fascismo coetáneo

Emboscada

Julián doblaba la esquina camino del metro. Era el lugar de encuentro. Habían quedado todos los miembros de las marchas por la libertad para asistir a una jornada de manifestación contra la política cada vez más represiva del Gobierno.

Hacía calor en esa mañana de domingo primaveral de un mayo madrileño. En unos días se cumplirían cinco años de la primera concentración en Madrid, reclamando pan, trabajo y casa para todos. Llevaba zapatillas de deporte, pantalón de montaña y una mochila en la que había agua, una naranja, cien gramos de avellanas y un paquete de galletas baratas de chocolate.

Desde aquella primera concentración en los alrededores del Banco de España, habían pasado muchas cosas. Primero los medios les habían ignorado. Luego cuando tomaron las plazas y los parques de los pueblos, les dijeron que siguieran el camino habitual, que se metieran en el sistema. Convocaron manifestaciones multitudinarias que la policía reprimía con saña y violencia. El gobierno desmentía las actuaciones policiales pero estaban grabadas. Entonces prohibieron las concentraciones no convocadas y las que no habían sido permitidas, incluso con silencio administrativo, multando a los asistentes con cantidades astronómicas. Prohibieron que se grabara a la policía. Con la excusa de dinamizar y quitar carga de trabajo a los juzgados, se permitió intervenir las líneas telefónicas y acceder a los ordenadores personales desde la red por parte de la policía. Con la información obtenida, y con la manipulación de los ordenadores de los díscolos, montaron campañas de desprestigio contra los opositores que, habiendo creado un partido al que las encuestas daban como ganador, acabaron no ganando. Con esas actuaciones y la manipulación de las televisiones, los partidos tradicionales, consiguieron no perder las elecciones. La policía se había vuelto más y más represiva y la coalición de los dos partidos que siempre habían gobernado, estaban cambiando las leyes para impedir su salida del gobierno.

Po eso se había convocado de nuevo una gran marcha en Madrid con ciudadanos venidos de todo el país. Julián había trabajado junto a otros 36 activistas para montarlo todo. Y todo estaba a punto. Esperaban más de cinco millones de personas en las calles de Madrid y todo parecía asegurar que así sería.

Ante Julián, una vez doblada la esquina, aparecieron tres personas que, a Julián le parecieron policías camuflados. Uno de ellos, llevaba una mochila idéntica a la suya. Le cortaron el paso y empezaron a empujarlo. Julián cayó al suelo. Le dieron una patada y salieron corriendo. Julián se levantó, recogió su mochila y emprendió la marcha de nuevo. No había dado ni diez pasos cuando un coche de policía se detuvo. Bajaron dos y le pidieron la documentación. Julián metió la mano en la mochila con intención de sacar la cartera y empezó a cambiarle el color de la cara. Los policías sacaron sus armas y le conminaron a que dejara la mochila en el suelo. Julián había tocado el interior al intentar buscar la cartera.

Dentro, había un paquete de plastilina que resulto ser goma dos. Julián fue introducido en el coche patrulla y acusado de tenencia de explosivos y de conducta terrorista. En su casa, y en la de los otros 36 compañeros, encontraron bolsas con billetes de 500 euros, explosivos y en los ordenadores, archivos sobre realización de bombas caseras y otros que les relacionaban con grupos terroristas sirios.

Nada de eso era de ellos, pero gracias a las intervenciones de sus móviles, habían controlado sus movimientos y sabían perfectamente dónde estaban en cada momento. Así, habían aprovechado la última reunión, la noche anterior antes de la gran manifestación, para introducir el dinero y los explosivos en sus casas. Desde un gusano informático, les habían colocado los archivos sobre los explosivos y los correos con los sirios.

Todos fueron condenados a treinta años de cárcel. La oposición había sido desarmada y el resto, habían recibido el mensaje.

*****

Uno de los mantras más repetidos en occidente es que América (USA) es el país de la libertad y de la democracia. Hoy nos hemos enterado de algo que ya muchos sospechábamos hace tiempo, que la CIA, además de dar golpes de estado en países lejanos (o cercanos), utiliza métodos de tortura prohibidos por la declaración de los derechos humanos (cuyo día se celebra hoy) y por todos los tratados internacionales e incluso por la propia legislación americana. ¿Es democrático un país que no sólo permite, sino que tolera y promociona la tortura? ¿Es democrático un país que tiene a 136 personas privadas de libertad, sin juicio ni condena desde hace 14 años?¿La democracia consiste, única y exclusivamente en ir a votar cada cuatro o cinco años?¿Es democrático el racismo, la xenofobia o la homofobia?

Estamos atendiendo a un repunte preocupante del fascismo. Dicen que las crisis provocan que los más necesitados se refugien en el fanatismo fascista. Pero yo creo que es al revés. Las crisis traen concienciación y compromiso y contra eso, los poderosos luchan a través de medidas constrictivas de libertad, es decir con el autoritarismo fascista, con la discriminación del pobre y con la inclusión de medidas que impidan el acceso de la población más necesitada a los servicios básicos como la educación, la sanidad, la comida y la casa.

Anteayer vi una noticia que me dejó pasmado. En Marsella han marcado a los sintecho con un triángulo amarillo. La estratagema consiste en decir que hay que identificar a los mendigos con unas tarjetas que indiquen sus problemas de salud. Pero en esa medida se incluye que todos, deben llevar visible un triángulo amarillo. Igual que hacían los nazis con los judíos. No aprendemos nada.

Pero este repunte fascista no es exclusivo de USA, Francia, Suiza o Suecia. Aquí, quizá porque nunca hemos abandonado del todo el estado fascista del asesino crea pantanos, tenemos lo nuestro. Y no es poco. El gobierno de los sobres, las comisiones ilegales, la financiación ilegal, la remodelación de las sedes del partido en B, las cuentas en Suiza y en otros paraísos fiscales, el de los aeropuertos sin aviones, las basuras a doble coste, los grandes casinos, las ciudades de las artes llenas de goteras, las visitas papales, la fórmula 1, los aves que circulan por vías no acondicionadas y que matan a la gente, el Prestige, las televisiones infumables que atentan contra toda ética periodística, el de la clausura de las urgencias médicas, el de la receta de repago, el que le quitó a los funcionarios una paga extra y parte de su salario y sus derechos, el que trajo el despido libre, los contratos basura, los salarios de miseria, la pobreza, un millón de parados, uno de cada tres niños con hambre, una de cada cuatro familias en exclusión social, el de las contabilidades “alegales”, el de las mentiras, el de las conferencias de plasma, … , ese gobierno, cansado de que el pueblo le de la murga en la calle ha decidido que manifestarse tiene que ser delito y para ello, está tramitando la ley mordaza. La ley que silenciará la brutalidad policial, los abusos, las detenciones irregulares, … Y por si eso fuera poco, contraviniendo el artículo 18. 3 de la Constitución, van a legalizar las escuchas telefónicas, la intervención del correo y de las comunicaciones informáticas y todo con la excusa de liberar de trabajo a los juzgados.

Estamos desgobernados por un grupo de malvados fascistas que, además de permitir el latrocinio, ante el repunte de la concienciación ciudadana, utiliza el fascismo como modo de acallar al pueblo.

Despertemos, o acabaremos de nuevo en las cunetas. Y si no nos lo creemos miremos a México.

Anuncios

11 comentarios en “fascismo coetáneo

  1. Mi aplauso, Cele. Genial descripción del panorama en el que nos desevolvemos y en medio de lo cual, como certeramente apuntas, a nivel local no nos hemos safado de la oscura noche del franquismo cuando todo indica que sus inmediatos sucesores han comenzado a abandonar la piel de oveja para sacar el auténtico lobo que es.

    Muy bueno. Gracias por ordenar el puzzle para hacerlo más y más evidente.

  2. Que lo sepas me has acojonado. Vamos que me he visto en las cunetas.
    El otro día paró a un amigo uno de esos de los que mencionas que completan las mochilas y le quiso provocar diciéndole que estaba fichado.. y todo x indicarle que le prestara ayuda a un hombre tirado en la acera. .. la cosa no está para bromas.
    Buenas noches

  3. Narbona y Lume. El relato es ficción, pero mi temor no. Estoy tan preocupado como vosotros. Si ahora, con las “protecciones” que hay ya se campa a las anchas de alguno, ha vuelto la político-social y vas a comisaría a la mnima, imaginemos que pasaá cuando ya nadie pueda demostrar con imágenes, que mienten. El otro día os decía lo que había pasado en Burgos, acusando a un detenido de romper un escaparate que llevaba diez días roto. No es broma, ni cuestión de acongoje. Es cuestión de que, los pocos lectores, tomen conciencia de lo que hay y de que piensen y hagan pensar que sucede allí dónde la policía campa a sus anchas y dónde los gobiernos la utlizan como rueda de transmisión del crimen. La CIA es un ejemplo, pero también México, Brasil, Marruecos o Filipinas. Los primeros, dicen ser países democráticos, los segundos al parecer NO, pero da igual. Si se puede hacer desaparecer a 40 personas sin que pase nada, si se puede torturar impúnemente, no hay distinción entre la llamada democracia y la dictadura. Al final, son lo mismo con distinto nombre. Y es que NO HAY DEMOCRACIA, sino espejismos de libertad.
    Salud

  4. “Espejismos de libertad”. Bingo..!! Con tres palabras retratas lo que -a poco observador que uno sea- una realidad indiscutible. Internet, la aparición de la tecnología que permite -no ya la comunicación entre iguales y con intereses similares (me refiero a las grandes mayorías)- sino que ha tirado al traste con la “información” tradicional, monopolistica y totalmente “vertical” ha permitido que el mundo, más que nunca, sea un pañuelo.

    Nada de cuanto acontece ya nos es lejano y contado con retraso o interesadamente. La entrada de Assange en liza demostrando que los poderes tienen los pies de barro si la opacidad en la que se mueven desaparece, ha constituido un punto de inflexión en este devenir revolucionario en el mundo de la comuniocación.

    Pero conviene no distraerse. Los mecanismos para controlar a la población los van a utilizar sin ningúnn tipo de empacho o escrúpulos morales (algo de lo que carecen demostradamente). La involución, al igual que las privatizaciones de todo lo que es de todos, se está produciendo con la misma técnica de “la rana hervida”: lenta para que no se note pero implacable contra la gente de a pie a cada vuelta de tuerca.

    El espejismo de libertad es lo que tenemos quienes si -además de estar concienciados e informados de cuanto ocurre- no pasamos a hacer pedagogía democrática en cuanta ocasión y cenáculo tengamos oportunidad.

    Digo esto, porque este puente ha sido ocasión de encuentros con amigos y me ha dado vértigo constatar que no podemos vanalizar la BASURA MEDIATICA. Deben tener puesta toda la maquinaria en funcionamiento porque lo que he oído en tertulias íntimas me ha preocupado y mucho. La gente no razona. Repite lo que oyen de telediarios, emisoras y tertulias que dejan bastante que desear. Los mensajes de la caverna y la caspa, calan. Y eso si que da grima, estupor y miedo.

    Un saludo, amigos.

    • Amigo, el último párrafo es demoledor. La gente, no razona, repite como loros lo que oyen en la tele. Y eso, s eme en el subconsciente como el agua que dorada una roca hasta que llega el hielo y acaba rompiéndola. Ese es el quz del 20 % de amorfos mentales que siguen pensando en votar a estos delincntes.

      Salud

  5. “Espejismos de libertad” alucino con tu concreción.
    Hay días que lo veo como la historia interminable y otros veo que esto puede caer en cualquier momento que a alguien de los que están dentro se larguen y la oposicion de ken tb. Ayer fue para vómito escuchar a dos del PPsoe hablando de la falta de credibilidad que se achacaban . Los trileros del fascio esperan que un chino les arregle los problemas de credibilidad.. ¡que se vayan! antes de las elecciones del año que viene.
    salud

    • No se irán. No les interesa. De hecho, nadie en su sano juicio aprobaría una ley con el 82% de la población en contra. Nadie salvo quién quiere coaccionar, reprimir, violentar e impedir que la gente manifieste su opinión. Porque la opinión de los que somos díscolos influye también en en los que no piensan y acaba también horadando en el razonamiento de éstos. Y no quieren perder ni uno de esa minoría que ellos llaman mayoría silenciosa o borregos. Todos son votos y todos son para ellos.
      Tendremos que volver a los tiempos de La Codorniz.

Los comentarios están cerrados.