La vuelta al calcetín

Captura de pantalla 2014-07-06 a la(s) 21.21.54

Ya he dicho muchas veces que, de vez en cuando es bueno salir de nuestros ambientes, de nuestro twitter, de nuestro Facebook o de nuestro Google Groups, (dónde gente que no conoces de nada se hace seguidor tuyo, supongo que porque le gusta lo que dices, dónde tu le sigues a él o ella y retwiteas aquello con lo que estás de acuerdo o le das a me gusta, o ambos).

Y es que en esta sociedad dónde apenas hablamos físicamente entre nosotros, es muy difícil hacer llegar los mensajes que queremos. Por eso, es complicado luchar contra el poder establecido sobre todo si éste o quiénes manejan a quiénes desgobiernan, controlan el 99% de los medios de comunicación y el 100% de los que llegan directamente a la gente.

Ayer, tuve una reunión familiar en la que había un grupo variopinto de personas. Un grupo bastante representativo de nuestra sociedad. Personas que se tragan entre seis y diez horas diarias de Televisión. Pequeños empresarios que chanchullean con sus ingresos para pagar menos a hacienda y que cobran sus servicios en B, afiliados al PSOE que siguen pensando que la solución es Pedro Sánchez, afiliados que creen que tanto Sánchez como Madina son más de los mismo, y un toca huevos como yo.

Cuando hablas con gente que utiliza internet para jugar, o para ver recetas de cocina, única y exclusivamente, que desconocen qué es Infolibre, Público, ElDiario.es, twitter, etc. te das cuenta que los mensajes de estos anormales que viven de lo público (ahora acaban de privatizar el registro civil, pero éstos no se han enterado, por ejemplo) calan profundamente y que es difícil luchar contra ello. Ayer, lo primero que me soltaron fue que Pablo Iglesias justificaba el terrorismo de ETA y que ha recibido tres millones de euros del gobierno venezolano. Eso, amigos, es lo que ha calado en la pobre gente que pasa el día viendo telenovelas o jugando al Candy Crush. Eso amigos, es muy difícil de levantar. Si bien es verdad que esa gente jamás votaría a Podemos, si queremos ganar, tenemos que hacerle ver a esa gente que se pueden cambiar las cosas y que “otro mundo” es posible.

El problema que tenemos es que cada cosa que decimos, cada cosa que denunciamos, intentan volverla en nuestra contra. Los medios de comunicación son servicios públicos. Hasta tal punto que las televisiones “privadas” emiten gracias a las concesiones administrativas que el gobierno, (se supone que en nombre de todos) da. ¿Por qué se han permitido la fusión de canales para que éstos pasen a manos de dos? Pues porque estas manos son de la cuerda de quién ejerce el poder de forma chanchullera, despótica, nepotista y sobre todo como forma de negocio para ellos y sus amigos. Por la misma causa por la que acabaron cerrando Canal Nou cuando los tribunales no permitieron que los trabajadores fueran despedidos para que los afines hicieran la basura que hace Telemadrid o por la misma razón que van a acabar hundiendo RTVE porque se empeñan en cambiar la dirección pero no al manipulador que hace que los telediarios de esa cadena no los vea ni su familia. Todo consiste en deformar la realidad para que los críticos no puedan llegar nunca al poder. Pero cuando dices que la administración debe controlar que los medios de comunicación no estén todos en las mismas manos, cuando denuncias que se usa la publicidad para poner o quitar directores, para censurar artículos o para acabar despidiendo a periodistas, entonces, te dicen que eres como Stalin que quieres controlar lo que los periódicos dicen. Y eso, que es justamente lo que hacen ellos a base de la publicidad institucional y a base de presionar al consejo de administración con llamadas telefónicas, pues te lo acaban echando en cara como si el malo fueras tu. Es lo que decía mi madre “yo soy la descalabrada y tu te pones la venda”.

Tenemos que volver al boca a boca. A anular la televisión (porque la prensa, aquí no se lee salvo la del fútbol). Tenemos que aprendernos las respuestas sobre sus falsas acusaciones, y repetir siempre lo mismo. Es la estrategia que durante años han usado los corruptos de los sobres y que les está dando tantos beneficios.

Anuncios

8 comentarios en “La vuelta al calcetín

  1. Eso que indicas, incluída la reunión con gente variopinta en un almuerzo o reunión, me resulta tan, tan familiar, que si algo tienen las redes sociales -al margen de haber destrozado la pseudoinformación o información sesgada, que nos llegaba de arriba abajo, y ahora es transversal-, es que nos ayuda a encontrarnos con nuestros iguales, a empatizar con las inquietudes de los demás. A constatar, en definitiva, que no estamos sólos.

    Que repitan lo que oyen sin meditarlo siquiera, en esta gente que está desinformada es la consecuencia lógica hasta cierto punto, pero cuando a lo que ha indicado Pablo Iglesias sobre la regulación de los medios, está acaparando un debate de rechazo por periodistas que no son por otra parte nada sospechosos: Juan Tortosa, Rosa María Artal, Ramón Lobo… (hasta ahora no he descubierto ningún otro), ya hablamos de otra cosa. Y lo que más molesta es que asumen, asimilan, que toda la inmundicia que pasa por periodismo, pero que de ninguna manera lo es, es algo así como un “daño colateral” inherente al sistema. Con lo que el resultado es…. más de lo mismo. Sin dar una alternativa al estatus quo existente.

    Salud, Cele. Y amigos.

  2. Si. Lo leí. Y también habla de Honduras, un país sometido a silencio infirmativo, como lo fue su golpe de Estado. Del que se derivan los tan demoledores como indignantes datos.
    Pero se supone que los guardeses del cortijo internacional no querrán que nos “distrigamos” con menudencias para que centremos la atención en la “dictadura” bolivariana, tan nefasta para sus intereses.

    • Si lo de honduras es más de los de siempre. Ahora lo del País y el dinero recibido de Venezuela es para mandarles a tomar por culo, directamente.

      Salud

  3. Buenas tardes amigo Celemin!

    He tomado unas vacilones y he desconectado dé todo.Únicamente deje el teléfono por sí alguien deseaba llamarme,así que tengo muchos post pendientes tuyos.
    Sólo llevo horas y ya vuelvo a estar indignado.Estos canallas saben mandar la pelota siempre a nuestro campo y además argumentar que siempre entra aunque se haya ido fuera.
    El tema del periodismo en España es desolador.Yo les llamaría lectores de teletipos que se decía antes y poco más.Como se puede estar delante de una pantalla de plasma,poner micrófonos en las bocas y no responder con preguntas,como contentarse con silencios…Para eso que se queden en casa.Aunque supongo que a los que allí van si hacen preguntas o se van les ponen de patitas en la calle….
    Lo de las tv pues otra desvergüenza más.A quedado como un medio residual de adoctrinamiento.
    Lo peor,pues que en este país donde ,como bien dices,sólo se ve tv y se lee poco,y mucho menos se comparan las opiniones,ni se buscan medios nuevos donde informarse,el adoctrinamiento está muy bien instalado.Muchos necesitan encender un aparato y que les den el parte,que decía mi abuelo,la verdad,lo que deben creer y lo que no deben saber.Es desmoralizador .
    De ahí el miedo que le tienen a todas las redes sociales,son difíciles de controlar y se les escapa a chorros la mentira,intercambia opiniones,artículos de prensa,post y nuestras propias voces a grito pelao.Se les escurren las mentiras y toma forma la democracia,y esto les hace daño.
    Cada vez vivimos más en esa realidad distópica que resalto Orwell en su novela 1984,o Saramago en su Ensayo sobre la ceguera.

    Por eso como bien dices debemos volver al boca a boca,explicar las cosas y argumentar lo que sucede en cada conversación o debate cotidiano en el que no encontremos.
    PODEMOS conseguirlo!

    Salud a tod@s!

    • Pues nada, bienvenido d nuevo amigo. Y que sepas que te he echado en falta. De hecho, desde hace unas semanas, que ha bajado mucho la “asistencia” a este foro, pensé que eras uno de los que me había abandonado.

      Salud y lo dicho, bienvenido.

      • Gracias por echarme en falta! La verdad es que necesitaba desconectar de todo y poner la mente en reposo.Así que aquí estoy dando la vara de nuevo.

        Salut y buena noche!

  4. Pingback: La vuelta al calcetín | EL VIL METAL. | ...

Los comentarios están cerrados.