Deseos

Desde la mitad de la última semana de mayo, tras la tempestad que se llevó los votos de los “B”, vengo escuchando a periolistos, analistos, tertulistos y demás fauna de esa que vive de dar opinión subjetiva sobre cosas que en la mayoría de las ocasiones desconoce, analizar los resultados electorales en modo interesado.

Escuchaba ayer a Lucía Echebarría en la Radio de Julia (que he decidido no volver a escuchar porque de 60 minutos casi 30 son de publicidad y no me compensan los 30 minutos de escuchar a interesados y listillos [lo siento por el profesor Delgado]). Esta señora que fue capaz de confundir Carmona, con Carmena durante varios minutos (debió de ser su subconsciente) analizaba los resultados en clave PSOE, diciendo que Manuela (a la que ella llamaba Carmona) había obtenido los votos de los votantes tradicionales del PSOE porque la ex-jueza ha estado ligada tradicionalmente a ese partido. Dudo mucho que la escritora votara a AhoraMadrid y como cada votante es un mundo, además, pues esa explicación, igual vale para cobrar el cheque a fin de mes en Onda Cero, pero dudo que sea un análisis serio y mucho menos certero.

Ayer también, escuchaba a Carles Francino, al comenzar su programa, ponerse en la piel de los votantes de PODEMOS y hacer un alegato sobre lo que queremos y sobre el fin último de nuestro voto. Y éste es otro del que también dudo, no sólo que haya votado al partido de Iglesias, sino que ni siquiera sea consciente de la realidad, que por ejemplo pone a compañeros suyos en huelga sin que se diga una sola palabra sobre ello. (Huelga debida a las condiciones laborales que el grupo de las PRISAs les está poniendo, para poder pagar los salarios multimillonarios de sus directivos y estrellas).

Hasta el propio Wyoming hacía ayer, con ese humor con el que tradicionalmente cuenta las noticias mejor que cualquier noticiario, un alegato sobre lo que deseamos los votantes de PODEMOS.

Dicho esto, no voy a caer en la tentación de explicar aquí qué pactos queremos los votantes de PODEMOS (incluido AhoraMadrid) sino qué pactos quiero yo, y algunos de los que yo conozco y me consta que han votado a esa formación.

De los votantes de AhoraMadrid que conozco los hay de tres tipos. Los que como yo, tradicionalmente hemos votado a IU (PCE, Equo, etc) con algún voto ocasional al PSOE (en el 82 y en el 2004), los que nunca o casi nunca habían votado (en muchos casos por sentirse anarquistas) y los que, efectivamente han votado tradicionalmente al PSOE.

A estos tres grupos nos une una sola cosa: el hartazgo de la corrupción, de la prepotencia, de las políticas antisociales, del oscurantismo político favorecedor de lobbys y multinacionales y de esa manera de hacer política sin el pueblo. Y por tanto, a estos tres grupos nos une la necesidad de eliminar de las instituciones, y como sea al partido en B, pero con la línea roja de no quitarlos para poner a otro que se comporte de igual manera. Vamos que no queremos que PODEMOS, AhoraMadrid o cualquier otro grupo de unidad popular, le de un cheque en blanco al PSOE con tal de echar al PP. Lo que hemos votado es cambio. Y el cambio no significa seguir como hasta ahora. Para ello hubiéramos votado al PSOE o a IU.

Evidentemente, en muchos de los lugares dónde el PP ha perdido la mayoría es el PSOE el que más votos ha tenido. Lo que no significa que tengamos que plegarnos a sus deseos. Quitar al PP si, pero no al precio de seguir, como en Andalucía, con el caciquismo, la prepotencia, el liberalismo y el voto cautivo. Para eso, que pacte el PP y el PSOE. Que el PSOE haya tenido más votos no significa mayoría ni que tengamos que hacer lo que quieran. Si yo tengo tres euros y otro 5 y necesitamos ocho para subir al autobús, ¿le darías a tus tres euros al otro sabiendo que se va a bajar en cuanto el autobús arranque?

Si yo formara parte del Consejo Ciudadano de PODEMOS, sometería cualquier acuerdo, por supuesto explicado con pelos y señales, a la votación de la militancia.

¿Esta explicación vale para todos los votantes de PODEMOS? Evidentemente no. Pero seguro que se acerca mucho más a la generalidad que todas esas idioteces de que si no pactamos con el PSOE, las urnas nos lo harán pagar. Las urnas nos harán pagar el comportamiento, la sensatez y el ejemplo, no que el PP pueda seguir gobernando. Que por otra parte si lo hacen minoría y el PSOE es verdad que ha cambiado, ambos podrán echar abajo todas aquellas propuestas contra la ciudadanía.

Y como el camino se demuestra andando, podría empezar por dejar de mentir sobre el TTIP, y sobre todo, dejar de votar a favor de este Caballo de Troya.

De todo lo dicho en la prensa, con lo único que me quedo es con la necesidad de que Pablo Iglesias modere el tono y sea más pausado. La prepotencia y la inmodestia (ir de “sobrao”) no gana adeptos.

Preparémonos para una nueva ráfaga de propaganda antiPODEMOS si finalmente no le damos un cheque en blanco al papanatas de la camisa blanca y el corazón liberal o a la Reinona Fontanera para que siga con sus políticas de mantenimiento del votante cautivo.

Anuncios

6 comentarios en “Deseos

  1. Pingback: Deseos | EL VIL METAL. | Scoop.it
  2. De acuerdo!!
    Mucha presión desde todas partes para que siga todo igual. Los generalistas de los dos bandos menospreciando de forma constante creando opinión de lo que hay que decidir y como y repitiendo como papagayos que no hay cultura de pacto.
    Quedé triste con los resultados y sigo triste. Creo q solo una minoría ha entendido lo que está pasando y otro grupo de gente que llevaba tiempo sin votar quiere ir a por todas. Echar a la iglesia y acabar con la monarquía.
    Es dificil dar gusto a todos. Unos piden dar caña otros piden un estilo Manuela que suele coincidir con los que votaron a ZP y percibo que el ataque ha sido tan fuerte y en tan poco tiempo que han tenido que aguantar demasiado.
    Deseos de que ese nuevo sentido común que estaba silenciado gane y que la fuerza nos acompañe. Sabemos q tienen miedo a nosotros pq éramos pocos y separados ahora hay una posibilidad real si no salimos tarifando.
    Salud

    • Como digo en el artículo, de las actitudes y del ejemplo depende la continuidad.
      Pactar para que todo siga igual sería un suicidio antes de empezar.
      Salud

  3. No es que haya que prepararse para una oleada de propaganda anti-Podemos si no damos el cheque en blanco a Ferraz o a San Telmo… es que no se oye una sóla vez a Susana -desde que empezara a tener “dificultades” para conseguir la investidura- en que no sintamos que esa propaganda está siendo ya un hecho.

    El resultado de las elecciones es tal (Beiras dice que ningún gallo puede decirse que despunte en tal corral), que cualquier toma de decisión a la hora de formar las corporaciones o Autonomías obliga a todos y cada uno a “retratarse”, con las consiguientes consecuencias.

    Dejo por si quereis leerlos un par de enlaces a dos artículos de Juan Tortosa de su columna en Público; buen periodista y gran conocedor de los entresijos andaluces:

    http://blogs.publico.es/juan-tortosa/2015/04/05/por-que-podemos-debe-votar-no-en-la-investidura-de-susana/
    http://blogs.publico.es/juan-tortosa/2015/05/08/no-me-llames-susana-llamame-andalucia/

    Salud.

Los comentarios están cerrados.