Una vuelta más

Ebola-Madrid_EDICRT20140806_0002_3

De nuevo, vuelvo a este espacio que pretende ser tolerancia y reflexión (y debate si es posible) después de una larga temporada de más de un mes en la que he estado ausente, no sólo de la red, sino casi de la actualidad. He dedicado el verano al descanso intelectual y al cansancio físico (lo que no ha impedido que el peso se me haya acumulado) y sobre todo a contemplar el costumbrismo de la realidad diaria de miles de personas que siguen creyendo que la vida es amanecer, comer, trabajar y dormir, que la tele es el nuevo dios infalible y que para ser persona de bien hay que ir a misa los domingos. Esa es la estampa que sigue acompañando a los cantados campos de Castilla de Machado . Una estampa que se pega al cuerpo como el frío burgalés y que no sale con nada. La educación es la calefacción de esa otra realidad. Una educación que como el sol de la cabeza de Castilla, es siempre mansa y tímida, blanda y costumbrista, tradicional y reverente.

Despedíamos el mes de julio con la rabia del genocidio palestino. Genocidio que sólo ha sido interrumpido cuando Israel ya no podía sino arrasar lo poco que quedaba con gas Sarín o con Napalm (y eso, aun siendo Israel, está de momento fuera de toda justificación).

Pasó también la rabia de tener que ver el despilfarro, la obcecación y el tirar la casa por la ventana cuando se trata de intentar salvar la vida de un religioso, aunque éste no quiera ser salvado o aunque lleve toda una vida fuera de España. Mientras, se les niega a los pacientes el tratamiento contra una enfermedad como la Hepatitis porque es caro o a quién abandona para buscar trabajo este país, se le retira la tarjeta sanitaria a los dos meses. Son las cosas de hijoputismo desilustrado que ejercen con ahínco los piratas de lo público.

Que cada día nos demuestren que algunos han estado en el poder con el fin de hacerse inmensamente ricos a base de comisiones y desvíos de dinero público, ha sido otro de los raca-racas agosteros. Aunque claro, la prensa NOBLE no lo ha enfocado así y ha convertido la generalidad de los partidos de dios, patria y rey, en un particular caso de un personaje cicatero, orgulloso y miserable que ya demostró ser capaz de demostrar que el idioma y las ideas no son importantes si a cambio hay dinero de por medio. Su inmensa fortuna en Suiza y en Andorra y el huevo por la espalda para limpiar el aura ha sido el hazmereir de media España en agosto. Aunque reír, reír, sólo se ría él, de todos nosotros. Ahora dice que no sólo no va a acudir al Parlament sino que está harto de que los vecinos le llamen “Chorizo”. Ya veremos como en los próximos días alguien, que no sea un Pujol, acabará en la cárcel y no precisamente por evadir capitales, sino por increpar a quién ha confesado haberlo hecho.

La vida sigue igual. Eso dice una canción y esa es la realidad. Los indeseables siguen en el gobierno machacando que todo es bonito, bueno y barato y que la crisis es aquello que nos dejó Zapatero y de la que ellos nos han librado. Que siga creciendo el paro, que siga cayendo el empleo, que cada vez haya menos cobertura social para parados y pobres, que los datos económicos digan que seguimos en recesión que los precios estén al borde de la deflación por falta de consumo, que los salarios sean cada día menores, que los contratos sean a tiempo parcial, que la gente esté tan desesperada que sigue yéndose de esta mierda de país porque no hay futuro, todo eso, a los indeseables que siguen viviendo de lo público mientras loan lo privado (a lo que inyectan constantemente dinero PUBLICO), les da igual porque ellos viven de vender el pescado de la repetición, del tantra y de los medios de incomunicación, adoctrinamiento y creación de opinión. Las encuestas electorales así lo dicen. Uno de cada tres ciudadanos de este país, sigue estando en la inopia, sigue pensando en su puto ombligo y sigue ejerciendo de borrego en lugar de ciudadano.

La UE sigue, como la vida, igual. Siguen gobernando para los poderosos, para los ricos, para las “mafias” y para todos aquellos que viven del cuento, de la especulación y de vender nada, salvo algo que se repita todos los días en cada noticiario, en cada periódico y en cada reunión de cafres y que haga subir su valor hasta que acabe como Goldman Sachs o Gowex. Hoy han tomado la decisión de rebajar el precio del dinero. Siguen vendiendo que así habrá más consumo. Y singuen sin querer ver que, el consumo se reaviva con salarios decentes, horarios humanos y tratando a las personas como seres humanos y no como rebaños.

Anuncios

10 comentarios en “Una vuelta más

  1. Buenas tardes amigo!.

    Ante todo me encanta volver a leer tu espacio.Yo lo echaba de menos.Ya veo que como buen escritor observas y aunque intentes desconectar,hacerlo absolutamente es difícil porque la vida pasa a nuestro lado y es imposible abstraerse de ella si la cabeza está en su sitio.
    Yo también ,lo intenté y me pasó algo similar.Yo emigré a mis orígenes sorianos y la verdad es que desde el espino a la Alameda,tuve una sensación muy parecida a la tuya .Eso si,dejé a mi hija al pie del cañón de Twitter unos días y la encargué que me recopilase las noticias y artículos que ella considerase que podían ser interesantes y la verdad es que con sus 18 añitos hizo un buen trabajo.
    Lo dicho,gracias por volver.Es un placer volver a tener la oportunidad de seguir comentando en tu espacio.

    Salut y buena tarde a tod@s!

    • No he visto ni un solo noticiario en un mes. Y lo he hecho a propósito. Hay que desinfectar las heridas aunque sólo sea por precaución y aunque la cicatriz sea inevitable. Y si después sigues siendo el mismo, mejor que mejor.
      Vosotros, para mi sois una droga a la que estoy enganchado y de la que no quiero abstraerme.
      Salud

  2. Bona nit a tothom
    No añadiré nada, más que decir que me alegro de que estés de regreso, yo particularmente echaba en falta leer tus escritos, y que conste que no suelo echar piropos, más que a las mujeres que se dejan que se los echen.
    Disfrutad/emos de la noche y de los regresos.

  3. He de reconocer que desconectar, lo que se dice desconectar del todo, me ha resultado difícil esta vez. Cuando eres consciente de cuanto está ocurriendo es imposible que uno pueda sentirse cómodo ni tan siquiera viajando que es mi modo de romper con la rutina.

    Bienvenido…!! Un abrazo.

    • He descubierto amigo que para desconectar, hay que cambiar completamente de actividad y hábitos. Mantener la mente ocupada en algo distinto que tenga finalidad y qué te abstraiga completamente.

    • Yo también tenia muchas dudas y tengo que tomarme esto con mas calma para poder emprender otros proyectos, para atender a la familia y para cuidar la salud.
      Gracias Lume

Los comentarios están cerrados.