Tercera Guerra Mundial

Ande yo caliente,…

Los bomberos llegaron cuando el tejado ya había sucumbido bajo la presión del fuego. Lo primero que se les ocurrió fue limar con la presión del agua una fila de adobes, que hiciera caer la pared y así poder apagar los rescoldos. Elias se interpuso y les dijo que no hacía falta. El pueblo entero estaba en vela trayendo y llevando calderos de agua y el pueblo entero apagaría el fuego ahora que ya no quedaba nada más que quemar. Por la mañana, apagado el fuego completamente, Elías rompió su carro desescombrando el taller. Mariano lloraba desconsolado. El fuego había quemado su vida y el futuro de su familia. Las gubias, los serruchos, los berbiquís, formones, escofinas, …, todo había desaparecido pasto de la llamas.

El pueblo entero puso vigas, mulos, carros, carretillas, puntas, tablas, y unos pocos miles de pesetas con los que en un mes, el taller estaba de nuevo en pie.

Habían pasado veinte años. Mariano ahora estaba montado en el dólar. El fuego acabó con las ruedas de carros y las herraduras de caballos. El nuevo taller era ahora una carpintería artesana. Un lugar reconocido en toda la comarca por sus excelentes trabajos de artesanía.

En el Ayuntamiento había gran alboroto. En un pueblo pequeño, dónde todo se decide en concejo abierto, siempre hay algarabía a la hora de tomar decisiones. La reunión convocada por Casimiro, el alcalde pedáneo, trataba sobre el nuevo uso que debía dársele a la antigua escuela. Fermín, el hijo de Elías, el que dejó su carro en el desescombro del taller de Mariano e impidió que los bomberos destrozaran una de las paredes del taller, quería convertirla en un negocio de carpintería de aluminio. Era un proyecto de envergadura ya que daría trabajo a diez de los muchachos del pueblo que no lo tenían, ni perspectivas de tenerlo. La propuesta, en principio saldría adelante. A todos les interesaba. ¿A todos? Mariano no quería competencia. Aunque él se dedicaba a la artesanía y ventanas no hacía, no quería competencia. Así que poco a poco la discusión fue subiendo de tono y Mariano primero puso en contra del proyecto a aquellos a los que daba trabajo de una u otra forma y después, a los que le debían dinero que eran unos cuantos.

El proyecto fue rechazado por un sólo voto.

El hijo de Elías y sus diez compañeros, tuvieron que emigrar. La vieja escuela se acabó hundiéndose y el pueblo, fue cada vez a menos.

*****

La tercera guerra mundial está en marcha y la vamos perdiendo. No es una guerra al uso. No es una guerra tradicional entre países. Los poderosos se han dado cuenta de que su único país es el mundo y su único dios el dinero. Es una guerra entre el fascismo y la individualidad y la humanidad que quiere justicia social, igualdad y servicios públicos.

Dinamarca, Suiza o Alemania embargan los bienes a los refugiados. Suecia, Holanda o Finlandia van a deportar a los que lleguen a esos países y no tengan calificación de exiliados. Suecia, además, el paradigma de la socialdemocracia, va a fletar aviones para deportar inmigrantes a Marruecos o Turquía. La Unión Europea acaba de un plumazo con la libre circulación de personas. Los hijos de la Gran Bretaña, van a negar derechos sociales a los que no tengan nacionalidad. El primer Ministro belga, dice que le importa una mierda si mueren mil o un millón de refugiados en el Mediterráneo. Desaparecen 10.000 niños que han llegado a Europa huyendo del hambre y la guerra. ¡10.000 niños! Todos presionan a Grecia para que se deshaga de las personas que acaban alcanzando sus costas huyendo de la guerra, la miseria y de una muerte segura. Siria está en guerra. Una guerra con una hambruna como no se producía desde la Segunda Guerra Mundial. Yemen es masacrado día si y día también por Arabia Saudí. En los Astados Unidos un demente, un disminuido intelectual, fascista, xenófobo y asqueroso como Donald Trump se presenta a las elecciones para sheriff del mundo con posibilidades de ganar. En Francia el Frente Nacional de otro fascista como Le Pen, ha estado a punto de ganar las elecciones. El individualismo, el egoísmo, el fascismo y la intolerancia queman el mundo como la pólvora. Da igual lo criminal que uno sea si se puede hacer negocio con él. Da igual si un gobierno no respeta los derechos humanos si nos puede producir pingües beneficios. Da igual las muertes que se produzcan si podemos comprar a buen precio petróleo, coltán, diamantes u oro. Todo da igual si les podemos vender armas a cascoporro.

Y en medio de esta vorágine fascista se masacra a todo aquel que se le ocurra siquiera intentar cambiar las cosas. Masacraron a los Griegos y Syriza acabó siendo un esperpento. Y ahora nos toca a nosotros.

La estrategia está clara. A pesar de lo que vaticinaba Antón Losada hace unas semanas en su artículo en el que daba por seguro el pacto PSOE-PODEMOS, no habrá pacto. Y no lo habrá porque nos tienen miedo. Hemos tocado poder por primera vez en las municipales y somos peligrosos, muy peligrosos. Pero no porque vayamos a vendernos a Venezuela o Iran (Mientras demonizan a PODEMOS por una presunta financiación de esos países, le vendemos decenas de millones de euros en armas a Venezuela e Irán, y a éste además le compramos petróleo a bajo precio). Somos peligrosos porque no damos el brazo a torcer y ponemos en peligro los negocios sucios, la corrupción y las instituciones corruptas. En Barcelona, Ada Colau ha acabado de un plumazo con el negocio alegal turístico de los de siempre. En Madrid, se descubren chanchullos como la nave construida en terreno municipal por la que el ayuntamiento debería percibir 128.000 euros al año y sin embargo le cuesta 41.800. Una nave alquilada pero sin uso. Se descubre que el expediente de limpieza es tan sumamente constrictivo que no sólo Madrid está sucio sin que se pueda hacer nada sino que además es casi imposible rescindir el contrato. Se descubre que la cesión de polideportivos es una verdadera aberración para las arcas municipales y un suculento negocio para las empresas adjudicatarias.

Por eso somos peligrosos y por eso no habrá pacto. ¿Qué pasaría si al final se descubren corruptelas cuyas ramificaciones llegaran a la Casa Real? ¿Que pasaría si se llegara al punto de controlar las instituciones hasta el punto de llegar a una separación real de poderes y acabaran sentados en el banquillo Felipe González, Aznar, Corcuera, Guerra, Trillo, Acebes, Rajoy, Cospedal, Santamaría o Zapatero? ¿Que pasaría si salieran a la luz los papeles que relacionan a Mister X de los Gal? ¿O las mentiras documentadas por las que fuimos a la guerra de Irak?

¿Que le pasaría al Grupo PRISA, al ABC, al Mundo o a la Razón, si el estado dejara de contribuir con la publicidad institucional? ¿Que pasaría si se le quitara la licencia de televisión a Mediaset por incumplir todos los días la programación en horario infantil?¿Que pasaría si se multara a los periodistas que mienten todos los días en los noticiarios como hace A3, Telemadrid o TVE?

Podemos es un peligro real para este sistema corrompido. Podemos es un peligro real para una UE que hace tiempo que dejó de ser un ideal de justicia social e igualdad y se ha convertido en la Europa de mercaderes y en el IV Reich alemán.

No habrá pacto porque si hay nuevas elecciones Rajoy y su banda seguirán controlando esta ciénaga al menos durante diez meses más. Y como en el futbol, el patadón es importante porque aleja el balón del área e impide la posibilidad de gol.

Nos adentramos, de nuevo, en un futuro incierto en el que el que primero se canse y desactive su voto, será el perdedor. Tal vez no consigamos cambiar nada, pero si no luchamos ya estamos perdidos.

Anuncios

13 comentarios en “Tercera Guerra Mundial

  1. Sobresaliente!!. Solo una sorpresa podrá evitar el adelanto electoral. Los trileros unidos de soe que asimilaron lo del amor eterno a banqueros y hacen piña con trileros históricos para que Podemos no despeje esa X que resolvería la ecuación de la cuadruple estafa política, económica, social y territorial que fue la primera transición.

  2. Luchemos para que no se desactive el voto y si x un milagro no hubiera elecciones pongamonos de acuerdo x lo menos en la ley 25 y en cambiar esa injusta ley electoral.
    Agradecidisima a ti Cele y todos los que poneis luz donde sólo hay oscuridad.
    Buen día.

    • A vosotros. Estoy en una época mala en la que me cuesta sacar a flote lo que siento. Si no fuera por vostros, ni lo intentaría.
      Gracias, de verdad.

  3. Pingback: Tercera Guerra Mundial | EL VIL METAL. | Scoop...
  4. Bon dia
    Ese miedo a Podemos que expresas, lo he comprobado en la tertulia a la que asisto casi todos los sábados.
    Es presencial y somos gente diversa, de más de 40 años, y de todos los niveles.
    Esta ultima salio el tema del que hablas, los pactos, y me dio la sensación de que todos se “alimentan”, de la información de los opinadores a sueldo, de las teles.
    Me dio vergüenza ajena, de verdad
    Había una que dijo, que no pensaba que “Manos Limpias” fueran fascistas.
    Me hubiera gustado disponer de tu texto para que lo pudieran leer, pero me da que para algunos tiene demasiadas “letras”.
    Pasa/pasemos un buen día

    • jajaja… Amigo río por no llorar, porque lo de las letras es evidente. Algunos sólo ven lo que las teles les ponen para adoctrinar.

      Salut.

  5. Son algo más que “algunos”, Cele. Demasiados, quizás. El analfabetismo estructural sigue siendo enorme en nuestro país y una herramienta fomentada por el stablisment de forma secular. Nada guarda mejos sus intereses que el control de las cabezas. La losa es pesada. Y avanzar con esa mochila pesa lo indecible.

    ¡Ay… los entornos! Esos comentarios que oímos y que chirrian nuestros oídos concienciados y que provocan, como dice Rafel, vergüenza ajena a fuerza de ver a tanta gente a nuestro alrededor repetir lo que los “lorocutores” siembran oportunamente. ¡Y para qué hablar de las formas en las que se cae en las discusiones…!

    Aunque para vergüenza ajena la de tantos que están siendo desenmascarados cada día. El patetismo de sus formas de actuar es el mejor indicativo del miedo que les corroe. El pánico es evidente. Y es que desde el 15-M se han quedado desnudos. A la intemperie. El gran teatro sobre el que nos hemos estado moviendo era todo de cartón-piedra. La irrupción de la gente de a pie en las Instituciones les ha dejado finalmente descolocados.
    Y eso, a pesar de nadar a contracorriente de una poderosa batería mediática que hace de muro de contención ante todo cuanto pueda desestabilizar el entramado de poder existente.

    Somos un peligro para un sistema que se ha vuelto peligroso y criminal para la gente de a pie, para la mayoría -y no digamos para el entramado de poder europeo-, porque nada altera más a un prestidigitador que alguien revele ante su público el truco o le señale las cartas marcadas.

    El panorama exterior (si es que hay algo lejano o exterior en estos tiempos), desolador.
    La guerra, como no podía ser de otro modo, es silenciosa a fuer de ser mediáticamente silenciada.

    Salud, y ánimos.

    El agua, en su persistencia, horada la roca más dura. Y busca resquicios, grietas por donde fluir, a pesar de su contención.

    • Amigo, hoy se hace mucho más necesaria desenmascarar toda esta basura. Una vez que Sanchez Castejón ha desvelado sus cartas, que no son otras que las de siempre (nunca aprenden nada o no quieren aprender porque se juegan su sillón inmediato), los paniaguados que desinforman y adoctrinan han empezado a buscar culpables de unas nuevas elecciones a las que nos abocamos irremedablemente. Y todos sabemos sobre quién han colocado la diana.
      Salud amigo y constancia, mucha constancia

  6. Pingback: Episodio 2. La Batalla de lo Público | La Tronera de Celemín

Los comentarios están cerrados.