos y extra de bobos.
    Llevo unos días por aquí intentando desconectar,así que me aplicaré para poder soportarlo algo que siempre decía Hemingway… NECESITO UNA COPA!

    Salud y buena tarde a tod@s!

Los comentarios están cerrados.