La comunicación nos hace siervos

El muerto en el entierro

La casa estaba en un silencio sepulcral. Un rayo de sol sesgaba la penumbra como un puñal. Solo el polvo bailaba en la luminosidad del espectro solar.

De pronto, la puerta de la casa dio paso a la algarabía. Las risas, los saltos, las voces elevadas de tono,… Un estado jovial en una familia sumida durante demasiado tiempo en la tristeza. El padre de familia, parado de larga duración, la madre, también parada de larga duración, contagiaban a la familia, carente de recursos necesarios para una vida digna, un estado de inquietud que trascendía a todos los instantes de sus vidas.

Hoy era un día especial. Ramón, el hijo mayor, volvía a España tras cinco largos años de exilio laboral en Australia. La familia olvida por unos instantes su penosas vidas y se llenaban de júbilo al recibir al hijo pródigo.

En pleno cenit jovial, suena el timbre de la casa. El padre abre la puerta y rápidamente su cara cambia. Se le borra la sonrisa. Un cabreo nacido de dentro de las entrañas le enrojece la cara. Se le hincha la Carótida y un sudor frío le recorre la calva.

Esperanza Aguirre había llegado a pedir el voto.

*****

Ganó Syriza. ¿Perdieron los griegos? Esa es la gran pregunta. Los griegos, por segunda vez han votado continuar en el Euro. En un país sumido en la miseria, dónde los salarios han caído el 50% y las pensiones van a ser recortadas drásticamente, en un país que ha sufrido enormes recortes en la sanidad y en la educación pública, en lugar de votar a Vaurofakis, el héroe de la negociación con la Troika, se decide por el continuismo de quién, dejando de lado su programa electoral, sus promesas y sus líneas rojas, no tuvo otra opción que aceptar el vasallaje hacia el amo alemán. Grecia vota a favor de seguir siendo una colonia económica de Alemania. Y no es difícil de entender. Los grandes capitales ya han salido del control griego. Ya están a buen recaudo en Suiza o las Islas Caimán. Las gentes que tienen unos cientos de euros en el banco, no quieren perderlos en un corralito al que les someterían el BCE y el Fondo Monetario Internacional en caso de abandonar la UE. Es comprensible que los pobres tengan miedo a perder los harapos, porque desnudo se pasa mucho más frio.

Ese es el juego ideológico y económico que pretenden hacerle a una posible República Catalana Independiente. Como todo lo demás, parece no funcionar (incluso cada vez que abren la boca, suben los adeptos a “junts pel si”) los bancos, con el Banco de España y el BCE a la cabeza, advierten del corralito catalán.

La desinformación es lo habitual en este mundo gobernado por el hijoputismo más indecente. Durante años, los países europeos establecieron el estado de bienestar para sus ciudadanos a base de expoliar a sus colonias africanas y americanas. Los Astados Unidos, además, montando conflictos armados a lo largo y ancho del globo terráqueo. Ahora, que los sudamericanos se han puesto firmes y que África es poco menos que un erial, el colonialismo sigue pero trasladado a los países más pobres de esta vieja Europa. El colonialismo ahora es económico. Alemania ha decido que la deuda de sus bancos es deuda pública de los países en cuestión y además de controlar los pagos, se queda con aquello que es negocio, como los aeropuertos griegos, en un país básicamente turístico.

Pero, en este mundo dónde la comunicación nos debiera hacer libres, resulta que la comunicación se utiliza para la desinformación, para el adoctrinamiento y para el infundio más falaz. Los medios de comunicación se empeñan en calificar a los países, organizaciones o personas como buenos o malos y a difundir esas calificaciones. Así Venezuela, un país donde se celebran elecciones supervisadas por organismos internacionales sin que éstos hayan puesto ni un sólo pero a su veracidad, es un país dictatorial igualado por un sinvergüenza como Isidoro, con ayuda de los medios afines como PRISA, nada más y nada menos a la sanguinaria dictadura del sátrapa Pinochet. Por el mismo método se difunde que la Justicia Venezolana está al servicio de Maduro. Claro que en España, dónde el Presidente del CGPJ y del TC tiene o ha tenido carnet del PP, dónde, magistrados que han trabajado para FAES y tienen vínculos más que probados con ese partido, van a juzgar el Caso Gürtel, la justicia es independiente (eso dicen los mismos voceros). ¿Que dirían y harían los demócratas de la ley Mordaza y sus medios si Pablo Iglesias se pusiera al frente de una manifestación en la que acabaran muriendo 43 personas arengados (o sin arengar) por éste?

La comunicación no nos hace libres porque todos los medios de comunicación masiva (TV y radio) pertenecen a los mismos, o a quienes tienen los mismos objetivos. La prensa libre sólo existe en internet y es minoritaria.

Y para colmo, la desvergüenza ha llegado a tal nivel que ya no se cortan ni disimulan. Ahora intentan adoctrinar a los niños con los libros de texto.

Todo se alinea hacia un lado o a otro. Al igual que nadie del Madrid, ve los goles en flagrante fuera de juego, al igual que los acérrimos de IU o del PSOE se creen que su formación va a cambiar, éstos se alinean en la sinrazón de pensar que si sale en la televisión, será verdad.

La guerra está perdida de antemano. Al menos, de momento.

Anuncios

5 comentarios en “La comunicación nos hace siervos

  1. Pingback: La comunicación nos hace siervos | La Tr...
  2. La Prensa, nacida como el Cuarto Poder, con la función de sacar a la luz aquello que algunos no quieren que se sepa –corrigiendo así las tropelías y los abusos-, sigue gozando en la actualidad de un enorme poder, pero sin duda desvirtuado de su papel originario. Lo que la convierte en un mero propagador de aquello que conviene a los auténticos poderes: las élites económicas, ante la que se pliega como el resto de instrumentos institucionales que nacieron para hacer funcionar una democracia.

    El control del relato de la realidad, al igual que todos los demás instrumentos -cada vez más concentrado y en menos manos-, es condición imprescindible para llevar a la gente a la aceptación de un camino trazado de antemano por quienes nos pastorean para que no se cuestione ni un pelo de sus intereses.
    De ese modo, quienes se oponen y osan rebelarse contra el status quo establecido, sean líderes o países que deciden ponerle coto y recuperar soberanía haciendo uso de resortes democráticos, son destruidos siguiendo procedimientos de manual. A veces, burdos y otras más sofisticados.

    Existe una prensa libre, como bien dices, y es a través de Internet. Teniendo en cuenta la brecha digital existente en nuestro país, que hace que cerca del ochenta por ciento de la gente se nutra para su información exclusivamente de los medios convencionales, explicaría buena parte de la pasiva actitud ante lo que vemos (o lo que no nos dejan ver) cada día.

    Con semejantes perejiles, dar lecciones libertad de expresión, de Justicia, y en definitiva de democracia a terceros, desde el esperpento que es la política nacional, raya entre el descarado cinismo de quien lo hace y la necedad de quien lo cree.

    Buen artículo, Cele.
    Salud.

    • Lo peor de todo, es que, cuando se lo echan en cara, como el otro día Carmena, se mosquean y entran en cóloera.
      La información OBJETIVA es casi imposible. Pero sería importante que se dejara claro cuando se pretende dar información y cuando opinión.
      Y por supuesto si se da una noticia y sólo se da voz a aquellos que corroboran la misma, evidentemente se está manipulando.
      Me llamó la atención que el otro día, en la SER, para ahincar en lo mal que lo está haciendo Carmena (según su información 100 días de inseguridad, desmentidos y desvarios (o algo así)) sólo se sacaran las críticas del Partido Popular.
      La indecencia se ha apoderado de los periodistas y el miedo a perder el salario, hace que ellos mismos sean más papistas que el papa. No les hace falta que nadie les llame desde un despacho.
      De hecho, los sábados a las 8 de la mañana en la SER está lo único independiente. Pero claro es sábado a las 8. Oímos la radio 3.

      Salud amigo.

      • Quien se sale del tiesto, del guión establecido (neoliberal, por supuesto) no pueden llegar a demostrar que hay políticas, opciones, caminos alternativos al trazado oficial. Sea el Ayuntamiento de Madrid con Carmena a la cabeza, o Colau en Barcelona. O Grecia. O Venezuela.

        No permiten la visualización de que SI QUE ES POSIBLE otro orden de cosas. Por tanto, silenciar lo evidente, magnificar lo absurdo y denostar hasta lo indecible a quienes lo intentan es parte de la colocación de palos en la rueda para hacerlos descarrilar.

        La Ser no es ajena al control de los medios. No es escandaloso ya a estas alturas. Sino constatable.

Los comentarios están cerrados.