Desmintiendo a Goldman Sachs

La dieta de la muerte.

Rogelio, debía mucho dinero al Secretario. Durante un lustro, había intentado labrar sin éxito un erial lleno de piedras que a lo largo de la historia, había permanecido yermo. Cuando empezó la aventura de quitar piedras, despejar el suelo de unos arbustos escasos que durante años y años no habían crecido ni un palmo, todo el mundo en el pueblo pensó que Rogelio era un lunático, aunque nadie tuvo la valentía para decírselo a la cara. Intentar arar una tierra que en 5 centímetros tienen una base de arenisca ta dura como el hormigón, es imposible. Sembrar cereal en esa rala capa aun más, y hacer que crezcan unas plantas herbáceas dónde no crece la hierba y los arbustos son enanos, una tarea imposible. Pero Rogelio siempre fue muy avaricioso y un tipo bastante lanzado en los negocios.

Y el Secretario, un listillo. De esos que se aprovechan siempre de los demás. De los que prestan sólo si saben que pueden recuperar lo prestado con creces.

Así, tras un lustro de trabajar como un animal la tierra, Rogelio sólo consiguió que el Secretario le reclamara las deudas contraídas, por supuesto con un notable incremento.

Rogelio, ya había cedido la mitad de su herencia al Secretario para que éste le siguiera prestando después de un segundo año de cosechar polvo.

Así que, pensó que para salir de la situación, lo mejor era reducir gastos. Y empezó primero a escatimarle el pienso a los animales con los que labraba la tierra. En lugar de mezclarles el pienso con la paja dos veces al día, era más barato echarles dos veces paja pero sólo una vez pienso. De igual manera, dio órdenes en casa de que sólo se hiciera una comida al día.

Pero el Secretario seguía apretándole las tuercas. Así que decidió volver a reducir la dieta de los animales. Primero, a una vez al día pienso y paja, y después ya sólo paja.

Los animales se resentían. Tener que arrastrar un arado entre las piedras era un esfuerzo extra y con menos comida, día a día perdían peso y fuerzas. Los hijos de Rogelio estaban también cada día más flacos y cansados y hasta el propio Rogelio tenía las costillas cada vez más marcadas.

Cada día que pasaba, los animales se paraban más durante las labores agrícolas e incluso se tumbaban y no había forma de hacerlos levantar. Sus hijos se pusieron enfermos y ya no podían trabajar la tierra.

Un día, Rogelio entró en la cuadra y se encontró a los animales muertos. No habían resistido la dieta del ahorro.

*****

Muchos años llevamos algunos diciendo que las rebajas salariales sólo producen contracción económica. Si uno no gana lo suficiente para vivir, deberá, o buscarse otro trabajo (lo que reducirá su tiempo para gastar) o reducir drásticamente el consumo, o ambas cosas a la vez. No hay que ser Ministro de Economía ni haber estudiado cinco másteres para saber eso. Y el tiempo, que pone a cada uno en su sitio, está demostrando que todas esas estupideces que nos han recetado durante años sólo crean deflacción, pobreza y caída empicado del consumo. Ya no sólo es la OCDE la que dice abiertamente que no se pueden bajar más los salarios, y lo dicen por miedo a un estallido social, sino que una de las patas de truhanes mentirosos y caraduras que nos han robado la merienda, el FMI, acaba de reconocer que ya no se puede exprimir más el limón de los salarios. Quizá sea una treta ahora que se avecinan dos años seguidos de procesos electorales con unos pronósticos reales de que los ciudadanos puedan dar la vuelta a la tortilla. Pero los números “cantan”.

Da igual las mentiras que cuenten. Porque para algunos, responsables directos de la bancarrota de Lehman Brothers o de la siembra de los eriales pedregosos recomendados por Goldman Sachs, reconvertidos a Ministros o altos cargos, la culpa siempre es del chachachá. Ellos, que son quiénes dictan normas para los demás que ellos no cumplen, nunca son culpables de nada.

Se poda drásticamente el presupuesto para la Sanidad pública, mientras no se repara en gastos en la privada. Se les dice a los enfermos terminales de Hepatitis C, que les van a dejar morir porque no se puede pagar la burrada que pide la farmacéutica Gilead pero no se repara en gastos para repatriar a personas que han contraído una enfermedad mortal, cuyo coste está alrededor de los 600.000 euros cada uno. Eso sin contar el coste de volver a montar la unidad de lucha contra enfermedades infecciosas desmontada del Carlos III.

Es indecente que a un estudiante español que emigra a buscar trabajo al extranjero a los tres meses, si vuelve a España de vacaciones ya no tenga tarjeta sanitaria y a éstas personas que han elegido vivir cuidando a los demás y que llevan toda una vida fuera, no sólo se les atienda (lo que me parece bien), sino que se monte una repatriación que cuesta cientos de miles de Euros.

A cada paso que dan, con cada caso que conocemos, se demuestra más que estos asquerosos timadores nos están mintiendo, nos han estado mintiendo durante años y todo lo que hasta ahora han realizado tenía un único fin: traer China al sur de Europa, y en el caso de España, además, regalar a las constructoras cuyo mercado se había esfumado por la burbuja del ladrillo, un mercado inexistente como el sanitario, creado para ellos, a base de darles lo que durante años, pagamos con el dinero de todos. Y recordemos quiénes son los que daban sobres.

Blanco y en botella.

Como a Homero, nos ponen los cánticos de sirena de la recuperación, para que acabemos embarrancando en la tierra de la mentira, de los caraduras y para anular nuestro viaje hacia un futuro mejor. Pero juntos, PODEMOS.

Anuncios

8 comentarios en “Desmintiendo a Goldman Sachs

  1. Pingback: Desmintiendo a Goldman Sachs | EL VIL METAL. | ...
  2. Como siempre magnífica exposición de realismo del mas cruel ,que abre las carnes y deja sin respiración. Cada vez mas personas viviendo en sus carnes lo que podríamos ver en película de terror y los del trile siguen apegados a sus mentiras intentando eludir su responsabilidad. Asco
    Ayer estuve en la 23ª marea blanca . Estaba la gente de la Plataforma de Afectados x la hepatitis C y deseo con toda mi alma que el gobierno responda de una puta vez a sus necesidades y que no jueguen con lo mas preciado que es la vida.
    http://plataformaciudadanaya.wordpress.com/2014/09/21/articulo-que-se-jodan-no-tiene-desperdicio-pasalo/
    Salud, que sin ella no vamos a ningún y feliz descanso

    • Como siempre, gracias por el enlace. Lo que les están haciendo a esta gente no tiene nombre. Bueno si, hijoputismo heavy. Ahora buscan entre las piedras y al precio que sea, el suero para el Ébola. Pero no hay presupuesto para el de la Hepatitis C. Malditos Bastardos!!!

  3. Buenos días amigo!

    Cómo siempre, estamos en las mismas. Hay “pasta” para lo que se quiere. Y siempre estos canallas lo tienen para los mismos. Los de su secta,ya sean clérigos, grandes fortunas, las multinacionales de donde beben… Siempre igual. Porque matar se mata de muchas formas;sin cuidados médicos o sin medicamentos, sin trabajo, sin casa, sin subsidios. Y esta es la EsPPaña actual. Que pena de país que sigue sin enterarse, porque sigue, aunque cada vez menos.
    Claro que nos quieren convertir en la nueva China.Los paises del Sur y sobretodo en España donde este gobierno de ladrones sin antifaz, está poniendo más ahínco que en otros,incluyendo Grecia y Portugal, nos está imponiendo una Restauración salvaje donde la pobreza con sus hermanas hambre y miseria es ya cotidiana.
    Solo espero que un día paguen por todo ello!.

    Salut y República a tod@s!

Los comentarios están cerrados.