Españistán. Una gran ciénaga de mierda.

¡Por fin se acabó el buenismo! Después de esa época empalagosa en la que parece imponerse el “tol mundo es bueno”, la caridad, las comidas de empresa con los gilipollas de tus compañeros a los que no aguantas y las cenas con los cuñados sabiondillos, inaguantables y listillos, se impone la cruda realidad. El mundo real.

Y evidentemente, una vez pasado el espejismo del bien, de la bondad y de la paz, la humanidad vuelve a ser lo que siempre ha sido: una epidemia para el medio ambiente, una cáncer para los demás seres humanos y una sociedad basada en el hijoputismo desilustrado en el que entre cuatro, controlan a cuatro mil millones.

Captura de pantalla 2016-01-11 a las 22.28.05

El sábado, 24 horas antes de que el Parlamento catalán se disolviera y se convocaran automáticamente nuevas elecciones, la CUP, ese partido que a pesar de su democracia y sus asambleas, la prensa paniaguada califica de antisistema, se mostró como el peor de los partidos prosistema, haciendo posible que el tipo que se subió el salario de alcalde un 18% en plena crisis o decidió poner candados a los cubos de basura para que los indigentes no pudieran rebuscar comida entre la basura en su localidad, fuera elegido Honorable President de la Generaitat de Catalunya. (Claro que también Pujol es Molt Honorable y se ha demostrado ser un renacuajo cincoporcientista que para si quisieran los mejores capos sicilianos). Que la CUP justifique la decisión para que en Catalunya sigan ejerciendo el desgobierno los que están acusados de saquear las haciendas, los que han hecho del recorte de los servicios públicos, en especial enseñanza y sanidad, el paradigma del liberalismo o los que han permitido más casos de brutalidad policial que en cualquier dictadura tercermundista, es decepcionante y muy, muy cabreante. Las personas deberían estar por encima de nacionalismos e de las ideas. Sin justicia social no hay democracia. Y querenos convencer a los que apostamos por que la autodeterminación tenga mecanismos rápidos y legales, o a los que les confiaron sus votos, de que la independencia es la panacea, es tomarnos por estúpidos y por retrasados intelectuales. Y eso que, al parecer, debe haber unos cuantos en Catalunya y en el resto del estado porque algunos se han autoconvencido de que a la mañana siguiente de la independencia, la pobreza, la injusticia, el robo, el expolio, el latrocinio y los recortes se habrán acabado y otros que se acabará el mundo y en España caerán las siete plagas bíblicas si los catalanes se independizan.

Unos y otros pueden meternos en un serio problema al resto. Y recordemos como se tomaron los “otros”, que también son fascistas, el ambicioso proyecto autonómico de los años treinta, excusa, entre otras, del golpe de estado del genocida enano eunuco.

No hay excusa que valga. El miedo a perder los escaños conseguidos de unos y otros es lo que ha llevado al acuerdo. Una vez más se demuestra que a los que se dicen representantes del pueblo, lo único que les importa es su propio cocido y el de los lobbys a los que realmente representan. Por otra parte, la política se ha demostrado como un malvado juego de mesa en el que los que juegan siempre ganan y los ciudadanos acaban pagando con la miseria. En clave nacional, el acuerdo abre la puerta a un gobierno de los otros fascistas intransigentes que eleve el nivel de pena de los que apostamos por el referéndum y el nivel de beligerancia entre los que se niegan a abordar un problema convirtiéndolo, como siempre, en una guerra que solo tiene solución bajo las armas.

Captura de pantalla 2016-01-11 a las 22.22.05

Por si no teníamos dosis suficiente de aterrizaje de bruces de la puñetera navidad, y para colmo, comienza la pantomima de un juicio en el que tenemos que ver como la fiscalía (que debe defender los intereses del estado y no el de los presuntos chorizos) se saca de la manga que hacienda no sólo no somos todos, sino que sólo somos los tontos que pagamos religiosamente nuestros impuestos. La hija del rey no puede ser una delincuente y cueste lo que cueste, el gobierno en funciones de los sobres, el mismo tresporciento, los mismos recortes y los mismos dilapidadores de lo que es de todos, pone todo su empeño en que salga sana y salva.

Sin justicia no hay democracia. Y por mucho que se empeñen en meternos hasta en ls sopa que la justicia es igual para todos, los hechos demuestran que La Pantoja se ha comido dos años de talego, mientras que el Molt Honorable, no sólo no sabe lo que es una celda sino que se pasea escoltado por policías que pagamos con nuestros impuestos. Los hechos demuestran que una madre desesperada que compra comida para sus hijos con una tarjeta de crédito ENCONTRADA, se come dos años de trena, mientras que el expresidente del FMI y sus amigos de Caja Madrid, siguen en la calle paseando libremente. Los hechos demuestran que la fiscalía es un órgano sin pizca de vergüenza que para defender a los chorizos de traje y corbata de seda, es capaz de decir que abuelos analfabetos eran plenamente conscientes de un producto tan enrevesado como las preferentes, mientras que la hija del rey, licenciada en económicas, no sabía lo que hacía cuando era titular de una de las empresas a las que su marido desviaba presuntamente los cuartos conseguidos a través de NOOS. Vergüenza, no, lo siguiente.

Captura de pantalla 2016-01-11 a las 22.18.35

Y para colmo, el rey, hijo de rey, que se proclama como soberano de todos los españoles, no tiene tiempo para recibir a la Presidenta del Parlament de Catalunya y le pide que le comunique el nombramiento del President, por carta. El afecto y el respeto del pueblo no se consigue por decreto ley, ni por la publicidad empalagosa de los periodistas prosistema. El respeto se gana con justicia, tolerancia y con el ejemplo. Y hasta ahora, su ejemplo es inmensamente más frustrante que el de su predecesor y eso que el listón estaba ya muy alto.

Si yo fuera uno de ellos y aunque nada más fuera por egoísmo tomaría nota del ejemplo Maria Antonieta que divisaba los inicios de revolución francesa desde la ventana con esa superioridad que creen tener los intocables, y decía no entender cuáles eran las quejas del pueblo y ante la explicación de uno de sus criados de que protestaban porque no tenían pan para comer pan, le espetó “pues que coman pasteles”. Maria Antonieta acabó con su cabeza separada por la guillotina. Y estos caraduras que se creen intocables, que exprimen al pueblo hasta dejarle sin sangre, tarde o temprano se encontrarán que lo que les niegan por las urnas y la democracia, se acaba cediendo con derramamiento de sangre.

Salud, república y más escuelas.

Anuncios

6 comentarios en “Españistán. Una gran ciénaga de mierda.

  1. Contundente. Como contundente es el relato de los hechos que constatas.
    Y lúcido. Como lo que estamos viviendo… y no todos ven con semejante nitidez.

    Salud y entendederas, amigo Cele.

  2. Una prueba fehaciente del país-pandereta en el que estamos la dio ayer la Abogada del Estado en el caso Noos diciendo que lo de que “Hacienda somos todos” no pasa de ser un eslogan publicitario que no se ajusta a derecho. Y sin despeinarse, oigan. Más que “coherencia” clasista, yo diría que es un desliz imperdonable porque constata lo evidente.

    Días pasados de asueto con familiares –cuñados incluidos- han permitido nuevamente vislumbrar el costoso daño que los “medios mayoritarios” causan a nuestro alrededor. Algo francamente preocupante y a cuya reflexión invito mediante la lectura de esta entrevista que descubrí ayer mismo a Natalie Fenton, activista y profesora de comunicación. No tiene desperdicio:

    http://ctxt.es/es/20151230/Politica/3518/internet-redes-sociales-información-Hacked-Off-Comunicación-Entrevistas.htm

    Si Cele, entendederas y salud para seguir en la brecha contra todo desanimo. Que buena falta hacen.

  3. Reblogueó esto en ELEMIGRANTE_y comentado:
    Traslado a este blog el post de Celemin en su siempre imprescindible espacio La Tronera de Celemin. No quito ni una coma. Solo añadir que esto no es más que un reflejo de la descomposición de un sistema, el del 78, que da sus últimos estertores, podrido de aluminosis en su prórroga tristemente se llevará por delante a los de siempre al pueblo más desfavorecido, hoy el 90%. Pero son esos estertores putrefactos. Si el nuevo mundo que viene es mejor o peor, como decía Sampedro, dependerá de nuestra reacción . Esa que aún hoy es insuficiente aunque ya bien notable y nada desdeñable. N nos desesperemos. SI SE PUEDE.

    Salud y Republica, y si, sin duda Celemin, más escuelas. Un pueblo formado siempre será más inmune a la manipulación de la que hoy, más que nuca , es objeto de una manera hasta humillante por momentos!

    • No se si es el último halo del sistema. Lo que se es que hay muchos, los de la casta que dice Iglesias, que no están por el cambio y que, como cantaba Julio Iglesias, quieren que la vida siga siendo igual.
      Como bien dices, de nosotros depende obviar las desinformacinoes, las maledicencias y los encantos de una prensa nada libre y llena de prejuicios, y encaminar la política hacia un mundo mejor. Y para ser mejor, necesitamos justicia social, igualdad de oportunidades y sobre todo mucha educación en la tolerancia.

      Salud

Los comentarios están cerrados.