Claro que PODEMOS

La que se avecina

La Comunidad del Olivo 8 es un edificio peculiar. Es un inmueble cochambroso lleno de grietas y desconchones de ocho pisos con dos viviendas cada uno. En el octavo B viven una pareja de ancianos. Él tiene síndrome de Diógenes y ella demencia senil. Su vecino es un chico joven, educado, con un trabajo que apenas le da para vivir. Su casa está reformada y tiene mucha conciencia social. El primer piso lo ocupa una familia numerosa. Tienen puerta blindada y una casa llena de lujos, poco acorde al edificio que la cobija. Los demás son ancianos, jóvenes, personas de mediana edad, todos bastante apáticos, muchos de ellos en el paro o jubilados cuya única pretensión en la vida es seguir viviendo o de la pensión o del subsidio.

El abuelo del octavo se dedica a traer a casa todo lo que pilla en la basura y los malos olores y las cucarachas campan por doquier en todo el octavo piso. Su joven vecino está harto. Ha pedido ayuda a la Comunidad pero la gente tiene miedo a que, si le ayudan y denuncian, los servicios municipales acaben sacándoles del bloque y declarándolo en ruinas o lo que es peor, muchos de ellos trabajan en B o pasan hachis y temen que el anciano con síndrome de urraca acaparadora, acabe denunciándolos como represalia. Los abuelos, tienen en sus casas a sus hijos y nietos que también cobran subsidio y temen que la administración acabe quitándoles todas las pagas salvo la pensión.

Así que el joven vecino ha presentado varias denuncias sin que la administración haga caso porque cuando le preguntan a la Comunidad el presidente dice que allí no pasa nada y que el joven es un extremista.

El joven Saul se ha presentado voluntario como presidente de Comunidad. Un cargo que nadie quiere. Aun así, sólo le han votado dos vecinos. El resto han vuelto a votar al Señor Cuesta, presidente casi perpetuo de la Comunidad.

Piensa que no es justo que sus vecinos no le respalden porque es evidente que su anciano convecino está enfermo y necesita ayuda. Sus vecinos en cambio, piensan que están en su derecho de no hacer caso. Y sobre todo creen que a ellos, ese problema no les afecta.

El joven Saul ha empezado a recoger bolsas de basura de la calle y a dejarlas junto a las puertas de sus vecinos. La situación se ha vuelto tensa. La Comunidad empieza a estar harta de malos olores.

Es de noche. Saul vuelve de una manifestación. Se dispone a meter la llave en el portal. Un fuerte dolor le recorre la cabeza. Se despierta y no sabe dónde está. Le duele horrores la nuca. Está sentado, ¡entre basura! Lleva un cartel colgado del cuello que dice, si nos jodes, te jodemos. Es un aviso.

*****

Hoy hemos desayunado con opiniones para todos los gustos. Desde los que dan por muerto a PODEMOS como alternativa de Gobierno, a los que se mofan de sus resultados, pasando por los que creen que la victoria del PSOE es buena porque ha cerrado la victoria de los de Iglesias aunque ellos son más de los del partido en B. Incluso los hay eufóricos del PSOE que dicen que en Andalucía ha empezado su regreso al gobierno.

De todos, lo que más me ha molestado son los que han llamado a Iglesias prepotente e iluminado por decir que PODEMOS es un partido nacido para gobernar y no para ser comparsa de nadie. Pero no me ha molestado en si lo de iluminados o prepotentes, sino que como fundamento de esas definiciones acaban diciendo que no tenemos programa y que no se gobierna una región o un país con ideas de tertulias. Como si los votantes fueran todos cabales, rectos e inteligentes, cogieran uno a uno los programas, los estudiaran y votaran al que más les haya gustado. O como si las otras formaciones tuvieran un programa, y sobre todo lo cumplieran.

En esta España dónde todo se coge con pinzas, dónde todo tiene que ser políticamente correcto no se puede decir que los andaluces han votado mal. ¿Tienen derecho a votar mal? Pues depende. Está claro que el voto es libre, y que cada uno puede votar lo que quiera. Está claro que la democracia consiste en aceptar lo que diga la mayoría. Pero también está claro que hay muchas formas de manipular a las personas. Como no soy andaluz y todo lo que pueda decir puede sonar a topicazo dejo aquí el enlace de alguien que siendo andaluz, de Cádiz concretamente, cuenta como son allí las cosas y el porque de los resultados electorales:

Los replicantes.com

Es evidente que Andalucía no es España en cuanto a intención de voto. Es evidente también que el voto andaluz supone casi el 20% de los escaños nacionales y que sin ganar en Andalucía es casi imposible ganar en el Congreso de los Diputados. Pero de ahí a dar por muerta a una formación que ha pasado en una Comunidad como Andalucía del 7,11 % de los votos en las europeas a casi el 15% (es decir ha doblado el número de votos), es mucho decir.

Es verdad que muchos esperábamos más y teníamos puestas muchas ilusiones. Es verdad que estamos desinflados por no haber conseguido al menos 25 escaños. Pero de ahí a dar por muerto el proyecto de regeneración política, hay un gran trecho.

Decía esta mañana Ramon Cotarelo que el PSOE no es el PP. Y es verdad. No es el PP porque no se comporta igual en el gobierno aunque las políticas económicas sean muy parecidas y por tanto el resultado el mismo. Pero sus casos de corrupción apestan. Lo último, los ERES, 1.400.000.000 de euros defraudados. Y no es el único. Los GAL, los fondos reservados, la PSV o Filesa, son otros tantos casos de corrupción. Y aquí no se trata de si uno es más o menos corrupto sino de la impunidad con la que se mueven.

A mi no me disgustaría tanto que los andaluces hubieran votado a masivamente a Ciudadanos o a VOX (y eso que me repatean) porque son partidos “limpios”. Pero lo que me asquea, lo que me indigna profundamente, no es que el PSOE obtenga los mismos diputados que hace cuatro años. Lo que me repatea, lo que me indigna es que uno de cada cuatro apueste por el partido de la España en B. El de los recortes, el de los salarios de mierda, el de las privatizaciones, el de la caja B, el de las cuentas en Suiza, el de los sobres. Lo que me repatea, lo que me indigna es que los andaluces crean que pueden vivir eternamente cobrando del estado por trabajar 20 días al año. Lo que me repatea es que a pesar de esos 1400 millones que han salido de nuestros bolsillos, les importe una mierda todo y den pátina de impunidad a los corruptos.

La gente puede hacer lo que quiera. El voto es libre, pero cuando el voto afecta a mi bolsillo, cuando mi vecino está haciendo impune a quien me roba, estoy en mi derecho de llamarle bobo y cómplice. Y en mi derecho de escribir lo que me salga del alma sin que nadie me diga que no puedo hacerlo.

Y como siempre hay que ver las cosas desde un prisma un poquito independiente, bajo mi punto de vista, también hay cosas que no se han hecho bien desde PODEMOS. El ascenso meteórico en las europeas y también el de Ciudadanos en las andaluzas, se debe a su limpieza. El mayor activo que tiene PODEMOS es la limpieza y la ejemplaridad. La gente está harta de los partido tradicionales que dicen una cosa y hacen la contraria. La indefinición, el renuncio y cualquier actitud que sea contradictoria, sólo provoca rechazo y que los contrincantes hagan una guerra de ello. No dilapidemos lo conseguido por malas estrategias o malas actuaciones.

Anuncios

11 comentarios en “Claro que PODEMOS

  1. Pingback: Claro que PODEMOS | EL VIL METAL. | Scoop.it
  2. Querido Cele, tu artículo de hoy da para mucho. Pero un avance primero para decirte que, como andaluz, participo -al día siguiente de las elecciones-, de esa desalentadora sensación de que “no hay modo de cambiar esto”.

    Respecto al enlace de Los Replicantes, y al voto cautivo, decir que se olvida a toda esa gente que nada tiene que ver con el campo y que sigue con idéntica impasibilidad ante la corrupción. Que no parece afectarle para nada. Es esa masa de gente que uno constata a su alrededor cada día y que parece vivir en un mundo paralelo en el que no cabe indignación alguna, que es el estadio siguiente a la concienciación ante lo que ocurre. Y que no parece interesarse por asuntos que le afectan inexorablemente. Que está manipulada sin que -como dice Noam Chomsky- siquiera sepa que lo está ni lo que le están haciendo.
    Lo que quiero decir es que no somos tan “distintos” al resto del país, vamos. La desinformación es generalizada. La manipulación, idéntica. El resultado, el mismo.
    Pero mantengo la espada en alto. Y la esperanza, también.

    También soy beligerante llamando bobos y cómplices a quienes lo son, a ver si toman conciencia y reaccionan.
    Salud, amigos.

    • La manipulación amigo no es única en Andalucía. Es general. La Tele tiene mucho que ver, pero tambien el egoísmo, el egocentrismo yla falta de empatía con los problemas de los demás.
      Hay muchos a los que no parece importarles nada.
      El enlace al artículo de Los replicantes no es por echarle en cara nada a los andaluces. Es porque siempre que se habla de esto te acusan de desconocer la realidad y de usar tópicos (es verdad que no se nada de Andalucía, pero si uno oberva puede sacar conclusiones acertadas).
      No sólo votan mal los andaluces. No sólo en Andalucía hay voto cautivo. Pero quizá allí por ser una de las regiones más pobres, por su intrínseco modo de vida, se hace más evidente.
      La Semana Santa, los toros, el fútbol, allí se vive todo con mucha más pasión y se hace de todo un frente de guerra. Allí se dan como cosas esenciales lo que en otros sitios tenemos superado. Aunque en el tema de las cofradías es algo general que ha hecho mucho daño a este país.
      En fin, que mi artículo no quiere ir contra los andaluces, sino contra aquellos que creen que robar es cosa de oportunidad. Y por ahí no paso.
      Salud amigo.

  3. Pues Cele diría tantas y tantas cosas aunque serán reflexiones corrientes que nada van a descubrir. Simplemente desahogos o ideas que se entrecruzan contribuyendo posiblemente a confundir a otros. Ahora mismo la que viene primero a mi mente es el dato de los que representan en Andalucía 36,06% ¡los abstencionistas !! que si bien los hay muy críticos con todos los partidos tampoco son capaces de organizarse para darse voz a si mismos. Esos que atacan en muchos casos lo público pq ellos no pueden permitirse una baja o tienen que ir a trabajar convalecientes de una grave enfermedad.
    Sobre los cómplices diría que x un lado estan los cómplices inconscientes que se chupan horas y horas de tv y votan como Belen Esteban o como los periodistas que nos comieron el coco en la transición y no se cuestionan nada y dentro de los inconscientes están los que no ven tv pero sí escuchan radio y casi siempre la misma pero x trabajo y prisas no quieren ocupar su cabeza pensando.
    Luego están los cómplices muy críticos y que están dentro de los partidos pero que son capaces de felicitarlos aunque sus gestión con el dinero de los parados haya sido un desastre inigualable y lo hacen por amor a las siglas aunque digan x valores. Doy vueltas y vueltas a mi cabeza y no entiendo como sí son conscientes y denuncian las atrocidades de sus compañeros como coño les felicitan.
    Tambien quiero recordar a los complices intelectuales que se ofenden cuando se ponen las siglas juntas pq se les debe mucho x la transición exitosa que hicieron y x eso parece que hay que disculparles todo.. pues no señores si estos ultimos y penultimos cambiaran de actitud cuanto antes harían un gran favor a la buena gente que sí vota x opciones nuevas pq quieren cambiar x ejemplo la ley electoral injusta firmada x sus propias siglas y que no se puede cambiar x su no se como llamarle quizá su forma conservadora de ver las cosas.
    Sobre Podemos solo decirte que me parece un milagro que aun con errores estemos en pie. Es imposible hacerlo mejor en tan poco tiempo. Cuando la misma gente que lo está pasando fatal está apretando por lo mas básico. No es lo mismo crear un partido en epocas de bonanza que en extrema necesidad. No es lo mismo crearlo desde la calma de un estómago lleno y con todas las necesidades cubiertas que con la urgencia del momento. Creo que x unos cuantos no existiría y es una pena.
    Bueno no sigo … tengo que marchar . Muchísimas Gracias ! y me quedo:
    ” La gente puede hacer lo que quiera. El voto es libre, pero cuando el voto afecta a mi bolsillo, cuando mi vecino está haciendo impune a quien me roba, estoy en mi derecho de llamarle bobo y cómplice. Y en mi derecho de escribir lo que me salga del alma sin que nadie me diga que no puedo hacerlo”
    Salud

  4. (Un poco liado estos días, hasta el punto de no poder ni aportar nada. Mis disculpas.)

    Decir que también subrayo el párrafo de Cele con el que finaliza Lume.

    Y suscribo igualmente, este completo cuadro anlítico de “después de la batalla” de las elecciones andaluzas, descrito por Rosa María Artal: “Votantes con alma de bolero”, que os recomiendo:

    http://rosamariaartal.com/2015/03/25/votantes-con-alma-de-bolero/

    Siempre he sostenido la teoría de que en este puñetero país, se juega un partido en el que existen reglas de juego diferentes para cada contrincante. ¿Imaginan eso en un partido de fútbol? Si las normas que valen para machacar al contrario no son aplicables en igual medida a mi equipo, todo lo que ya digamos, está de sobra… Y así llevamos jugando desde la NO-RUPTURA que supuso la Transición. Hemos convivido con todo. Amalgamando franquismo con democracia. Juntando lo imposible, como el agua con el aceite. El “pedagógico” resultado es el lodazal en que mucha gente, más de la que quisiéramos, ha “normalizado” sin al parecer, indigestarse.

    Pues inserta Rosa en su artículo una confesión de Javier Valenzuela que no tiene desperdicio:
    “Ellos (los de siempre) juegan un partido de fútbol americano, nosotros un partido de tenis en campo inglés” -le apuntaba éste. Cuando nos dan una patada en la espinilla, llamamos al árbitro: “ Mire Vd lo que me ha hecho”. Y él se encoge de hombros. Ellos juegan en su campo y marcan las reglas. Lo que se disputa es un campeonato de fútbol americano, con zancadillas, puntapiés, y agarrando por el cuello; no tenis británico. Ignorarlo conduce a la derrota. (Aviso para Podemos).

    Salud, amigos.

    • No tienes que justificarte, amigo. Cada uno comenta cuando puede o quiere.
      Aunque es verdad que se te hecha de menos y que tus comentarios siempre son dignos de leer y releer.
      Salud

Los comentarios están cerrados.