ladran, luego cabalgamos

El caballo de hierro

Bajo un cielo gris, en un paisaje negruzco, George jugaba con vagonetas, tornillos, tuercas y cacharros varios. Los ladrillos de las casas estaban tiznados de negro. El verde de los campos estaba cubierto por un polvo negro. Hasta el sol que aparecía escasamente en Wylam, aparecía rodeado de una orla negruzca. El Tyne, lleno de barcazas que transportaban carbón, tenía aguas negras. Todo, el paisaje, el río, las casas y la vida de las personas de Wylam giraba entorna a la mina de carbón.

George Stephenson había aprendido de su padre a usar llaves inglesas, alicates, remaches, tuercas y arandelas. Desmontar cacharros para ver su funcionamiento era su pasión. Un día se fijó en una vieja máquina que usaban en la mina para hacer circular unas vagonetas con las que sacaban carbón. Éstas, tenían unas ruedas dentadas que encajaban en unos raíles. Lá máquina movía una polea que a su vez movía una gran rueda que hacía que las vagonetas fueran parte de un gran mecanismo que salía de la mina, basculaba el carbón y volvía a penetrar en las entrañas de la tierra.

Ese viejo cacharro, ya no se utilizaba y pidió permiso al gerente John para desmontarlo. Así vio como el vapor sometido a presión, es capaz de mover grandes cantidades de peso.

George, experimentó durante meses con el vapor. Al final creó un mecanismo que hacía pasar el vapor por un pequeño espacio. Una especie de inyector de vapor que le daba a la nueva máquina mucha más potencia con menos gasto de carbón. Se le ocurrió que, si montaba la máquina en una estructura de una carreta, ésta se movería sola. Además vio que, al circular por rieles lisos, la carreta avanzaba mucho más deprisa y con menos vaivenes.

Durante unos años intentó “vender” su máquina como medio para transportar el carbón desde la hullera de Wylam hasta Newcastle Upon Tyne. Pero el carbón siempre se había trasladado por el río.

La gente se reía de él. Los barqueros decían que la endiablada máquina explotaría y acabaría con todos. Los granjeros, decían que el ruido del trasto, asustaría a los animales que acabarían huyendo. Todos los expertos decían que era mucho más barato y mejor transportar el carbón por barco.

170 millas al sur de Wylam, en Liverpool, una compañía, había planeado construir un medio de locomoción alternativo. Alguien les había hablado del joven Stephenson y le contrataron como ingeniero jefe del proyecto. Se trataba de construir una vía que uniera las 35 millas que separaban Manchester de Liverpool y que transportara personas en lugar de carbón. Durante la construcción de las vías, la gente murmuraba, se reía. No entendían como un caballo de hierro necesitaba unos rieles por los que correr. Decían que para eso, ya había caballos que no necesitaban tanto gasto y que podía cabalgar por cualquier sitio.

El día de la inauguración, cuando apareció una carreta con un gran tanque y una gran chimenea, la gente se sintió decepcionada. No había caballo de hierro. Pensando en el peligro, dos personas montadas a caballo precedían al tren portando banderas que avisaban. Pronto los jinetes quedaron rezagados. A éstos les reemplazaron casacas rojas que arreaban coches tirados por cuatro caballos. Pero también quedaron atrás.

Poco a poco el tren llegó a a ser imprescindible y cambió las reglas del mundo conocido hasta entonces.

*****

Hace tiempo, cuando apenas PODEMOS era un embrión que ni siquiera había concurrido a las europeas, ya avisé que el camino estaría invadido por grandes zarzales, cardos y espinas. No van a permitir que cuatro “perroflautas” acaben con un mundo en el que el negocio de unos pocos se vende como el bienestar y el interés general.

Por eso, una vez conseguidos el millón y cuarto de votos de las europeas, se lanzaron a la caza y captura de Iglesias. Como no han podido conseguir nada sobre su persona, ahora intentan ir a por sus compinches. Pero no sólo eso. Están moviendo maquinaria pesada contra PODEMOS. Solicitan de PODEMOS, lo que no les piden a los demás. Nadie se pregunta que propone el PSOE, o el PP. Y nadie se pregunta si lo que han propuesto a lo largo de los tiempos, lo han cumplido o ha sido posible. Y sobre todo, nadie se pregunta que lo que han realizado, nos ha llevado a los seis millones de parados, los cinco de pobres y a que el 34% de los trabajadores ganen menos de 645 euros o que se hagan miles de horas al año sin cobrar.

Si hace unos días JP Morgan, el banco condenado por fraude y autores del negocio de las preferentes, anunciaba la “peste” para España si Pablo Iglesias llega al poder, el sábado, The Ecónomist negaba que las proyecciones de las encuestas puedan convertirse en votos reales para PODEMOS, porque, según ellos, el programa económico de la formación (que aun no ha sido desarrollado en su totalidad por Viçent Navarro y Juan López Torres), es “notoriamente débil”.

Por su parte, la Sexta, que desde un principio ha dado voz a Iglesias, Errejón y compañía, principalmente por la audiencia y para que un tipo sin escrúpulos y sin ética como Inda les de caña y para ver si entre él y Maruhenda son capaces de sacarlos de quicio, ayer, nos “ilustraba” con el gurú económico del PSOE, un tal José Carlos Díez, al que no le salían las cuentas del programa económico de la formación de Monedero. Claro que allí no dijo que tampoco le salían hace unos años las de la burbuja del ladrillo, burbuja que él negaba rotundamente, y al final pasó lo que pasó.

Yo no estoy seguro de que PODEMOS sea la solución. Pero si estoy convencido de que quién le ha prendido fuego al monte, no puede ser el que nos saque del incendio. Yo no le pido nada a PODEMOS salvo honradez, ejemplo, constancia, y mano dura con todos aquellos que, legalmente o con consentimiento de quién gobierna, nos está robando a manos llenas. No es posible que Florentino haya cobrado ya los 1.500 millones de euros por las prospecciones del Castor, sin que nadie se entere, sin ningún tipo de escrúpulo y sin ningún tipo de pudor. No es posible que las eléctricas nos hayan robado 3.000 millones y sigan con el cuento del déficit tarifario y siendo amparados por quienes dicen defender los intereses del pueblo. No es posible que se desahucie a una anciana de 85 años por avalar a un hijo, y el gobierno no solo no mueva un dedo, sino que envía a la policía a que saque a pasear las porras dentro del portal. No es posible que no haya dinero para sanidad, educación, dependencia, renta básica, etc y en cualquier momento se saquen miles de millones para los bancos, las eléctricas, las constructoras o las concesionarias de carreteras.

Imaginemos que PODEMOS ganara las elecciones con mayoría absoluta y que por tanto pudiera hacer lo que hace ahora el PP, le que le sale de los cojones. Imaginemos que audita la deuda y descubre que el 80%, el 60%, el 30% o el 10% es una deuda transferida desde los bancos, o desde las constructoras, o las eléctricas, a lo público sin ningún tipo de justificación. Imaginemos que se deroga la reforma laboral y se incrementa el salario mínimo hasta los 800 euros y los empresarios tienen que pagar esos salarios y no pueden hacer trampa en los contratos. Imaginemos que se establece la renta básica y ya nadie quiere trabajar por 400 euros. Imaginemos que se audita el sistema eléctrico y se confirma que el déficit tarifario es una estafa y que el precio de la luz es consecuencia de otra. Imaginemos que se audita el sistema educativo y se descubre que cada plaza en un colegio público está entorno a los 4000 euros por alumno y que las de los colegios concertados, al contrario de lo que ellos dicen, cuesta lo mismo pero además incrementado en un 10% más por otro tipo de ingresos que éstos cobran (bajo mano), como son el comedor, las actividades extraescolares o los gastos de inscripción.

¿A quién perjudicarían estas políticas? ¿A los trabajadores y al pueblo en general o empresarios, eléctricas, bancos, la iglesia o las constructoras? Si tu tienes un piso por el que cobras tres mil euros de alquiler y llega alguien y te dice que eso es una estafa y que a partir de mañana lo tienes que bajar al 1000, si te preguntan sobre esa medida, ¿dirías que es verdad que estás robando o dirías que ese es el caos para la economía?.

Hasta ahora, todas esas medidas que predican ciertos gurús económicos del liberalismo ya se han puesto en funcionamiento y llevan destruyendo la vida de las personas allí dónde se establecen. Lo que proponen Navarro o Torres, no se ha probado o en algunos casos, medidas similares, han dado buenos resultados.

Por tanto, planteémonos que el cambio es necesario y dejemos que canten los gurús que tienen miedo a perder el pastel con el que llevan sobrealimentándose decenas de años.

Anuncios

4 comentarios en “ladran, luego cabalgamos

  1. Amen.
    “honradez, ejemplo, constancia, y mano dura” claro que pides y que bueno sería poder verlo.
    Solo tienen un objetivo demostrar que todos son iguales, que nada podemos hacer. Ahh y en algunas empresas de la casta se empieza a escuchar que es urgente un podemos de derechas
    Salud

  2. Los indamonios están haciendo su trabajo. En familias discusiones x tema de Iñigo y Pablo. A ellos dirigen sus mensajes para que los que están en silencio y que en principio pueden dar la espalda vayan a las urnas. Muy reciente discusión padre- hijo.
    Ahh!! y gente del pueblo con malas prácticas que tb tienen miedo a ser descubiertos.

    • Ayer volví a ver a ese impresentable en Cuatro. De verdad que dan ganas de vomitar. Siempre como los tontos que cuando cogen una linde , aunque se acabe siguen. Este malfollao insistiendo en los viajes en Bussines, en la beca de Íñigo, …. ¡Maldito bastardo!

Los comentarios están cerrados.