DEMOCRACIA EN B

La ciénaga B

En una ciénaga de aguas muy turbias, vivían unas cuantas sanguijuelas. Los animales, cuando iban a beber, acababan llenos de heridas y exhaustos. Hartos de tener que soportar que unos miserables, a quiénes no veían, les dejaran debilitados, decidieron que había que hacer algo para acabar con las sanguijuelas.

Las hienas, eran los únicos animales que habían aprendido a beber sin meter las patas en el agua y habían llegado a un acuerdo con las sanguijuelas para evitar que los animales hicieran cualquier cosa que permitiera aclarar el agua o desmontar las riberas para que elefantes y bisontes pudieran beber sin necesidad de meter las patas dentro del agua.

Así que, cada vez que los animales se reunían en concejo para tomar una solución, las hienas se adelantaban y proponían medidas rimbombantes que despistaban a los animales pero que en realidad no servían para nada.

Durante años, y en todas las reuniones, cada vez que se proponía aclarar el agua para evitar que las sanguijuelas siguieran viviendo allí, las hienas proponían traer dos o tres aclara-aguas y poner una gran piedra en un lateral de la charca para evitar remover la pecina. Otros, los más rebeldes proponían limpiar la charca y recoger las hojas de los sauces que crecían alrededor, para que no se pudrieran dentro del agua. Pero, las hienas con su sonrisa falsa, sabían ganarse la voluntad de la mayoría y año tras año, se proponían esas medidas que en realidad no servían para nada porque los chinches del agua, no aclaran el agua sino que viven allí dónde el agua está ya clara, y la piedra, apenas suponía el territorio ocupado por un elefante o dos bisontes, con lo que el resto acababa metiendo sus patas dentro del agua y removiendo la mierda.

Cuanto más tiempo pasaba, más eran los animales que estaban hartos de las hienas y de sus soluciones que en realidad no servían para nada. Así que, cuando parecía que por fin saldría adelante lo de limpiar la ciénaga y recoger las hojas, la noche anterior a la votación, un conejo, que era el que más había protestado desde siempre y el que había convencido uno a uno a los demás para limpiar la charca, apareció muerto junto al estanque  con una herida en el cuello. Enseguida las hienas le echaron la culpa a un par de hurones que estaban siempre con el conejo y que también reclamaban que el agua estuviera limpia.

Los animales, locos de ira, acabaron echando a los hurones a los caimanes del rio. Libres de oposición, volvió a ganar la resolución de traer, ahora cien aclara-aguas y poner otra piedra en el lodazal.

Pasaron los años y la situación era cada vez más desesperante. Un día llegaron unas jirafas, se comieron las hojas de los sauces y los árboles quedaron desnudos. Poco a poco el agua empezó a ser más clara y el lodo se quedaba en el fondo allí dónde los animales no llegaban a removerlo.

Los animales se dieron cuenta de que, lo que años atrás decía el conejo era verdad y que esa era la solución. Pero las hienas seguían en sus trece. Así que, una tarde, los búfalos y los elefantes rodearon a las hienas y las llevaron hacia el río. Una vez en la orilla, los elefantes con su trompa, se encargaron de depositarlas en la boca de los hambrientos caimanes.

En cuanto las aguas fueron claras, las sanguijuelas emigraron a otro charco.

*****

No podemos seguir así. Cuanto más se tira de la manta, más mierda envuelve a los que están en política para hacerse ricos. A los sobres, las comisiones, los sobresueldos, la financiación ilegal, las cuentas en B, las cuentas en Suiza, … ahora conocemos que lo de los colegios privados no sólo es por eliminar la libertad de enseñanza y de pensamiento, sino que además lleva consigo la correspondiente mordida.

Se han cargado la sanidad, la educación, la cultura, el trabajo, la dependencia, el estado de bienestar, la justicia, las pensiones, …, se han cargado una sociedad solidaria que empieza a no serlo.

Usan los medios de incomunicación, adoctrinamiento y chismorreo para tapar sus fechorías o como las hienas del relato, para hacer ver que hacen sin hacer absolutamente nada.

¿Dónde están los medicamentos de los enfermos de Hepatitis C? Dijeron que iban a dárselos a todos, luego que los pagaban las Comunidades,… y al final lo único cierto es que los enfermos siguen igual, muriendo 10 cada día por falta de medicación.

Anunciaron a bombo y platillo una ayuda a la contratación que eximía de la cotización a la SS a todos aquellos que contratasen parados. Pero no contaron la letra pequeña: “no pueden ser despedidos durante 36 meses y la rebaja, no compensa”.

Anunciaron medidas antidesahucios que son las mismas que anunciaron hace dos años y que no han dado ningún resultado, con la inquina además, de que, para la dación en pago, antes les dejan en pelotas a los avalistas.

Y no hablemos de la libertad que ya ni existe. Se prohíben conciertos como en los peores tiempos del franquismo y se inventan delitos contra el estado por sacar dos pancartas contra los desahucios en un pleno de una Junta Municipal.

Y por cierto. ¿Saben ustedes que los que participan en esos plenos, salvo el presidente de la Junta, no son concejales? ¿Saben ustedes que el resto son vecinos nombrados por los partidos y que cobran por asistir a los plenos para votar lo que les dicen quiénes les nombran? ¿Saben ustedes que en todas las Juntas Municipales de Madrid hay 18 vecinos a propuesta del PP, 6 a propuesta del PSOE y 1 de IU? ¿Saben ustedes que en cada pleno se aflojan casi 700 euros, cada uno?

Y para colmo, después de haberse gastado casi doscientos millones de euros de un ayuntamiento arruinado por un tonto, en re-reformar el Palacio de Comunicaciones que acababa de ser reformado por Borrel, ahora va y dice Doña Rancia, que si gana, se irá a otro sitio porque no quiere ostentaciones.

De verdad, se que es difícil porque hay una gran mayoría del rebaño que sólo escucha a paniaguados de la tele y de la radio, pero no podemos aguantar más con esta gentuza en el desgobierno. O los echamos a los caimanes, o acabaremos muertos (de hambre) o exiliados.

Anuncios

3 comentarios en “DEMOCRACIA EN B

  1. Sobresaliente la cienaga B. El problema lo tendrán los caimanes ¡q mala digestión!
    Gracias x tu información sobre municipalismo que desconocía. Ni idea de que los vecinos eran propuestos por x los partidos menos se me hubiese ocurrido pensar q aflojaran casi 700 euros en cada pleno.
    De nuevo gracias y lo contaré en todo mi entorno.
    Salud

    • Lo he contado, porque yo, que me considero informado de temas de política, tampoco lo sabía. Pensé que todos eran concejales y resulta que no.

      Salud.

  2. Pingback: DEMOCRACIA EN B | EL VIL METAL. | Scoop.it

Los comentarios están cerrados.