Dolor

Hace exactamente cinco años y siete meses escribí, desde lo más profundo de mi alma esto que sigue. Desde entonces, Israel sigue matando inocentes. Niños, pero también mayores, porque por cada muerto Judío, el estado terrorista y genocida de Israel, asesina impunemente decenas de personas al otro lado del muro de la vergüenza.

Anoche, silbaba la muerte
rotundos sonidos, silbaban, silbaban,
venía la muerte, en silbantes paquetes
servidos por aire, servidos por dios.

Esta mañana, silbaba la muerte,
escuelas, escuelas, mis niños lloraban
lloraban de miedo, tremendo sainete,
la muerte venía servida por dios.

Esta tarde, silbaba la muerte;
en el hospital, los niños temblaban
de miedo, de rabia, del dios del oriente
montado en aviones, servidores de dios.

Mataban a niños,
pero eran amigos,
nadie se oponía
al designio de dios.

Nunca respetaban,
mataban a niños
nadie se oponía
al designio de dios.

Derechos humanos,
saltaban al aire,
no nos preocupaba
el designio de dios.

Terroristas, terroristas,
a los que mataban,
eran terroristas,
no nos preocupaba
el designio de dios.

El campo de Gaza
campo de exterminio,
la muerte venía
servida por dios.

La tregua, la tregua,
venía la tregua,
no la respetaban
los hijos de dios.

El hambre, la muerte,
la vida imposible,
Campo de Gaza,
campo de exterminio
silbaba la muerte,
venida de dios.

Sirvan estos versos para denunciar lo que los estados, la ONU, la OTAN y el Gran Sherif americano permiten sin pestañear.

Anuncios

4 comentarios en “Dolor

  1. Profundo dolor muestras en tus versos. Es un dolor que si fuera colectivo el conflicto sería inexistente. A veces pienso que esta insensibilidad de una mayoría ante semejante genocidio de palestinos sirios africanos y demás pueblos es patológica.
    Salud

    • Lo que más me duele es que los escribí hace casi seis años en uno de los ataques de Israel (rompiendo una “tregua”) y en seis años nada ha cambiado sino las caras de los muertos.

      Salud

Los comentarios están cerrados.