El nazismo español

Los Martin Niemöller

Aizik salía a la calle con su gran estrella amarilla cosida a su abrigo. Sus vecinos sabían que eso no estaba bien, pero no decían nada. A ellos no les iba a pasar. Y Hitler les había dado trabajo, y en un principio les fue bien aunque, ahora ya casi apenas ganaban dinero con el trabajo para sobrevivir. Quizá Aizik no fuera culpable de nada, pero los judíos habían llevado a la ruina a Alemania y habían sido los culpables de la derrota de la gran guerra de 1914. Eso es lo que decía la radio y leían en la prensa.

Además, Aizik era un buen médico, aunque no le dejaran ejercer por ser judío. No como esos prestamistas avariciosos que con tal de no perder sus intereses habían confabulado para la gran derrota alemana. Habían oído que se llevaban a los judíos en trenes y que nunca más volvían, pero no se lo creían. Eso era publicidad de los comunistas, de los masones y de los anarquistas que no sentían la patria. Aizik era la prueba de que no existían las deportaciones masivas de judíos hacia Polonia. Si él permanecía en Berlín, ¿por qué iban a llevarse a otros hacia el este? Seguro que si había alguien a quién deportar se lo habría ganado con creces. Seguro que eran los vagos, los que no tenían trabajo ni querían trabajar. A los judíos nunca les había gustado el trabajo duro. Sólo vivían del sucio negocio de la usura. Así que, si al final era cierto que se los llevaban, seguro que se lo habían merecido.

Habían pasado ya dos años desde que se llevaron a Aizik y a su familia. Sus vecinos seguían pensando que era normal que acabara así. Le habían prohibido ejercer la medicina y él seguía curando a la gente. A los pobres y a los necesitados en especial. Erre que erre. Así que al final, si Aizik no había querido trabajar en otra cosa, no era de extrañar que acabara deportado. Todos los judíos eran iguales.

.

1942. Los vecinos de Aizik estaban en la miseria. Los hombres habían sido llevados al frente ruso y las mujeres trabajaban de sol a sol en las fábricas de armamento por apenas 10 Reichspfenning que no les daba ni para comer. La comida escaseaba, no había verduras y tampoco tiempo para descansar. Los niños eran sacados de las escuelas para formarse en el ejército. Los vecinos de Aizik ya no estaban conformes con Hitler, pero ya era demasiado tarde. Alemania estaba luchando en dos frentes, no había casi hombres. Escaseaba la comida y todo aquel que se quejaba era considerado un enemigo de la patria y deportado o fusilado.

****

Las encuestas siguen dando entre un 20% y un 25 % de los votos a los trileros del Partido Parásito. Y me pregunto, ¿que coño tiene que pasar para que la gente se de cuenta de quién coño es esta gentuza? Es posible que muchos tengan miedo a que desaparezcan sus pensiones, a que los mercados acaben con España si llega a gobernar Pablo Iglesias. Pero aun así sigo sin entender cómo es posible que no se den cuenta de lo que nos está sucediendo a todos.

Hace cinco años, un mileurista era un apestado. Un mediocre que ganaba una miseria. Hoy hay más de cinco millones de españoles que ganan menos de 625 euros al mes. CINCO MILLONES. Uno de cada tres trabajadores. Hoy hay casi dos millones de hogares en riesgo de exclusión social. Uno de cada cuatro niños, sólo tiene una comida equilibrada al día y uno de cada tres sólo come si lo hace en el colegio. La educación pública está saturada. No hay plazas. Las matrículas de la universidad son prohibitivas para uno de cada cuatro estudiantes universitarios. Hay cinco millones y medio de parados. La mayor parte de ellos no cobran subsidio. Dedicamos, por su culpa, uno de cada 10 euros del gasto público a pagar la deuda, que han elevado hasta casi el 100% del PIB. CIEN MILLONES diarios se van a pagar intereses. Mientras recortan en prestaciones sanitarias, le han dado a los amigos, a las constructoras, la gerencia de los Hospitales públicos. Hospitales que han aumentado el gasto sanitario bajando la calidad, la prestación y la atención. Y si la sanidad sigue siendo más o menos buena, sólo es posible por el esfuerzo de los profesionales que “meten” horas a destajo para poder atender a todos los pacientes.

Y por si todo esto fuera poco, mientras se permiten el lujo de pagar 100 millones diario en intereses de la deuda, no le dan las medicinas que necesitan a los enfermos de Hepatitis C, argumentando que la sanidad no puede soportar el coste del Sovaldi, los 25.000 euros que vale. Pero si podemos pagar 100 millones diarios de una deuda que no es nuestra y que asumieron, todos sabemos por qué.

Están dejando morir a los enfermos por no tratarlos. Eso, en mi pueblo, es lo mismo que lo que los nazis les hacían a los judíos.

¿Qué más tienen que hacer, matarnos a todos? ¿Llevarnos a campos de concentración? Tiempo al tiempo como estos profesionales del trinque, del latrocinio, de las cajas B, de las dobles contabilidades, de las financiaciones ilegales, de los salarios en diferido, en B, de los sobresueldos, de los tráficos de influencias y de las subvenciones a su hijos y amigos faescistas, sigan en su poltrona.

De momento, al igual que Hitler, están legislando para que la crítica y la oposición a sus desmanes, sea delito.

Anuncios

2 comentarios en “El nazismo español

  1. Certero muy certero un realismo trágico solo para los que lo sienten y lo padecen.
    Y lo que mas duele es que no solo les da lo mismo a ellos. Tb a los que se consideran ciudadanos y no lo son esos que tienen dinero para seguir haciendo compras en navidad y que tienen como lema mientras yo tenga los otros que se jodan.
    País donde los incompetentes están reforzados x los mas incompetentes aún que son los que nos desgobiernan y los que están en la oposición mintiendo como bellacos vendiendo belleza y cero credibilidad tratando de seguir atrapando en el tiempo a los suyos. Nunca pensé que acabaría tan tan harta de los socialistas que son capaces de alimentar a su ” bello” actor.
    Se que me agarro a poco pero sigo con la esperanza de reacción de los españoles pasotas pq hace dos días una persona ex votante de los que dejan morir a enfermos de hepatitis C decía “es increible lo que está pasando en la peluquería, en el mercado, todos me dicen votaré a PODEMOS”
    Dicen que somos mierda en fin .. mientras los digan los inventores de los juegos mierdosos no pasa nada.
    Salud para toda la buena gente y pido al nuevo año que no sigan desgastando y matando a la buena gente que está psicologicamente destrozada.
    Salud

    • Al final, harán los posible porque pase lo que pasó en Grecia con Syriza o con Pepe Grillo en Italia. Tienen tanto que perder que harán lo que sea par que esto no se renueve.
      No creo en navidades, ni calendarios, ni deseos que se troncan con el tiempo. Sólo deseo que el futuro, que está por escribir, lo hagamos con renglones torcidos y no con renglones mafiosos.
      Salud amiga y gracias, de nuevo.

Los comentarios están cerrados.