La máquina del tiempo

El Milagro

Rodolfo había estado trabajando concienzudamente. Le había costado, el trabajo con la gubia había sido largo y laborioso pero, tras muchas pruebas, lo había conseguido.

La pradera estaba inmensa. Su frescor entre los chopos hacía que un día bochornoso, fuera un día estupendo de verano. Los miles de fieles allí congregados se extendían a lo largo y ancho de la explanada. Para muchos era un día exclusivo. Una fiesta grande que sólo vivirían una vez en su vida. Algunos, los más longevos, era la segunda vez que asistían a una romería que se celebra cada cincuenta años. Todo estaba preparado para la gran misa mayor concelebrada.

Al llegar a la eucaristía, el cura levantó una de las rebanadas de pan que, en lugar de las hostias habituales, servirían para la consagración. De pronto, el diácono de Madrigal, empezó a gritar: “¡Milagro!, ¡Milagro!. ¡Es un milagro!¡El cuerpo de nuestro señor se ha revelado en la hostia sagrada!¡Aleluya!, ¡Aleluya!…

Todos los feligreses quedaron extasiados. Todos y cada uno pasaron por delante del trozo de pan consagrado para la eucaristía y casi todos pensaron que efectivamente era un milagro. En la hostia se podía ver en tonos tostados, la imagen de un hombre con barba del que emanaban unos rayos como los que se dibujan habitualmente cuando pintamos un sol.

Durante muchos meses, todo el mundo hablaba del milagro y daba por hecho que la imagen que aparecía en la hostia no sólo era la de Cristo, sino que se había grabado de forma inexplicable. Durante muchos meses, el diácono y sus feligreses, estuvieron recaudando cientos de miles de euros para la construcción de un monasterio. Durante meses, todos dieron por cierto que el pan se había tostado de manera sobrenatural.

Pero no todos pensaban igual y algunos se oponían a la construcción del monasterio en un suelo dedicado al recreo de los habitantes del lugar. Éstos, no admitían como verdad universal lo del milagro. Ellos pensaban que el pan lo habían tostado con un molde y que, los más interesados en el supuesto milagro, eran el diácono y la iglesia.

Años después, cuando la pradera ya estaba en poder de la iglesia, el monasterio ya estaba construido y el diácono era inmensamente rico, un muchacho de 10 años, rescató de una fragua abandonada una plancha de cobre sobre la que estaba grabada en relieve, una imagen de Cristo.

*****

En el último mes, he mantenido dos reuniones en la Dirección Territorial de Educación de Madrid Capital. Una con la Directora y otra con el segundo de abordo. Durante estas reuniones he podido comprobar que la maldad de esta gentuza que nos desgobierna es inmensa. Y también que, al igual que para apagar un fuego no hay que dirigir el chorro del extintor hacia las llamas, sino hacia la base del fuego, para combatir a estos capullos sinvergüenzas hay que dirigir nuestros argumentos hacia la base de sus argumentaciones y dejar por dar como verdades absolutas todos los mantras que durante meses nos han vendido como axiomas indiscutibles.

En la segunda charla mantenida en la DTEMC, el susodicho segundo de abordo, argumentaba que nuestro Instituto no está masificado porque los ratios de alumnado están dentro de la normativa. Obviando claro que ellos han subido el ratio desde los 30 alumnos por aula a los 35 en secundaria y de los 35 a los 42 en Bachiller. Igualmente argumentaba que no se puede construir un instituto nuevo porque no está presupuestado. Ignorando también que ellos son los que presupuestan y dictaminan en que gastar el dinero y que, mientras niegan la construcción de un Instituto Público en Barajas, promocionan la de uno privado concertado en suelo público, y que construye la Comunidad de Madrid.

Pero lo que más cabreo me produjo es que intentaban hacernos pasar por tontos, enumerando cada dos por tres todos los cargos y puestos ocupados a lo largo de su “carrera” política.

Se hace necesario empezar a discutir el fondo de la crisis. No es verdad que no haya dinero puesto que el presupuesto aumenta año tras año, puesto que cada vez hay más altos cargos en la administración y puesto que, a la hora de hacer actos fastos como la coronación del monarca, se tira la casa por la ventana (por no hablar de darle 102.464 euros a una niña de 8 años). Por supuesto que tampoco hay constricción del gasto para los fondos privados que los eurodiputados gestionan a través de una SICAV en Luxemburgo.

Esta estafa que ellos llaman crisis, es una máquina del tiempo. Un máquina que NO ha servido para echar a bajo un sistema basado en el hijoputismo, la especulación, el cohecho y el tráfico de influencias, sino para retrotraerlo a los tiempos en los que los ciudadanos, para poder comer, debían trabajar de sol a sol en tres sitios distintos, en los que debían vivir varias familias en la misma casa y en los que sólo los ricos gozaban de lo que llamamos una vida digna.

Cada noche, cuando vuelvo de mi paseo diario, veo con dolor de corazón cómo tres personas rebuscan en los cubos de basura de un supermercado cercano. Todos los días veo colas en el banco de alimentos o en Cáritas. Estamos en un mundo de pobres creado a conciencia por unos cuantos sinvergüenzas a los que apoyan otros tantos estúpidos que tienen miedo a que les quiten la pensión, a que les echen a la calle o a que les rebajen el salario. Imbéciles que no se dan cuenta que su apoyo proporciona todas esas cosas. Y que entre todos PODEMOS cambiarlo.

Anuncios

11 comentarios en “La máquina del tiempo

  1. Se te entiende perfectamente ,lastima que no aparezca publicado en los mercantilizados diarios vendidos al capital,mejor seria en los deportivos tienen mas lectores.

  2. Cele, en tu línea aclarando y poniendo encima de la mesa verdades como puños.
    No quieren construir el instituto pq lo quieren todo privado y les importa un bledo que los chavales estudien pq como bien sabemos así tienen gente vulnerable para seguir empleándose a fondo en explotación.
    Dan asco!!
    No tenían presupuestada la sucesion y se gastaron dinero hasta en 100.000 banderas y demás gastos. Tampoco les da la gana de hacer campamentos urbanos en coles para que los niños se alimenten se diviertan y se alejen por unas horas del sufrimiento de sus casas.
    Solo saben hacer una cosa atacar a quien trata de cambiar las formas de ver y hacer con la ayuda de los grandes demonizadores del sistema.
    Hartos de todo pero vamos a seguir cueste lo que cueste.
    Salud

  3. Sobre el @elmundoes con Pablo Iglesias y Herrira, tremenda la información de @sergiolabayen, tremenda

    • ya sabíamos que esto iba a pasar. Lo mejor es no entrar en el juego ni intentar pedir disculpas, por algo que no lo merece. Y contraatacar. Que es muy fácil. Nosotros condenamos el terrorismo y el fascismo y el genocidio de Franco. ¿Y ellos?

  4. Pingback: La máquina del tiempo | EL VIL METAL. | ...

Los comentarios están cerrados.