Retazos de una realidad

Ayer,  los que son más ricos desde que el Babas desgobierna, fueron a su cueva  a decirle que no basta con indemnizar 20 días/año por despido. Que no hay que indemnizar nada por despedir y que los salarios deben de ser a voluntad  del empresario. Ayer también conocimos que el Ministro Beato del Opus ha despedido al Jefe de Policía que investiga las correas. También supimos que Asuntos internos investigó a los policías encargados del mismo asunto. ¿España va bien? No, va mejor. No hay más que leer la segunda historia basada en algo que me contaron ayer.

El registro.

En el despertador de la mesilla, un halo de luz marcaba las tres y media en la pared. Era el tercer día consecutivo que sonaba el teléfono de madrugada. Cuando descolgaba, sólo decían “Chillida”.

Llevaba unos cuantos días mirando aquí y allá, debajo del coche, en las esquinas, los recovecos,… Sentía que estaba siendo observado aunque nunca veía a nadie que se comportara fuera de lo normal.

Chillida, podían ser varias cosas. La primera que le vino a la cabeza es la del trabajo. Pero lo descartó. Nadie de su trabajo llamaría a esas horas y menos para colgar inmediatamente. Después pensó que sus hijos iban al colegio concertado San Ramón Nonato, famoso por tener un mural construido por el famoso escultor vasco. Pero la relación también se le antojó “forzada”.

El director del Banco le había llamado dos días antes y le dijo que sus amigos habían estado husmeando sobre sus finanzas. Le pareció raro que los suyos le investigaran. No sabía que había hecho, o que no había hecho para que le trataran como a un paisano.

Tres días después, JR entraba junto con sus compañeros al registro de la sede central del PP. Aunque su comportamiento no estaba manchado, le preocupaban sus hijos, su mujer y su futuro. No iba a arriesgarse a buscar aquello que no le habían pedido que buscara.

….. ***** ……..

No estoy parado

Abrió la puerta de casa. Todo estaba oscuro. Demasiado oscuro. Un silencio perturbador envolvía la estancia.

-Que raro, pensó Juan Ramón. Los niños ya deberían estar aquí y Magdalena también.

Un escalofrío entró y salió de Juan Ramón como un relámpago en una tormenta. Su vida últimamente era una mierda pinchada en un palo. Su empresa presentó un ERTE que les iba a recortar el salario y el horario a la mitad. Con ese salario no podrían pagar la hipoteca. Y con un hijo a punto de acabar el instituto, ¿como pagarían la universidad? Su mujer, Magdalena, empezó a tener serios problemas de estabilidad emocional debido al estrés. Su hijo se había vuelto huraño y sus notas habían caído notablemente. Cuando parecía que todo estaba perdido, la empresa reunió al comité, del que Juan Ramón era delegado, y les dijo que habían recibido un importante pedido que debían sacar lo antes posible. Si se comprometían a trabajar los sábados y los domingos que hicieran falta, y por el mismo salario, retirarían el ERTE. Por unanimidad los veinticinco trabajadores de la empresa votaron a favor de la propuesta de la empresa. Hicieron el pedido en dos semanas. Tras ese vino otro. Después otro y más tarde otro. Llevan tres meses desde el acuerdo, trabajan sábados y algún domingo, arriman el hombro cuanto pueden, pero el empresario no paga los salarios.

En casa hace tiempo que la vida se ha vuelto insoportable. Las facturas se acumulan y, si no les han cortado la luz, es gracias a que los abuelos, que viven en el barrio, les pagan el recibo y les dan de comer. Los chicos, hace meses que no tienen móvil. El hijo mayor no habla y el pequeño empieza a sentir la presión. Trabajar sin cobrar es muy duro. No estás en el paro, no tienes derecho ni a subsidio ni a la ayuda familiar. Oficialmente eres un trabajador en activo.

Juan Ramón entra en la habitación. Su mujer y sus dos hijos yacen sobre la cama.

Anuncios

16 comentarios en “Retazos de una realidad

  1. Fue en Grecia. La noticia corrió como la pólvora por cuanto suponía: un farmacéutico jubilado, se pegaba un tiro dejando como alegato que no iba a pasar por la indignidad de tener que buscar en los contenedores de la basura para poder subsistir.

    Aunque fueron noticias más casos posteriormente, incluídos a nivel nacional, aquellos que controlan los medios -los mismos que son los causantes de una crisis-estafa de la que no sólo se van de rositas, sino que se han designado para ser de bomberos después de incendiarios- decidieron no dar “publicidad” al más grave de todos los daños colaterales que esta política criminal: el suicidio. El suicidio como último recurso frente a la desesperación de quien se encuentra sin ninguna salida. Desde entonces, forma parte del “silencio informativo”. Como tantas otras cosas. Como la de decretar sí o sí que estamos saliendo “de la crisis”. Aunque los datos -pero sobre todo, historias personales como la que has contado hoy- desmientan que esto sea así.

    La realidad es tozuda. Pero los agoreros (así nos llaman a quienes no participamos de la realidad virtual de los brotes verdes y salidas de túnel) lo somos también. Porque para la mayoría de la gente, sus derechos y sus niveles de vida esquilmados no se correponden a los que teníamos antes de la debacle. Hemos empeorado hasta lo indecible. En cambio, todos los de la foto en la Moncloa, que representan el IBEX-35, que es para lo que este Gobierno -y el del principal partido que ahora está en la oposición- gobierna ha visto crecer sus beneficios como nunca jamás. Ahí están los datos de 2013.

    Nos aleccionan con mensajes del tipo de que “ya nada va a volver a ser como antes”. Eso lo dicen quienes no tocan sus tasas de beneficio (cueste lo que cueste). Eso sí que va a ser como siempre. Es más: está siendo como nunca jamás.

    Dependerá de nosotros, de la mayoría de la sociedad, que las cosas se mantengan en el actual status quo, a todas luces insoportable, y con muchas papeletas para que empeore, o provoquemos un cambio de igual proporción al daño que esta minoría nos está causando a tantos.

    En nuestras manos está. Tenemos la pelota en nuestro tejado. Y podemos. Si queremos, podemos.

    Salud.

  2. Ya desde los años 30 no se tolera que aquí se haga una política de izquierdas. La excusa anterior era el anticomunismo, la de ahora será el anti-terrorismo o la “democratización”; montarán algaradas violentas como en otros países han hecho: Argelia, Túnez, Libia, Egipto, Siria, Ukrania…, sigue la flecha.
    Españistán es la llava del Mediterráneo, nunca dejará de estar manejada por los mismos.
    Si ha habido un cierto “estado de estar”, lo están desmontando a calzón quitado. Se acabó. Nada volverá. Desinformados y manipulados por los medios, sólo a algunos nos queda cumplir el arresto domiciliario buscando verdades en la red.
    Gotas de agua en el mar. Inútiles razonamientos que topan con ese tercio del electorado que aún sostiene al ppsoe, piñones fijos que adoptan lo que les piensan.
    Queda el consuelo de saberse libre y sentirse arropado por páginas como ésta y por gentes como vosotros que las visitáis.

    Salud República

    • Pues es un alivio y no lo es, amigo. Porque si sólo nos queda la red, también acabarán con ella. De momento no somos peligrosos. Pero si pudiéramos llagar a srlo, acabarán desmontando también este tinglado.
      Salud

    • Amigo JM el personal que sostiene al ppsoe creo que son dos tercios y no un tercio como tú indicas. Y ésto naturalmente condiciona enormemente. Es simplemente mayoria. Habrá que recordar aquello de que no hay nada más absurdo que un trabajador votando a la derecha y por ahí sí que salen las cuentas. Salud amigo.

        • Si q es buena Pacorbe.Es dificil y lento siempre y cuando no hayan perdido demasiado. Ellos piensan q son mas listos q mas trabajadores e los que no votan a la derecha. Son algunos de esos q dicen q a los empresarios se lo deben todo y con Franco se vivía mejor q sus padres tenían razón.

  3. Empatizo con lo que acabas de expresar, JM.

    Los que nos movemos por estos lares somos conscientes –creo que lo somos, o al menos debiéramos serlo- de que constituimos un segmento en cuanto a información-concienciación de la situación que no es precisamente el mayoritario, sino todo lo contrario. Por tanto, no debemos caer en el espejismo del tipo “para el gusano de la manzana, ésta es el mundo entero…” Ahí fuera, la gente respira y está sometida a un bombardeo mediático que la hace vivir en un clima de realidad virtual por cuanto que quienes debieran informar a la población de cuanto ocurre, están al servicio de los poderes. Cuando se silencia, se miente, y se manipula permanentemente, llegamos a creer que todo eso es algo normal. (Como bien dice Noam Shomsky, la gente ni siquiera sabe que no sabe lo que le están haciendo).

    Por eso cuando decimos que si queremos, podemos, es porque técnica y numéricamente somos el noventa y nueve por ciento. Técnicamente, claro. Las cabezas luego, están donde están y por las razones expuestas.

    Salud, y por supuesto, República.

    • Ahí fuera somos eso, un gusano dentro de una manzana. No existimos y además somos peligrosos. El otro día en una reunión del AMPA me llegaron a decir que tenian miedo a que el 15-M acampara permanentemente dentro del colegio. ¡Cómo si fueramos la peste!
      Salud

  4. Cuanto dolor x favor q acabe ya
    Sangrante realidad y en abandono las políticas preventivas. Lo q se oculta no existe. Tema tabú q la mayoría de las familias viven en silencio y en el desconocimiento.
    Trabajar hasta la extenuación y no cobrar es humillar como no va peligrar nuestra salud mental. Ellos y otros q son como ellos ponen la atención en las cuatro letras que ofenden a una de tantas cínicas que componen de la tropa del registrador de estirpe. Los muy marranos nos quieren sin trabajo con la familia a la deriva y educados.
    Salud mucha salud
    http://feafes.org/sala-prensa/carta-abierta-de-feafes-a-los-candidatos-en-las-elecciones-europeas-19448/

Los comentarios están cerrados.