Insolidaridad, mentiras y enfrentamientos

Los adorables vecinos

Durante años, Marcial, contribuía mensualmente al sostenimiento de la piscina y los jardines comunitarios. El era un hombre solitario, soltero, bastante albino y con muchas pecas lo que hacía poco aconsejable su exposición prolongada al sol. Tampoco tenía mascota ni hijos con los que disfrutar el cuidado césped de la urbanización. Nunca se quejó de los recibos de la comunidad. Como habitaba uno de los áticos, que además era muy grande y las cuotas se pagaban por el número de metros de cada hogar, su recibo era mucho más abultado que el del resto de los vecinos.

Hacía calor y mucho sol. Tanto que a Marcial le costaba tener los ojos abiertos cuando salió a la calle. El sofocante sol de mediodía hacía de la ciudad un decorado de película de miedo. No había ni un alma en los alrededores y ni siquiera circulaban coches. No había bajado completamente el bordillo, cuando recibió un fuerte golpe lateral que le dejó tirado en el suelo. Un niño de apenas doce años, y su bicicleta habían impactado contra Marcial.

Habían pasado seis meses desde el fatídico accidente que había postrado a Marcial en una silla de ruedas. Ya no podía trabajar, sus ingresos habían disminuido considerablemente y lo que era peor, necesitaba dos personas que le bajaran del ático al quito para coger el ascensor y poder bajar a la calle.

La reunión de la junta extraordinaria de vecinos, estaba a punto de empezar. Un único punto en el orden del día. Había que hacer obra para que el ascensor llegara al ático. Como siempre, Ataulfo Fernández, el gilipollas que tienen cada comunidad, se opuso. El vivía en el bajo y no necesitaba ascensor. Sus cinco hijos estaban todo el día en el jardín destrozando plantas y ornamentos con la pelota. Se retrasaba todos los meses en el pago de la comunidad aunque no era por problemas económicos ya que todos los viernes pedían tres pizzas para cenar, tenía dos coches en el garaje y acudía al spa regularmente dos veces por semana. Antonio Ortiz, el del primero H, también se opuso. El no utilizaba el ascensor porque subía andando lo que beneficiaba a su orondo cuerpo. Si utilizaba todos los días de temporada la piscina y sus hijos, tres, traían habitualmente una recua de amigos que montaban mucha algarabía. Ya había sido amonestado en cinco ocasiones.

Los demás no dijeron nada pero a la hora de votar, veintidós votos contra quince, decidieron que no se harían las obras y que Marcial, se las apañara como pudiera.

Meses más tarde, el Juez puso cordura en el asunto y obligó a pagar las obras a la comunidad.

*****

Cuando el Ministro de Hacienda, un ser despreciable dónde los haya, además de inepto, decide sacar a la luz el sistema de reparto de los fondos que el estado adquiere a través de los impuestos, muchos se preguntan cuál es el objetivo, ya que no aporta nada, salvo tensiones entre territorios y una capciosa mentira envuelta en el populismo.

Artículo 31 de la Constitución:

1.- Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad.

2.- El gasto público realizara una asignación equitativa de los recursos públicos, y su programación y ejecución responderán a los criterios de eficiencia y economía.

Cuando el señor de las orejas anchas y las ideas estrechas, hace saber que Cataluña y Madrid paga más que nadie, es algo que no nos debería sorprender. Según debiera ser el ordenamiento constitucional debe pagar más quién mas tiene. Y parece evidente que madrileños, catalanes y vascos, tenemos mayor nivel económico que el resto de comunidades.

Claro que habrá quién diga que también sería justo que recibieran más. Y entonces, viene al pelo el ejemplo de la historia que ilustra este post. No necesariamente quién más aporta debe ser quién más recibe ya que el gasto se debe hacer con los criterios de eficiencia, economía y sobre todo necesidad. Si catalanes, vascos y madrileños tienen por ejemplo un hospital para cada 200.000 personas, es evidente que en Burgos ese ratio deberá ser distinto porque mientras en Euskadi, Madrid y Barcelona la población está aglutinada en poco espacio (densidad de población) en Burgos, esos 200.000 habitantes están en toda la provincia. Lo que hace necesario que no sólo haya un hospital en la capital sino otros más en las poblaciones alejadas y cuya población no llegará ni a los 30.000 habitantes. (Y ojo, que esto es un ejemplo. No tengo ni idea de cuál es el ratio de hospitales ni cuántos hospitales hay en la provincia de Burgos). Lo que quiero decir que el criterio de eficiencia se debe tomar con el criterio de necesidad. Porque de lo contrario, nos lleva a situaciones tan estrambóticas como un aeropuerto en Castellón del que no salen aviones pero que nos cuesta 300.000 euros al mes aparte de lo gastado en su construcción (y digo gasto y no inversión), y otro en Murcia del que tampoco salen aviones y que nos sigue costando 22.000 euros al día (eldiario.es).

Cuando la Generalitat de Cataluña o el Gobierno torticero del no votado González en Madrid, hablan de reparto injusto y sobre todo de que eso les impide tener los servicios públicos que quisieran, están simplemente MINTIENDO. Ambos gobiernos, del mismo color aunque diferentes partidos, están llevando a cabo el cercenamiento más injusto, más asqueroso y más impune de los servicios públicos como la sanidad y la educación. Y eso no tiene nada que ver con la escasez de fondos puesto que esos fondos si existen para subvencionar a los colegios privados o para becar a quién decide acudir a un colegio privado. Evidentemente también se pagan extraordinarios emolumentos a servicios sanitarios privados, mientras se cierran plantas de hospitales o se obliga a jubilar a los médicos más díscolos.

Y llegados a este punto, no sé por qué me da que la publicación de este sistema de reparto (en el que no entro si es justo o no) tiene el único fin de crear una mala conciencia de privilegio con las comunidades pobres y romper así el pacto de sostenibilidad y solidaridad. A Mas, se le dará más dinero para “sus cosas” a cambio de un referéndum descafeinado y no vinculante y a González se le darán más también para esas cosas que hacen los parásitos en Madrid, Valencia y el resto de España a cambio de que deje de tocar las maracas. Y de paso, se le corta el suministro a la Andalucía que no vota a los parásitos o a la Castilla y León que si los vota, pero que admite siempre pulpo como animal de compañía.

P.D. A partir de ahora y en lucha contra la tasa google, este blog no contendrá enlaces, en sus artículos,  a periódicos. Cuando la noticia sea de aquellos medios que están en contra, pondré entre paréntesis el medio por si alguien quiere consultarlo. Cuando sea de otros medios paniaguados, ni siquiera. No quieren que se enlace, tampoco se les hace publicidad.

Anuncios

7 comentarios en “Insolidaridad, mentiras y enfrentamientos

  1. Todo es un escándalo !!tb hospital de Collado Villalba nos cuesta 900.000 mil euros al mes y está cerrado. Solo x esto los trileros de la CAM deberían estar en su atico mansion o palacio.
    El tema de la sanidad es la mayor vergüenza de este país. Nunca soporté la hipocresía y hace unos dias que me cabrea mucho que el Pse acudirá a los tribunales para parar la licitacion del hospital PFI de Alcañiz sin embargo en Ibiza Pse e IU inauguran uno.
    Salud y buen dia

  2. Buenas tardes amigo!
    Excelente post. Si te preguntas porque publican las balanzas de las comunidades,la única respuesta es que este gobierno corruPPto y tramposo,fascista y ladrón,conoce muy bien el suelo que pisa.Sabe de sobra que este es un sitio donde el individualismo,la envidia hacia lo ajeno y el egoísmo priman sobre los valores solidarios.
    Somos un país educado en la miseria y el miedo,que juzga al vecino con dureza mientras agacha la cabeza antes los señoritos poderosos que arruinan nuestras vidas .
    Con qué solo exigiéramos a estos mal nacidos un 10% de lo que lo hacemos con el vecino no estaríamos en esta situación y menos el partido parásito tendría un 30% de los votos!que con la que esta cayendo es para llorar.
    A estas alturas y con todo lo que escucho en la calle,terrazas,amigos y familiares,no me extraña que estemos así .
    Aún no se han enterado,como te comente en Twitter el otro día ,que este es el neoliberalismo americano donde se trabaja por un plato de comida más propinas,donde la sanidad es la que te puedas pagar,si te llega para una gripe,vives,si tienes una alergia y tu seguro no lo cubre, mueres;donde en educación sabrás las cuatro reglas,que decía mi abuelo,porque si no tienes dinero difícilmente podrás pretender formarte en las cada vez más numerosos y numerosas IES concertados y Universidades privadas subvencionadas,donde no existirán subsidios de ninguna forma ni manera… Pero a estas alturas del comentario es preferible parar,eso si,con la intención de que este comentario caiga en manos de alguno de esos enteraos que ve este país de color de rosa y les sirva para cuestionarse algo.Porque nos jugamos nuestras vidas y las de los que vienen.
    Cordura,juicio crítico ,sentido común y SOLIDARIDAD CIUDADANA!.Todos estamos en el mismo barco…

    Salut y buen día a tod@s!

  3. Pingback: Insolidaridad, mentiras y enfrentamientos | EL ...

Los comentarios están cerrados.